Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El circunloquio del círculo

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
viernes, 31 de marzo de 2006, 04:24 h (CET)
Si todos los caminos llevan a Roma, los datos objetivos cuando se tienen todos conducen al magma básico del fin último. En la gobernanza española actual existen datos muy claros. Dejando aparte la clara reingeniería social neoengeliana, el pacto del Tinell y Perpiñán marcan el antes y el después. El primero arrincona al PP del Pacto por las libertades y el terrorismo. El segundo marca el inicio de los contactos y negociaciones del Gobierno con batasuna-eta, confirmados después de haberse negado por el ejecutivo en infinidad de ocasiones. Cuando el estatuto catalán estando en dique seco, asemejando el llamado tripartito más uno (tetrapartito) a una jaula de grillos del amor-desamor, el presidente del Gobierno lo recupera, potencia y lo deja listo para su aprobación parlamentaria. La Opa energética del Tinell es un proyecto gubernamental con alta factura de España a la Unión Europea, donde el entorno Caixa pide árnica y retirada sin que Montilla-Rodríguez les dejen. Todo esto y más desde el 11-M y sus agujeros negros hasta la declaración etarra de la Tregua permanente.

Si se necesita la convalidación fotográfica del apretón de manos de los dos mayoritarios partidos, algo no encaja en el habitual rodillo. Desde marzo del 2.004 a marzo del 2.006 se presenta el circunloquio del círculo, para decir muchas hechos objetivos con sus previsibles consecuencias y siempre estar en el mismo sitio. Sólo los hechos debidamente conexos podrían explicar la fortaleza del mundo batasuna-eta, que insinúan en atrevidas mentes a pensar que algo saben que el ejecutivo quiere que no se sepa. Esa malévola interpretación llamado alto chantaje político, supliría la otra violencia extorsionadora a los empresarios y las extremas de sobra conocidas. Sólo el tiempo y los medios preocupados por encontrar la verdad, disolverán el circunloquio para obtener el oxímoron de la cuadratura de ese círculo, hasta ahora desconocido.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris