Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   A pide de calle  

Otro juguete... roto

Paco Milla
Paco Milla
domingo, 16 de abril de 2006, 01:58 h (CET)
"Jesús Rollán murió tras caer desde una terraza del balneario de La Garriga, donde se encontraba ingresado a causa de una depresión". La noticia nos pilló a contrapié a casi todos, salvo a su entorno, que según parece contemplaba esa posibilidad o “salida”, incluso al Comité Olímpico Español, que pagaba en esos momentos su internamiento, cosa de la que me alegro. ¡Ya iba siendo hora de que los deportistas contaran “algo” aun después de aportar medallas a este país.

Una vez más se demuestra que mientras se viven los años de la juventud, sumidos o sumergidos en el deporte (y peor si es de alto nivel), todo es positivo y feliz, pero cuando llega la hora de la salida, es realmente muy difícil. Es como un policía al que le quitas de forma inmediata la pistola y el uniforme y lo mandas a ”buscarse la vida”.

Jesús, es ya uno más, ”un juguete roto... más” de los muchos que sabemos existen. Quien durante su carrera fue “el espíritu” del vestuario, quien animaba, quien hacía piña, quien estaba en los triunfos y sobre todo en las derrotas, el motivador nato, el que tiraba de todos hacia arriba... se lanzó hacia abajo, hacia el asfalto.

Por una vez y sabiendo lo que le esperaba, emprendió la dirección contraria a la que había seguido en su vida deportiva. Cuando estás obligado a empezar de cero, tu mujer te abandona, no ves a tus hijos, la cuesta debe ser imposible de subir y así parece que le ocurrió a él.

Media hora escasa compartí su vida, tomando una copa, junto a un árbitro de fútbol, ahora muy “mejutado” a nivel mundial, pero dado que estábamos en un grupo de 40 ni nos escuchábamos, ni lo contrario. Es por eso que debo decir que solo le conocí por la tele.

En los escasísimos minutos compartidos me dio por llamarle “pato” por aquello de que me resultaba imposible que algún humano pudiera moverse en el agua con aquella soltura y llegar a tiros imposibles de parar, pero él lo hacia (conviene no olvidar que los porteros en waterpolo no tocan el suelo con los pies).

Seguramente tras una noticia como esta, algún profesional de las letras tendrá mucho que decir... ¡pero yo por desgracia no lo soy!. Es por eso que solo me quedan unas palabras para acabar este artículo:

Jesús, campeón: que no te juzgamos, chaval. Llévate nuestro respeto y nuestro cariño, seamos o no aficionados al waterpolo. Gloria fuiste y en ello te convertirás. Ciao “pato”, que tengas un viaje bonito y que los dioses que te encuentres por allí te destinen a una piscina en la que hagas pie... no, no, déjate, te fastidias y sigues impulsándote desde la nada, desde el vacío, pero hacia arriba... siempre.

Noticias relacionadas

El Gobierno se humilla ante el chantaje del separatismo catalán

“ Un apaciguador es alguien que espera que el cocodrilo se coma a alguien antes que a él” Wiston Churchill

Todos ellos dicen NO al Especismo

A algunos ciudadanos en China: Perros y Gatos también aman sus vidas

Andalucía, una ocasión para la izquierda

​​El ministro de Agricultura, Luis Planas, fue el orador invitado por la Agencia de Noticias Europa Press en su último Desayuno Informativo

Observaciones singulares

No basta con hablar de encuentros, es necesaria una mayor discriminación de los contendios tratados

Mantenerse en sus trece

Es triste contemplar la terquedad y cabezonería de los políticos y su incapacidad de dialogar ni de buscar puntos de encuentro
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris