Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Fútbol / Primera. Jornada 30   -   Sección:   Deportes

El Getafe consigue una victoria importante para la permanencia ante una Real voluntariosa (2-1)

Los pupilos de Jose Mari Bakero se mostraron muy erráticos en el debut del entrenador txuri-urdin
Redacción
domingo, 26 de marzo de 2006, 22:52 h (CET)
Objetivo conseguido: se señaló el partido como uno de los fundamentales para la permanencia y el Getafe respondió a las expectativas. 40 puntos parecen suficientes para quedarse en la máxima categoría un año más, por mal que lo haga el equipo azulón de ahora en más. Todo lo contrario que la Real, que no supo hacer buena aquella válida de “entrenador nuevo, victoria segura”, y mostró una pobre imagen en el Coliseo. Los realistas dieron demasiadas facilidades en defensa y nunca tuvieron el balón, lo que hizo que las ocasiones visitantes fueran escasas. Tan sólo un incesante Mark González, que galopó por ambas bandas, inquietó a la zaga getafense, hasta que abandonó el campo lesionado. Jose Mari Bakero tiene mucho trabajo por delante si quiere salvar al equipo del descenso.

Luciano Sabatini Genta / Enviado especial estadio Alfonso Pérez
Tarde agradable y soleada en el Coliseo, ambiente de fútbol respirado en las gradas, donde los aficionados acudieron a la llamada del alemán Bernard Schuster: “Es un partido vital para la permanencia”, así lo entendió el aficionado azulón que con cierta demora casi llenó el Alfonso Pérez. De igual o más importancia era el choque para los realistas, que llegaban a Madrid con nuevo técnico, José Mari Bakero, y reconociendo los errores propios como culpables de la situación del equipo en la clasificación: puesto de descenso.

La Real pisó el césped con talante trabajador, a los jugadores se les veía concentrados y concienciados con la crítica situación que atraviesa el club, y calentaban más juntos y motivados que nunca. Pero las buenas intenciones quedaron en el vestuario pues cuando el árbitro hizo sonar el silbato para dar comienzo al encuentro el balón tuvo un solo dueño, el Getafe. Y ya se sabe que este juego gira en torno al balón. Diego Rivas se junto a los centrales dando seguridad defensiva en los primeros minutos, y Vivar Dorado, por delante, daba buena salida a la pelota. Los realistas corrieron detrás del balón durante los primeros quince minutos. Gavilán, que volvía tras la sanción de la jornada pasada, se mostraba muy participativo por banda izquierda, y marró una gran ocasión en la estrategia al saque de una falta en el lateral del área por parte de Redondo, en la que le pegó al aire. Las acometidas locales continuaron y Güiza, con un tiro al borde del área que salió alto y Pernía, con uno de sus típicos trallazos desde lejos que paso rozando el palo dejaban claras las intenciones de unos y otros.

Octavo gol de Pernía
El buen juego local acabaría dando sus frutos. En el minuto 19, Mikel Alonso cortó una buena combinación de ataque zancadilleando en el área a Gavilán, que ya se revolvía para encarar a Riesgo; González Vázquez no lo dudó ni un instante y señaló el punto de penalti. Por entonces ya se cantaba el gol en una grada entusiasmada, y fue Mariano Pernía el encargado de poner por la derecha, lejos del alcance del portero, el 1-0 en el marcador. Se hacía justicia a los méritos del Getafe, y por ende a los realistas.

Desde ese momento el juego fue un monólogo de los azulones. La Real perdía con suma facilidad el balón y José Mari Bakero, que vivió todo el partido de pie, se desgañitaba desde la banda dando instrucciones a sus jugadores. El encargado de mover el juego realista, Mikel Alonso no tenía su tarde, y encontraba dificultades en las asociaciones en corto con Novo y Garrido. Skoubo se cansó de perder balones y sus marcadores felices de que el danés no tuviera un buen día. Tan solo Nihat y Mark González mostraban voluntariosos.

Paunovic tuvo una buena ocasión de ampliar la ventaja a pase de media volea de Gavilán, y tras esta ocasión el Getafe levantó el pie del acelerador, quizá por que se veía muy superior en el césped. El centro del campo realista, ahogado hasta el momento por los locales, se decidió a jugar con balones largos a sus delanteros, y se sacudió el dominio getafense. Pero Skoubo estaba demasiado errático y Nihat por entonces desaparecido. Parecía imposible que la Real marcara, pues hasta el momento no había disparado entre los tres palos ni una sola vez, pero una falta intrascendente en el centro del campo se convertiría en la llave de las esperanzas realistas. El chileno Mark González, brillante fichaje de invierno, colocó en balón con mimo, tomo carrera y lanzó un trallazo desde algo más de 35 metros que se coló por el ángulo de la meta defendida por Luis García: un golazo. La Real había marcado en su primer acercamiento, los azulones no se lo podían creer y los realistas, quizás tampoco. Con esto se llegó al descanso.

Descanso, bueno para el Getafe
El entretiempo sirvió para que el Getafe volviera a enchufarse al partido, y tras la reanudación los Diego Rivas, Vivar Dorado y Redondo volvieron a hacerse con el balón, dejando viudos una vez más a los centrocampistas de la Real. El propio Redondo dispuso de una inmejorable ocasión con un tiro desde el borde del área rival que se fue al palo tras pegar en un rival. Tres minutos después, en el 54, Güiza, que había estado muy activo todo el encuentro, recibió un balón de espaldas a la portería que orientó hacia su pierna buena haciéndose el hueco para fusilar a Riesgo desde el área pequeña. Gran maniobra del gaditano, 2-1 y las cosas volvían a su cauce.

Fue entonces cuando surgió la figura de Mark González. Fue el único que le echó casta, ganas y calidad en sus galopadas que pretendieron arrastrar y sacar de la cueva a sus compañeros. Este joven punta chileno cedido por el Liverpool tiene maneras; lo demostró primero por la derecha, midió a Tena y le ganó en la carrera, para sacar un centro que no encontró rematador. Más tarde cogería el balón por la izquierda dónde aprovechó el hueco defensivo y burló a Contra para sacar otro centro con igual resultado. Mark pedía continuamente el balón mientras que sus compañeros reculaban cada vez más sobre su portería, y es que la sombra del descenso pesa mucho.

En el minuto 63 comenzó el carrusel de cambios. Bakero intentó inyectar más frescura en ataque dando entrada a Xabi Prieto por un desdibujado Nihat, y a Stevanovic por Novo, pero nada cambió. Viafara que ya había visto la primera amarilla en la primera parte no encontraba su sitio y salió a tapar un balón en el centro al que llegó tarde golpeando al jugador azulón, con lo que se ganó la segunda amarilla y la expulsión. El colombiano había sido un alma errante durante todo el partido.

Era el turno de Schuster, quien dio descanso a Paunovic y a Güiza, e incluyó en el encuentro a Alberto y a Pachón. Para entonces el partido parecía sentenciado y la Real, aún con el marcador adverso y con el agua al cuello en la clasificación fue incapaz de un último esfuerzo que le acercara a la meta rival. Quedaba tiempo para que entrara el aclamado Craioveanu, al que los aficionados le piden que se quede en Getafe un año más, y para que el brillante Mark González tuviera que abandonar el campo lesionado tras una patada. En el haber del chileno queda un gol de antología, aunque seguro que lo hubiera cambiado por una victoria.

Con el pitido final el Coliseo se llenó de júbilo y aplausos. El equipo dio una buena imagen y manejo con criterio el balón, como es costumbre en el cuadro de Schuster. La Real se queda como estaba, solo que con una jornada menos para reaccionar y tendrá que buscar inspiración en las playas de la Manga, donde Bakero se llevará a sus pupilos concentrados durante la semana. Con los tres puntos conseguidos el Getafe da un paso de gigante hacia la permanencia, aunque las victorias de Betis y Bilbao retrasan la sentencia, quizá, un poco más.

FICHA TÉCNICA:
Alineaciones:
Getafe: Luis García (1), Contra (1), Pernía (2), Pulido (1), Tena (1), Diego Rivas (2), Vivar Dorado (1), Redondo (2), Gavilán (2), Paunovic (1), Güiza (2).

Sustituciones:
Alberto (1) por Paunovic (73’)
Pachón (1) por Güiza (78’)
Real Sociedad: Riesgo (1), López Rekarte (1), Labaka (1), Ansotegui (0), Viafara (0), Mikel Alonso (1), Novo (1), Mark González (2), Garrido (1), Nihat (1), Skoubo (0).

Sustituciones:
Xabi Prieto (0) por Nihat (63’)
Stevanovic (1) por Novo (73’)
Gari Uranga (-) por Mark González (86’)

Goles:
1-0, minuto 19, Pernía de penalti cometido sobre Gavilán.

1-1, minuto 44, Mark González de falta directa desde 35 metros.

2-1, minuto 54, Dani Güiza tras un control orientado en el área.

Incidencias: 14.000 espectadores en el estadio Coliseum Alfonso Pérez. 22 grados de temperatura al comienzo del encuentro.

Árbitro: Bernardino González Vázquez (1) (Colegio Gallego). Mostró cartulina amarilla a Novo (16’), Nihat (20’), Garrido (26’), López Recarte (41’), Diego Rivas (72’) Y Luis García (93’) y expulsó a Viafara por doble amonestación (41’ y 69).

El Bueno: Mark González.
El delantero chileno fue el único que inquietó la meta del Getafe y consiguió un golazo con un tiro de falta directa desde 35 metros.

El Feo: John Viafara
El colombiano estuvo descentrado en defensa y no supo parar a los atacantes rivales. Además fue expulsado por doble amarilla, que se ganó por entrar a destiempo a un contrario.

El Malo: Skoubo
El delantero realista tuvo un partido para olvidar. Su equipo le busco con insistencia con balones largos aprovechando su envergadura, pero el danés perdió casi todos los balones en el control y no supo llevar peligro a la meta de Luis García.

El Dato: Permanecia del Getafe en primera

Aunque no matemáticamente el Getafe alcanza la barrera de los 40 puntos, objetivo que el técnico azulón marcara para seguir en primera el año que viene. Se da un paso de gigante que podría ser definitivo para la permanencia.

SALA DE PRENSA
Schuster:
“El equipo ha respondido bien ante la importancia del encuentro. Hemos sufrido, pero cuando hemos ganado nunca han sido partidos fáciles”.

“A partir de ahora hay que intentar ocupar el mejor puesto en la clasificación que podamos, subir quizá uno o dos puestos más, pero pensar en Europa, en entrar en UEFA no es realista”.

“Equipos como la Real Sociedad, el Bilbao, o el Betis tienen capacidad suficiente par reaccionar, y creo que tarde o temprano lo vana hacer. La Real peleará hasta el fina, y no la veo en segunda división”.

Jose Mari Bakero:
“Es un mal estreno como entrenador de la Real, evidentemente una derrota no es la mejor manera de empezar”.

“Estoy triste. El vestuario no está hundido, sí triste”

“No entiendo por que el arbitraje ha sido tan duro con nosotros en la primera parte. El colegiado nos ha cargado de tarjetas y eso ha condicionado el resto del encuentro”.

“La diferencia entre el Getafe y la Real Sociedad hoy ha sido que ellos han marcado en sus oportunidades y nosotros no. Es cierto que ha faltado frescura en ataque”.

Noticias relacionadas

Importante victoria de un efectivo Betis FS (2-0)

El equipo verdiblanco, en duelo directo, derrota a un Talavera que se topó con Cidao

El Burela acaba con la imbatibilidad del Betis FS (3-5)

Primera derrota de la temporada de los verdiblancos, que no tuvieron su día ante un rival directo

Cinco razones por las que jugar al pádel con zapatillas especializadas

Podemos dar un salto de calidad brutal en nuestro juego

Gómez Noya concluye undécimo en el Ironman de Hawái

El alemán Patrick Lange se proclama campeón

Huelva recibe a Carolina Marín como "la reina del bádminton mundial"

Homenaje a una deportista onubense que ha ganado tres veces el Campeonato del Mundo de bádminton
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris