Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Ex-paña

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
sábado, 25 de marzo de 2006, 02:30 h (CET)
El martes 21 de marzo del 2006, inicio de la primavera, pasará a los anales de la historia patria como un día aciago. Con la aprobación de las Cortes, se admitió el Estatut, que recoge en su preámbulo la definición de Cataluña como “nación”.

Finaliza una etapa histórica de más de quinientos años y se abre otra de imprevisibles consecuencias para el futuro de lo que antes se llamó España y ahora Ex-paña.

Por primera vez en la historia de la democracia, las Cortes asumen el concepto de que Cataluña es una nación. El ciudadano de a pie queda perplejo al percibir el cambio que en horas 24 se ha obrado ante la abdicación, silencio y colapso de las instituciones nacionales. Ni el Ejército, ni la Judicatura, ni la Iglesia, ni la Monarquía, ni los Partidos nacionales etc han dicho esta boca es mía.

Es más, el partido en el poder que se denomina obrero, “español”, ha brillado por una connivencia y un silencio cómplice, por parte de los ínclitos barones y por parte de sus destacadas personalidades.

Con este evento se impone a corto plazo la reforma de la Constitución y se dice adiós a la unión, igualdad y solidaridad entre los españoles. La España de siempre da paso a una amalgama de naciones a la que llamaremos Ex-paña.

Noticias relacionadas

Virtualidad progresiva

Por fortuna, la civilización asienta sobre numerosos pilares, sumando incuestionables conquistas en un progreso evidente

Una propuesta de cien medidas respecto a la familia

Hay que ver si los partidos quieren resolver problemas o solo vencer a los contrarios

Traficar con el arte

¿Es aceptable que un castillo o una iglesia que forman parte de la Historia de nuestro país, se transformen en la residencia de una familia adinerada?

Top ventas

Lo más vendido en este fin de invierno, comienzo de primavera

El PSOE esconde sus intenciones, pero sus omisiones tendrán consecuencias

“Si tienes que mentir, engañar, robar, obstruir o intimidar para hacer entender tu punto, no debe ser un punto capaz de sobrevivir por sus propios méritos”. Esteven Weber
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris