Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Sin acritud   -   Sección:   Opinión

Asco y desasosiego

Cristóbal Villalobos
Cristóbal Villalobos
domingo, 26 de marzo de 2006, 06:04 h (CET)
La tiranía de la actualidad me obliga esta noche a hablarles de lo que actualmente hablan todos . No se equivocan .Me refiero ,claro está, al anuncio de “alto el fuego permanente” con la que la banda terrorista ETA nos ha obsequiado .

Espero que al leer estas líneas capten el sentido irónico de estas últimas palabras y es que desde que me entere de la noticia veo en todos los medios una alegría y una felicidad que me llena de desasosiego. Las imágenes del alcalde de San Sebastián brindando como si le hubiera tocado el sorteo de navidad terminaron por culminar mi sentimiento de asco ante tanta felicidad que demuestran buena parte de los políticos periodistas y un largo y espeluznante etcétera de personajes de todos los ámbitos.

Frente al optimismo y la felicidad que exhala buena parte de la sociedad a mi la situación me llena de asco y desasosiego. Palabras que escribo por segunda vez y que recalco por que me inundan desde que vi las primeras reacciones ante el “histórico” acontecimiento.

Asco por la felicidad de algunos, que se alegran de que nos perdonen la vida. Como aquel que en toda película violenta al ser encañonado gime y suplica por su vida y lo llena de besos al ser perdonado.¿Habrá sucedido algo parecido ?.

Realmente no puedo decir ni sí ni no. Pero por mucho que se nos mienta, es innegable que la tregua ha sido negociada y pactada con el gobierno. Por lo que no es, ni puede ser gratuita, ni es producto de la iniciativa de ETA. El presidente desde que alcanzó el poder ansía pasar a la historia como el que acabó con ETA . Con esto frenaría su caída libre y no solo vencería en las próximas elecciones sino que se perpetuaría en la Moncloa.

Mi otro sentimiento era el desasosiego. Me inquieta sobremanera hasta donde es capaz de llegar nuestro presidente para conseguir sus ambiciones. Si fuera cualquier otro presidente no me preocuparía, tanto González como Aznar sabían hasta dónde se podía llegar, pero ZP después de haber dado casi todo a los nacionalistas catalanes a cambio del apoyo parlamentario y por tanto a cambio del poder, es capaz ahora de darlo todo y ceder en cada una de las pretensiones etarras a cambio de la paz para todos y de la historia y el poder duradero para él y los suyos.

La estrategia nacionalista tras vencer en Cataluña tiene todos los visos de volver a salir triunfante ahora en el País Vasco. ZP vende el futuro de España para saciar sus intereses, pero es aún mucho más preocupante que nadie en su propio partido, que aún en sus siglas se llama español, lo ponga en su sitio. Como aquel ministro tan dado a los espectáculos, que todos conocemos , y que cuando debe hacer honor a su palabra y a su patriotismo se esconde vilmente. Y es que España está llena de cobardes y de mantenidos anclados a sus sillones de cuero.

Y es que el nacionalismo y la desmembración de España, al menos de facto, no tiene otro sentido que la búsqueda por las oligarquías no madrileñas de prebendas y poder. Mientras más competencias, más autonomías y más organismos, más poder tienen los de siempre. Aquellos que mamaban de la monarquía corrupta, aquellos que nos llevaron a una república bananera, caótica y poco democrática y aquellos que consiguieron por sus ansias de poder que nos matáramos en una guerra y estuviéramos décadas sin libertad.

Aquellos que eran iguales a estos, e incluso se declaran en muchos casos descendientes de estos, volverán a destruir España buscando saciar sus insaciables riñones.

La única solución es que el pueblo hable alto y claro, sacudiéndose a los medios de comunicación que nos atontan, dominan y controlan hasta el punto de llevarnos a lo absurdo. Pero esto es pura utopía. Volverán a hacer con nosotros los que les apetezcan y acabarán con lo que conseguimos en la transición que no era otra cosa que la democracia.

Espero que me halla pasado de apocalíptico y que ZP realmente no haga lo mismo que con el estatuto y no acepte las pretensiones etarras, que todos sabemos cuáles son. A parte de porque así acabaríamos no solo con España, que visto el sentido patriótico socialista es lo normal, sino con la democracia al pasarse el imperio de la ley por el arco del triunfo, como quiere hacer ya el fiscal general del estado. Acabar con el imperio de la ley es acabar con la democracia.

A parte de esto porque perdonar es sumamente fácil cuando no se te ha hecho nada. A ZP no le costaría nada, pero tampoco a mí que siempre he vivido en paz. Aquellos que deben decidir si se puede perdonar, ceder o incluso claudicar o por el contrario luchar hasta el final son los que han sido perseguidos, exiliados, aquellos a los que han matado sus familiares, les han postrado a una cama o a una silla de ruedas o aquellos que deben mirar debajo de su coche o no pueden vivir en paz en su propio hogar.

Si estas personas que son los que han sufrido el terrorismo perdonan, yo perdonaré.Si estos piensan que ante criminales solo vale la cárcel y la ley, yo estaré con ellos. Por que son los que han pagado un precio, pagado además con la sangre, un precio pagado por la democracia que todos disfrutamos y que por tanto les debemos.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris