Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Entre dos domingos

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
sábado, 8 de abril de 2006, 21:06 h (CET)
Los cristianos de todo el mundo celebramos los acontecimientos más importantes de nuestra fe entre dos domingos: El de Ramos y el de Pascua. Es la Semana Santa por excelencia, en la que se actualiza la pasión, muerte y resurrección de Jesús.

Un llamativo contraste se da entre estos dos domingos. En el de Ramos, quizás por costumbre o tradición; por ser el inicio de la Semana Santa, por carencia de formación litúrgica ; o por el reclamo y difusión de las palmas y ramos, bendecidos en las misas; el hecho es, que tal día –como se puede comprobar –las iglesias están abarrotadas a más no poder. Nada que objetar a tal participación de fieles en este día.

Lo que no es correcto, ni siquiera coherente, es que, a los ocho días justos, que se celebra el Domingo de Pascua – (la fiesta de las fiestas , la fiesta más solemne e importante del calendario para los cristianos)- las iglesias no se vean tan concurridas. Ninguna celebración tendría sentido, si Cristo no hubiese resucitado de entre los muertos, que eso es precisamente la Pascua. Si algún día del año no se debería faltar a la eucaristía –esté cada uno donde esté- ese día debería ser el domingo de Resurrección.

Quede claro, pues, el deseo de la Iglesia: Domingo de Ramos sí ; pero Domingo de Pascua, inexcusable para un cristiano bien formado e instruido.

Noticias relacionadas

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris