Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Conciliación sí pero para todas

Pilar Pérez (Pamplona)
Redacción
sábado, 1 de abril de 2006, 21:58 h (CET)
La conciliación y la igualdad plena son objeto de estudio estos días en nuestra comunidad. Sin embargo, poco o nada de tiempo, se está dedicando al binomio que posibilite conciliar Familia y Hogar, aunque sean muchas las mujeres y muchas las madres y muchas las familias que lo desean y lo prefieren. No todos ni todas pensamos, como recogen algunos medios, que se deba llamar "cargas familiares" a un trabajo que, como cualquier otro que se haga con profesionalidad, respeto y pensando en el bien común, tiene un inmenso valor y resulta totalmente necesario.

Parece que este asunto empieza a ser reinvindicado por una sociedad que conoce su importancia y su necesidad. Si hablamos de la conciliación sólo en un sentido, como trabajo fuera de casa, estamos estableciendo una especie de dogma de fe, estamos imponiendo un modelo de vida muy concreto y limitado.

La mal entendida igualdad no debe convertirse en una imposición; no podemos negar la libertad, que tienen todas las mujeres, de decidir cómo quieren realizarse, qué tipo de vida personal, familiar y laboral desean elegir. El trasnochado feminismo, que agoniza por momentos, ha hecho de la huida de la familia su bandera y ése ha sido su principal error.

Nadie puede ya sostener que el trabajo de millones de mujeres en su hogar no es un verdadero trabajo y que además ahorra al estado un sinfín de dinero por no hablar de los claros beneficios que recaen sobre los más necesitados: niños, ancianos, dependientes o minusválidos.

Hay muchas, muchísimas mujeres cuyo sueño no es compartir las horas de plumero o de fregona con su pareja, es un sueño mucho más ambicioso: dar a los seres que aman, sus mejores años, sus mejores esfuerzos y sus mejores conocimientos. ¿Por qué no empezamos a ser justos y les devolvemos lo que aportan y el reconocimiento que se merecen?

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris