Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Deportes

Etiquetas:   Fútbol / Primera. Jornada 30   -   Sección:   Deportes

El Madrid golea al Deportivo y recupera la segunda plaza (4-0)

Ronaldo volvió a marcar y los de López Caro recuperan el optimismo y el juego a una semana de la visita al Camp Nou
Redacción
domingo, 26 de marzo de 2006, 22:53 h (CET)
El Real Madrid goleó anoche en el Bernabéu por cuatro goles a cero al Deportivo de La Coruña en el encuentro correspondiente a una trigésimo jornada en Primera División en la que los madridistas van a recuperar la segunda plaza de la clasificación. Héctor en propia puerta, Ronaldo, Sergio Ramos y Baptista fueron los autores de los tantos del partido.

Diego Blázquez / Enviado especial al Santiago Bernabéu
Sorprendía la imagen de las gradas justo en el momento en el que los jugadores de ambos equipos y el trío arbitral saltaban al terreno de juego. Pero la buena y soleada tarde madrileña justificaba la tardía entrada de los aficionados merengues al coliseo banco, y es que, con el cambio horario de la madrugada el día se aprovecha mejor. A pesar de lo perezosos que fueron sus seguidores, los hombres de López Caro no siguieron su ejemplo y salieron al campo con la intención de conseguir los tres puntos lo antes posible. Y es que, antes de que se hubiera cumplido el primer minuto de juego, el Madrid ya había colgado un balón al área que entrañaba peligro para la portería coruñesa.

La jornada se había puesto muy de cara para los madridistas después del empate a cero de Osasuna en San Mamés, y de la derrota del Valencia en el Sánchez Pizjuán. Los aficionados respondieron con aplausos a los resultados de ambos partidos una vez se ofrecieron en los videomarcadores del Bernabéu. Pero la sonrisa se va a tornar en alegría cuando en el minuto nueve Beckham saca una falta desde el vértice derecho del área, el centro lo va a desviar involuntariamente Héctor despistando a Molina e introduciendo el balón al fondo de la portería.

El Madrid era consciente de lo que se jugaba y de lo trascendente del encuentro de cara a conquistar la segunda plaza, es por ello que monopolizaba el balón y mantenía a casi todos los jugadores en el campo visitante, algo a lo que contribuía sin duda el planteamiento conservador de Caparrós. Las ocasiones de los blancos se iban sucediendo. Primero es Beckham quien en otro lanzamiento de falta obliga a Molina a despejar de puños; luego es Robinho quien recoge un cambio de orientación del inglés para conducir hasta el interior del área y terminar pecando de egoísta ante los apoyos de tres compañeros, sólos en el área.

El Depor va a despertar pasados los treinta minutos de la primera parte cuando, en un buen balón interior de Sergio para Tristán, el delantero sevillano no es capaza de superar a Casillas al pegarle mordida a la pelota. Pero son los madridistas los dueños del encuentro y pronto va a contestar. Robinho le devuelve por alto una pared a Batista, pero éste tampoco es capaz de batir a Molina en el mano a mano. Poco después el Depor lo vuelve a intentar. Roberto Carlos pierde un balón ante Duscher muy cerca del área merengue, el balón le llega a Víctor, aunque su disparo sale desviado a corner.

A pesar de las ocasiones deportivistas, los de Joaquín Caparrós regalaban todo el campo a los blancos, y en este ambiente de tranquilidad los locales van a hacer el segundo. En el minuto treinta y siete Robinho se hace con un balón en los tres cuartos del campo rival que cede de tacón hacia la banda a Roberto Carlos, el lateral se interna por la izquierda y la sirve rasa por detrás de la defensa herculina para que Ronaldo marque en boca de gol. El nueve carioca, muy criticado durante las últimas semanas hacía su segundo gol consecutivo de las dos últimas jornadas, confirmando así su mejoría. Mejoría que va a ser reconocida por el crítico público del Bernabéu con ovación después de que el delantero realice una jugada individual diblando hasta cuatro adversarios y en la que está a punto de hacer el tercero de su equipo.

Sentencia tras el descanso
El Madrid sale tras el descanso con la idea de sentenciar el encuentro, y así lo va a dejar patente en dos ocasiones seguidas que no aciertan a convertir en gol ni Ronaldo primero, que dispara muy desviado del marco rival, ni Baptista después, que remata alto de cabeza un centro desde la derecha. El Depor también sale fuerte de la caseta con la idea de recortar distancias en el marcador, pero Gallardo engatilla una bolea en el interior del área madridista que se marcha muy alta.

Por su parte los merengues van a disponer de otras tres jugadas claras para hacer el tercero entre el minuto cincuenta y cinco y sesenta y cinco de partido, aunque en ninguna los locales obtienen el premio del gol. Una apertura de Guti hacia la derecha es recogida por Beckham que centra rasa hacia el área, tras rechazar el balón le llega a Robinho que, sólo y a cinco metros de Molina, la envía alta. De nuevo va a ser Beckham el que centra raso hacia el área, el balón se cuela entre el meta deportivista y César, pero Ronaldo tampoco consigue introducir el balón en la portería. Por último, es Cicinho quien recoge un balón de Robinho, y tras recortar dispara fuerte, pero el guardameta visitante consigue desviar el derechazo evitando el tanto.

En el minuto treinta de la segunda mitad será el momento en el que los merengues consigan sentenciar el encuentro con el antes negado tercer gol. Beckham se dispone a ejecutar una falta desde la frontal del área, cuando todo el mundo pensaba que iba a disparar a portería, el inglés la centra al punto de penalti para que Sergio Ramos cruce de cabeza al fondo de la portería gallega. El encuentro quedaba sentenciado y el Depor bajaba los brazos entendiendo que la renta era ya inalcanzable.

Sin embargo, el calvario de tarde que llevaban los visitantes no iba a concluir ahí. A falta de siete minutos para llegar al final del tiempo reglamentario, el Madrid va a disponer de otra falta en la media luna del área coruñesa. En esta ocasión el omnipresente en todos los libres directos, David Beckham, va a cederle el lanzamiento al brasileño Julio Baptista, también para sorpresa de todos. El ocho blanco va a efectuar un lanzamiento brillante que termina colándose por la escuadra izquierda tras tocar en el larguero. Ahora sí que acababa la goleada, y casi también el sufrimiento deportivista. Aunque Gravesen quiso dejar la nota fea justo antes del pitido final de Dudén Ibáñez con una entrada sobre De Guzmán un minuto después de que e danés ingresara en el encuentro en sustitución de Guti.

FICHA TÉCNICA:
4- Real Madrid: Casillas (0); Cicinho (2), Sergio Ramos (3), Raúl Bravo (2), Roberto Carlos (2); Baptista (3), Guti (2) [Gravesen 82’ (0)], Beckham (2), Zidane (1) [Raúl 73’ (1)], Robinho (2); Ronaldo (2) [Cassano 78’ (0)].

0- Deportivo de La Coruña: Molina (0); Héctor (0), César (0), Coloccini (0), Capdevila (0); Duscher (0) [Manuel Pablo 73’ (0)], Sergio (1) [De Guzmán 45’ (1)], Víctor (1), Munitis (0) [Gallardo 45’ (0)]; Iago (0), Diego Tristán (0).

Goles:
Héctor (en propia puerta), min. 9 (1-0); Ronaldo, min. 37 (2-0); Sergio Ramos, min. 70 (3-0); Baptista, min. 83 (4-0).

Árbitro:
Daudén Ibáñez (Colegio aragonés) (2 sobre 3). Amonestó a los locales: Guti, min. 22; Gravesen, min. 84. Y a los visitantes: Duscher, min. 23; César, min. 81.

Incidencias:
Encuentro correspondiente a la trigésima jornada de Liga en Primera División disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 70.000 espectadores.

DATOS DESTACABLES:
El bueno:
Baptista. El brasileño fue uno de los destacados de su equipo a pesar de jugar en una posición poco habitual para él desde que llegó a España. El ocho madridista acompañó de forma eficaz a Guti en el medio del campo merengue y consiguió el gol más bonito del encuentro en un lanzamiento de falta que entró tras tocar en el larguero.

El feo:
Gravesen. El danés volvió a protagonizar la acción más fea del encuentro en una entrada sobre De Guzmán a falta de seis minutos del final de un partido de “guante blanco” en el que el Madrid ya había marcado el cuarto gol, y por lo tanto estaba sentenciado. La entrada fue castigada con amarilla, pero pudo ser más.

El malo:
El Deportivo. Desde el primer momento se vio claro el planteamiento, pero no la indolencia de un equipo del que se espera mucho más. El tempranero gol ayudó a la moral madridista, pero los de Caparrós no crearon apenas ocasiones de peligro, y ni siquiera dispararon a puerta en todo el partido.

El dato:
Roberto Carlos supera los treinta mil minutos en Primera División al disputar el partido en su totalidad, curiosamente el lateral brasileño debutó en agosto del año 96 en Riazor frente al Deportivo de La Coruña el año en el que los blancos ganaron el título bajo la dirección de Fabio Capello.

SALA DE PRENSA:
Juán Ramón López Caro, entrenador del Real Madrid:
“Hay que felicitar a nuestros jugadores más que nunca, estamos viviendo momentos de dificultad, y en estos momentos es donde se ve la profesionalidad de los jugadores. Hoy ha sido un ejemplo claro del trabajo y del rendimiento, se ha visto un partido espectacular en todos los sentidos”. “Intentamos preparar los partidos de la misma forma y con las mismas intenciones. En los anteriores estuvimos muy bien en el plano colectivo pero nos faltó el gol. Hoy ha llegado muy pronto y eso nos ha ayudado en el aspecto de la motivación”. “Hoy el Madrid ha hecho un partido espectacular, ante un Depor que ha estado muy ordenado, que ha plantado cara en todo momento, pero el Madrid ha sido muy superior”. “Ahora mismo hay que disfrutar, hemos jugado muy bien, fenomenal en el plano individual y en el plano colectivo, ya habrá tiempo de pensar en el Barcelona”.

Joaquín Caparrós, entrenador del Deportivo de La Coruña:
“Estoy decepcionado y muy, muy molesto, hoy ha sido el partido soñado por el Real Madrid, no se ha cansado mucho, no se ha cargado de tarjetas, y con este juego vamos muy a ir muy mal”. “Me gustaría saber porqué hoy no hemos estado a la altura. No se puede estar al filo de la navaja, esperando a que lo pierdes en casa lo ganes fuera”. “El Madrid ha jugado a sus anchas, a merced, y ahí está el resultado”. “Puedes perder cuatro o cinco a cero, pero hoy la lectura es que nos hemos llevado cuatro, y gracias”.

Noticias relacionadas

Mario Mola se proclama campeón de las Series Mundiales por tercera vez consecutiva

Iguala la hazaña del gallego Javier Gómez Noya

España arrolla a Polonia en el segundo partido del Preeuropeo femenino

Segunda victoria con facilidad

Bruno Hortelano: "Ha sido una celebración de la vida"

Hortelano y la Federación Madrileña de Atletismo montaron una competición a medida en la que el campeón de Europa de los 200 en 2016

España sube el nivel y sigue la racha de medallas en el Europeo Paralímpico

Sara Martínez, Lia Beel y Lorenzo Albaladejo se proclamaron campeones continentales

Carolina Marín volverá a competir en la Liga Nacional de bádminton

Ficha por el CB Pitiús
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris