Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Momento de reflexión   -   Sección:   Opinión

Libertad de conciencia

Octavi Pereña
Octavi Pereña
miércoles, 5 de abril de 2006, 22:20 h (CET)
El profeta Zacarías escribe: "Porque así ha dicho el Señor de los ejércitos:…porque el que os toca, toca la niña de su ojo" (2:8). Las caricaturas de Mahoma han despertado las iras de sus fieles incitados por los imanes radicales. La actitud de los islámicos intransigentes en querer condenar a muerte a Abdul Rahan por haberse convertido al cristianismo es mucho más ofensiva a Dios que unas viñetas periodísticas porque su propósito de hacer daño a un cristiano es lo mismo que si le introdujesen el dedo en el ojo de Dios, lo cual es muy doloroso. Esta expresión del profeta Zacarías es indicativa del dolor que siente Dios cuando se maltrata a uno de sus hijos.

No nos debe extrañar que hechos parecidos se produzcan con cierta frecuencia en países islámicos y que de vez en cuando salten a las primeras páginas de los informativos. Jesús ya nos lo ha advertido: "Acordaos de la palabra que os he dicho: El siervo no es mayor que su señor. Sí a mi me han perseguido, también a vosotros os perseguirán" (Juan,15:20). Otros textos anticipan que los cristianos serán perseguidos por causa del nombre de Jesús. También se encuentran un buen número de referencias tanto en el Antiguo como en el Nuevo testamento de que los hijos de Dios se les persigue. En este sentido no nos coge por sorpresa lo que le ocurre a Abdul Rahman, en Afganistán. Ahora bien, el atentado contra la libertad religiosa que se da en este país asiático con un 99% de población musulmana, a la vez es una violación de la propia Constitución que establece "que deben respetarse los tratados internacionales que se han ratificado". No debe olvidarse que el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos consagra la libertad religiosa. El Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas prohibe que se impongan castigos físicos o sanciones penales para obligar a creyentes a adherirse a una determinada religión.

La delicada situación en que se encuentra Abdul Rahan ha movido al presidente Bush a decir que Washington espera que las autoridades afganas "honren el principio universal de libertad". Por su parte, el ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier ha declarado que Alemania y la Unión Europea "no pueden aceptar que un tribunal en Kabul se plantee condenar a muerte a un afgano convertido al cristianismo". El diplomático alemán espera que la sentencia "no sea la de pena de muerte".

The New York Times , en su editorial del 23-03-06 dice: "¿Qué piensan los Estados Unidos apoyando el gobierno de Afganistán si no tiene el propósito de respetar los derechos humanos básicos?" Refiriéndose a las palabras pronunciadas por el presidente Bush de que el caso del señor Rahman es "muy preocupante", el editorial citado sigue diciendo: "De hecho, el caso es más que muy preocupante, es bárbaro, y estaríamos muy contentos de que fuese realidad lo que el Sr. Bush prometió ayer de hacer presión para que se dé libertad religiosa en Afganistán…¿Es posible que Afganistán vuelva a lapidar hasta la muerte a las mujeres por cometer adulterio? Los Estados Unidos, Gran Bretaña y los otros países que ayudan al gobierno afgano deberían mirar con firmeza a sus instituciones legales. Los musulmanes también harían bien de condenarlas con valentía, quienes continúan manteniendo secuestradas por la intolerancia las enseñanzas del Islam hacen mucho daño a su religión".

En el momento de escribir el borrador de este artículo da la impresión que el ministerio de Defensa español presidido por el señor Bono, desvía la mirada del asunto. Hemos de recordar al señor Bono que España ha desplegado en Afganistán un contingente militar que costeamos todos los españoles con nuestros impuestos y que es un precio muy elevado pagar con vidas humanas españolas proteger a un gobierno que menosprecia un derecho humano básico como lo es la libertad d conciencia. Dicha libertad la garantiza nuestra Constitución vigente. ¿Qué intereses económicos se esconden detrás de la protección que se le brinda a un gobierno que de una manera tan descarada ataca el principio básico de una estado de derecho?

El editorial de The New York Times concluye así: "Parece ser que se está tramando declarar al Sr. Rahman mentalmente incompetente como una manera de evitar el problema. Esto sería una estratagema frívola porque la ley seguiría estando en los libros. Afganistán no es el único aliado americano que aplica crueles leyes religiosas. Pero es un país que ha sido liberado de los talibanes por las tropas americanas y que su paz vacilante la mantienen dichas tropas. Si Afganistán desea volver a los días de los talibanes lo puede hacer sin la ayuda de Estados Unidos.". Ni la de España.

Noticias relacionadas

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo

Sánchez a tumba abierta intentando darle el vuelco a España

La influencia de Pablo Iglesias y la necesidad de dar apoyo a los soberanistas, le impulsan a entrar a saco con el modelo de Estado de España

Celestina o “el Tinder” prerrenacentista

Una remozada “Celestina” resucita en la magnífica adaptación de la productora Un Pingüino

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris