Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El arte de la guerra   -   Sección:   Opinión

A espaldas de la voluntad general ¿de quién?

Santi Benítez
Santi Benítez
miércoles, 5 de abril de 2006, 22:20 h (CET)
“A espaldas de la voluntad general”. No me digan que la frase no es buena. Denota sigilo, contubernio, conjura, engaño. Y al mismo tiempo da a entender que se hace algo en contra de lo que quiere la mayoría, sorroballando la democracia, haciendo chufla de los deseos de todos, falseando los mecanismos ciertos y normales de decisión democrática. Ciertamente es muy buena frase. Sino fuera porque se escribió en relación a la aprobación parlamentaria del texto del Estatut catalán. Y teniendo en cuenta que su recorrido ha sido la aprobación por parte del Parlamento catalán, su discusión en el Parlamento nacional con la consiguiente rectificación del texto mediante las enmiendas pertinentes, que el Constitucional ha dicho que de inconstitucional no tiene nada, que ahora pasará al Senado para su ratificación, y de ahí de nuevo al Parlamento catalán para que apruebe el texto, y que terminará en un referéndum en el que los catalanes dirán si les gusta o no, la pregunta que se impone es: A espaldas de la voluntad general ¿De quién?

Pues de quien único lleva arrogándose ser la representación del deseo de la mayoría, sin serlo, desde que está en la oposición, claro.

Cuando leí el artículo en cuestión, en el que se usaba tan buena frase, tuve que hacer un esfuerzo para salir de la ensoñación de que estaba leyendo un antiguo artículo de “El alcázar”. Tenía de todo, conjura judeo-catalano-masónica, referencias a la tauromaquia ensalzando la figura del caudillo-torero (Rajoy) y consignas sobre la cobardía del enemigo patrio, y rojo, como era de esperar.

Lo que más perplejo me dejó fue la insinuación de que se había conspirado para que la votación parlamentaria coincidiera con el encarcelamiento de Otegui y con la operación malaya de detención de los responsables del entramado marvellí. Y digo que me dejó perplejo porque no sé si la autora del artículo estaba diciendo que si el PP estuviera en el poder la justicia y la policía habrían pospuesto sus actuaciones para no molestar, o porque pensaba que el normal funcionamiento democrático de las instituciones fue emborronado por la actualidad. Digo yo que esto último no sería, porque la mayoría lo que si tenemos claro es que Parlamento no es un plató de Salsa Rosa.

Pongámonos serios por un momento. Hagamos un ejercicio de análisis de lo que es la derecha española. Es evidente, y el artículo es la muestra más palpable, que sus formas no cambian a lo largo de la historia, historieta en su caso, siguen exprimiendo un populismo patriotero que tan buenos resultados les daba – cuando el ejército se cuidaba de que nadie les tosiera. Eso sí, con adaptaciones a la americana, que es el espejo en el que se miran. Por desgracia, para ellos, por mucho populismo que le echen, los españoles tienen fresquitos en la memoria los ocho años de gobierno “populista”, y desde luego los ciudadanos de este país no son, afortunadamente, estadounidenses. Y mucho menos desean tener un 40% de la población sin ningún tipo de cobertura social, ni quieren volver a ver como se defenestra, otra vez, la sanidad y educación pública. Desaguisado que nos va a costar a todos los españoles doce años de inversión presupuestaria para que se parezca a lo que era.

Y esto me lleva a lo verdaderamente importante, bajo mi punto de vista. Mucho arrogarse ser la representación de la mayoría, mucho artículo taurino, pero... ¿Cuál es el proyecto del PP? ¿Cuál es su programa? ¿Cuáles son sus líneas en cuanto a sanidad y educación pública? Ah, no, que esto si lo sabemos; favorecer a la privada en detrimento de la pública con dinero de nuestros impuestos. Bueno, pues en cuanto a vivienda. Ah, no, que esto también lo sabemos; abaratar el suelo para que se construya más, con menos control y a los mismos precios astronómicos. Entonces, ¿Cuáles son sus líneas en cuanto a empleo, derechos laborales e inmigración? Ah, no, que esto también lo sabemos; que se trajeron a Sarkozy a su convención, ese que llamó basura a los inmigrantes – aunque sean de tercera generación y por lo tanto ciudadanos de pleno derecho – y que es del mismo partido que Villepin, él que quiere a los jóvenes franceses trabajando de esclavos. Preguntémonos entonces por sus ideas en cuanto a la tercera edad. Ah, no, que la Merkel pertenece al mismo grupo del Parlamento Europeo y quiere subir la edad de jubilación de los sesenta y cinco a los sesenta y siete años.

Pues mira tu por donde me da la impresión de que “la voluntad general” no coincide con todo este excremento programático.

Yo lo que sospecho es que tanto artículo sobre la tauromaquia, tanto berreo, tanta recogida de firmas de superhéroes de Márvel que no sirven para nada, tiene un objetivo claro, no tener que hablar del desaguisado que quieren hacer en el coso español. Y eso que, según ellos, son más españolistas que Manolo Escobar. Ya lo dice el dicho, “Ay, España, España, con amigos como estos ¿A quién le hacen falta enemigos?”.

Buenas noches, y buena suerte...

Suena de fondo “La Ramona”, de Esteso.

Noticias relacionadas

Verdades que no podían contarse

La historia aparece llena de metepatas y renuncios, y allí está Villarejo para grabarla

Más medidas contra la violencia de género

Que en un par de días haya cuatro asesinatos por violencia machista indica que se debe proteger más a las mujeres y a los menores

Un PSOE perplejo al ser combatido con sus mismas armas

“Mateo 7:2 -Porque con el juicio con que juzguéis, seréis juzgados; y con la medida con que midáis, se os medirá”. (Santa Biblia)

Hacerse mayor

Soy partidario de que cuando nos refiramos a las personas longevas no se le denominen viejas

Plagios y titulitis

Un autor es reconocido con un premio literario por el que verá editado su libro, hete aquí que el título coincide con un verso de otra poeta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris