Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Contar por no callar   -   Sección:   Opinión

Marbella connection

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
viernes, 31 de marzo de 2006, 04:24 h (CET)
Los ciudadanos de Marbella se despertaron la mañana del miércoles con el ruido de los rotores de los helicópteros y una invasión de policías nunca vista por aquellos pagos. Marbella, la antigua cuna de la “jet” ha venido degradándose en los últimos quince años. En 1991 llegó Jesús Gil y con su partido, el Grupo Independiente Liberal, más conocido con el apellido de su principal mentor y dirigente se hizo con la alcaldía de la ciudad. Unos ciudadanos, seguramente hartos de los anteriores gestores del municipio, le votaron mayoritariamente creyendo en las promesas de que iba a crear una nueva Marbella. Estoy seguro que más de uno de aquellos votantes en estos momentos estará arrepentido de ver cómo el nombre de Marbella lleva mucho tiempo siendo símbolo de corrupción y alcaldadas.

Los políticos corruptos siempre intentan controlar las concejalías dedicadas al Urbanismo. Es ahí, desde los despachos encargados de dar las licencias urbanísticas y de controlar las recalificaciones de terrenos donde está el dinero fácil para los amantes del enriquecimiento rápido. Gil y Gil, a quien muchos al principio le reían sus gracias de patán, se hizo acompañar por Juan Antonio Roca a quien nombro Gerente de Urbanismo y en sus manos dejó toda la trama urbanística de Marbella con la que muchos pasaron de simples y sencillos camareros a salir en las revistas del corazón haciendo ostentación del dinero adquirido sin grandes esfuerzos.

Cuando escribo ya son 19 las personas detenidas por presuntos delitos. Además de Marisol Yagüe, la alcaldesa, a quien se acusa de presuntos delitos de cohecho, prevaricación, tráfico de influencias y maquinación para alterar el precio de las cosas, también están en las dependencias policiales de Málaga el antes citado Juan Antonio Roca de quien se dice que era la mano que movía la cuna, el Secretario del Ayuntamiento, un empresario del que todavía no se conoce la identidad y algún abogado seguramente mediador para que los presuntos delitos pudieran ser maquillados de forma legal. Se han confiscado obras de arte, coches de lujo y dinero en metálico al tiempo que se bloqueaban mil cuentas bancarias.

Aunque la mayoría de medios de comunicación hablan de sorpresa la verdad es que esto se veía venir. Tanto Gil y Gil como Roca ya pasaron en el año 2002 por la cárcel, después el presidente colchonero tuvo que dejar la vara de mando en manos de la actual pareja de Isabel Pantoja y a éste le dieron puerta sus correligionarios mediante una moción de censura donde una tránsfuga del PSOE también tuvo mucho que ver pasando de ser el “azote de Gil” a intimar con la alcaldesa que dejó en sus manos la Alcaldía de Puerto Banús, otro chollo urbanístico.

Por desgracia abundan los personajes metidos a políticos con el fin de cubrirse el riñón, pero también hay políticos que trabajan en silencio y sin salir en la prensa por el bien de sus conciudadanos. Pero estos escándalos salpican a todos, a los que mandan y a los que obedecemos y, a veces, miramos hacía otro sitio sin querer saber las tropelías que se hacen a nuestro alrededor. Ahora ha sido Marbella pero la Fiscalía Anticorrupción continua trabajando a lo largo de la costa y mañana puede ser cualquier otro municipio el que salga salpicado por los afanes de riqueza de sus munícipes. Hay que estar atentos a lo que pase en unos meses en la comarca valenciana de la Vega Baja, por allá anda un alcalde que usufructúa el Rolls propiedad de un constructor y vive en el chalet, de más de 100 millones de euros, propiedad de otro constructor.

Los negociados de urbanismo son un panal de rica miel al que se acercan demasiados moscones. A unos les sale bien y a otros al final la justicia los pone en su lugar. La alcaldesa de Marbella, muy aficionada a cantar por “rocieras” va a tener tiempo para ir entrenándose a cantar por “carceleras”.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris