Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   A bocajarro   -   Sección:  

Vuelta a las andadas

Antonio Valimaña
Redacción
miércoles, 5 de abril de 2006, 22:23 h (CET)
El fútbol vuelve a palpar de lleno una de las mayores lacras. La violencia ha vuelto a hacer acto de presencia en un deporte que no termina de zafarse de este peligroso enemigo. Sevilla y Vitoria fueron los escenarios de unos tristes acontecimientos que empañan la imagen de cordialidad y armonía que deben reinar en el mismo. El fútbol y el deporte en general tienen que estar reñidos con la violencia. El sino debe ser otro distinto.

Complejos derbis
La rivalidad y la tensión palpable en un encuentro de fútbol se multiplican cuando en el citado acontecimiento se desafían dos clubes de la misma ciudad o de la misma región. Aspectos del territorio. Sea como fuere, Sevilla y Vitoria fueron los lugares donde los eventos se desarrollaron de una manera un tanto conflictiva. Bien es cierto que en la capital hispalense, Betis y Sevilla representan una rivalidad llevada al límite, aspecto que en ciertas ocasiones propicia los desagradables incidentes acaecidos el pasado domingo en el estadio Manuel Ruiz de Lopera. En Vitoria, fueron hinchas de Alavés y Athletic de Bilbao los que se enzarzaron en una insulsa contienda en el interior de Mendizorroza. Lamentable. Sin palabras. Eso no es fútbol.

No volver al pasado
Este clima de agresividad debe ser tajantemente eliminado. El fútbol no debe ser el escondite de aquellos que buscan exteriorizar sus fracasos de una forma impropia de un ser civilizado. Eso implica no entrar en conflictos. Por cierto, las bengalas, esos elementos que estaban prohibidos en los estadios de fútbol, han vuelto a aparecer. Al parecer el pasado se olvida muy pronto, que la desmoralización no era tal. Heysel ha quedado en la memoria y en el olvido, pues de lo contrario nada de lo que está sucediendo se volvería a repetir. Razón, cordura y templanza se antojan como medicinas para eliminar el efecto negativo. Esperemos que todo se pueda conseguir. Eso sí, tiempo al tiempo.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris