Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Los leones y los días   -   Sección:   Opinión

Las riendas italianas pasan al centro izquierda

Sergio González

viernes, 14 de abril de 2006, 20:18 h (CET)
Los comicios electorales celebrados en el país transalpino dieron un resultado mucho más justo del que a priori presentaban los sondeos de opinión realizados desde hace algún que otro tiempo. La maltrecha reforma electoral diseñada por el primer ministro saliente y magnate comunicativo, Silvio Berlusconi, con el fin de asegurar su permanencia en el poder no tuvo el efecto previsto sino, más bien, todo lo contrario. De esta manera, los resultados fueron favorables para la coalición de centro-izquierda que ya apuntaba un rotundo éxito cuando hace varios meses logró una considerable victoria en los comicios regionales y locales sobre el conglomerado conservador.

Una vez que se cerraron los colegios electorales, tras dos días de depósito de votos, llegó la hora de recontar papeletas que fueron confirmando la victoria del grupo progresista, si bien en el Senado habría que esperar hasta última hora con más de un nervioso de por medio. En la Cámara de diputados las poco más de siete décimas que obtuvo La Unión de Romano Prodi sobre La Casa de las Libertades le valdrá para alcanzar los 348 escaños mínimos adjudicados al partido gobernante, mientras que el perdedor sólo obtendría 281 asientos, diferencia más que abultada en correspondencia con el porcentaje de voto. Por el contrario, la derechista Forza Italia junto con la anteriormente fascista Alianza Nacional del ex Ministro de Exteriores, Gianfranco Fini, y la federalista Liga Norte del xenófobo Umberto Bossi se situó por delante en el total de papeletas con un 50% de los votos frente al 49% de los sufragios de la coalición conformada por comunistas, socialistas, católicos y antiguos radicales de izquierdas, aunque, por la nueva ley electoral se van a adjudicar 158 senadores por los 156 logrados por los representantes de la derecha.

Nada más conocerse los resultados finales, el ex presidente de la Comisión Europea y también ex primer ministro italiano, Romano Prodi, se mostró eufórico por haber derrotado no sólo a un jefe de gobierno sino a toda la parafernalia mediática que lleva rodeando al dueño de Mediaset desde hace más de una década. Entre las primeras medidas que quiere poner en marcha destacan la retirada de las tropas de Irak, reducir los impuestos sobre las rentas del trabajo, conceder ayudas a los desempleados, investigar la energía nuclear sin necesidad de poner en marcha centrales y reconocer los derechos de los homosexuales para formalizar su relación sin emplear el término matrimonio ni concederle algunos derechos como el de adopción.

Si de procesos electorales se trata, el pasado fin de semana se celebró la primera vuelta de los comicios presidenciales de Perú, en los que concurrían tres candidatos con posibilidades reales de alcanzar la segunda vuelta. En primer lugar el nacionalista y ex militar, Ollanta Humala, quien se consolidaba como primero en las encuestas previas. En segundo término la representante de la conservadora clase empresarial además de apoyos simbólicos como los de los escritores Álvaro y Mario Vargas Llosa. Por último, el ex presidente del Estado entre 1985 y 1990 y cabeza visible de la formación socialdemócrata APRA. El éxito cosechado por el dirigente militar fue mayúsculo en cuanto a que su partido, Unión por el Perú, ha cosechado cerca del 31 por ciento de los votos, cifra muy superior a la de sus adversarios. Por el contrario, los otros dos candidatos pugnan por una segunda plaza que le lleve a disputar el palacio presidencial de Lima. El 24 por ciento de las papeletas depositadas en las urnas a favor del ex presidente García frente al 23 por ciento de su rival sólo hacen apuntar un rotundo fracaso de las familias apoderadas que ven como sus fortunas pueden irse por la borda cuando se produzca la salida del poder del actual jefe de Estado, Alejandro Toledo.

En la segunda vuelta de los comicios es más que previsible que los aspirantes minoritarios se unan en favor de una estabilidad que requiere uno de los países más provechosos de la zona al tiempo de ser un estado con un considerable nivel de desarrollo y estabilidad económica. No obstante el antiguo estudiante de Derecho de la Sorbona y Ciencias Políticas en la Universidad Católica de Perú tiene todas las opciones en su mano para poder afianzarse como dirigente de una nueva clase social que mezcla militarismo y pasión por el comunismo de Mao o el Che Guevara, que tiene como máximos exponentes a Hugo Chávez y Fidel Castro.

Los cambios en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero han consolidado la tendencia a “izquierdizar” un gabinete que tenía al ministro de Defensa, José Bono, como su principal contrapeso conservador. Los relevos se han hecho de una manera inesperada y con poca profundidad puesto que sólo han afectado a tres carteras. La primera ´rotación´ se ha dado en el Ministerio de Interior del que sale el juez progresista y amigo personal de Zapatero, José Antonio Alonso, y entra en él un ex ministro de Educación y Presidencia en la última etapa de Felipe González y actual portavoz parlamentario del grupo socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba. La segunda se da en el palco considerado más españolista de todos, el Ministerio de Defensa, del que se retira el ex presidente de Castilla-La Mancha, José Bono, para dejar paso al propio Alonso. Por último, el cambio de menor importancia política, pero de gran trascendencia social es el que se ha dado en Educación, donde su titular y mano derecha de Gregorio Peces-Barba en la Universidad Carlos III, María Jesús San Segundo, abandonó el cargo un día después de aprobar la Ley Orgánica de Educación (LOE) para dejar su puesto a la Catedrática de Historia y sobrina del ex presidente Leopoldo Calvo-Sotelo, Mercedes Cabrera Calvo-Sotelo, quien ya fue una de las apuestas de la prensa para desempeñar el cargo en 2004. En el seno parlamentario de los propios socialistas también han devenido cambios considerables ya que el nuevo ministro de Interior ha sido sustituido en sus funciones de portavoz parlamentario por el miembro de la Ejecutiva Federal del PSOE y antiguo líder de Nueva Izquierda, Diego López Garrido, quien a su vez deja el puesto de secretario general del grupo en el Congreso al diputado por Palencia, Julio Villarrubia.

Las reacciones a estas pequeñas modificaciones no se hicieron de rogar, aunque en diversas direcciones. Las de la mayor parte del arco parlamentario fueron de unánime aprobación por haber quitado de su puesto a un posible escollo en las negociaciones con ETA, como es el caso de Bono. Por contra, desde el Partido Popular no se tardó más de cinco minutos en reprender al propio Zapatero por haber eliminado a una voz disidente dentro de su Gobierno, olvidándose de las críticas hechas al titular de Defensa por sus diligencias en el asunto del YAK-42, además de acusar al nuevo ministro de Interior, Rubalcaba, de estar detrás de lo que ocurrió el 13 de marzo de 2004 y apoyar la corrupción y el GAL presente en la quiebra del Ejecutivo del propio Felipe González.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris