Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

En carretera, del baño al reservado

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
domingo, 26 de marzo de 2006, 06:04 h (CET)
Tenemos un director general de tráfico que se hizo famoso por poner en boca de los conductores infractores, escatológicas expresiones: "la he cagado", decía que diría el automovilista cuando fuera sorprendido en la infracción por un coche de la guardia civil de tráfico camuflado. Después del baño a la cocina del carné por puntos, con alborozo de las reeducadores academias instructoras. Como las estadísticas en cuanto a siniestros y accidentalidad no varían, Pere Navarro anuncia cárcel para los incumplidores en carretera. Por ir a más de 50 Km./h del permitido, exceso tasa alcohol y sin permiso de circulación, puede ir unos a para entre rejas. 65.000 nuevos presos por tráfico calculan las asociaciones de automovilistas, para las saturadas cárceles españolas. Pasamos del inodoro del baño al reservado carcelario.

Para corregir los defectos ciudadanos como en la educación de los niños, como los buenos padres saben, el castigo desproporcionado tiene el efecto contrario al perseguido. Mientras se negocia con el crimen organizado, que el conductor se ande con cuidado. Saquen a unos de las prisiones que se necesita sitio para el delincuente rodado. El probado doloso causante de muerte y fuga, ése igual que hoy en la calle, al resto que le zurcen. Las carreteras en seguridad, como siempre, por los cerros de Úbeda.
¿Para qué hablar de servicios sociales por los hechos del código de tráfico vulnerado?. ¿Para qué hablar de limitadores de velocidad de fábrica en los automóviles?. Con las primeras soluciones las arcas del Estado y de las empresas del ramo ganan, o cómo poco no son perjudicadas; el ciudadano como siempre el pagano.

De la paridad de la caravana de mujeres pasamos con el código penal de tráfico, al los jemeres movilizados. Con la nueva norma en las saturadas cárceles, ni la olorosa frase se podrá decir, ya que los baños estarán todos ocupados.

Noticias relacionadas

La moción de censura y el “Procés”

Singularidad reformista

Juventud salvaje

Pedro el mendaz, quiere presentar su fracaso como una victoria

Un mundo en Cambio

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris