Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Ex-paña

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
sábado, 25 de marzo de 2006, 02:30 h (CET)
El martes 21 de marzo del 2006, inicio de la primavera, pasará a los anales de la historia patria como un día aciago. Con la aprobación de las Cortes, se admitió el Estatut, que recoge en su preámbulo la definición de Cataluña como “nación”.

Finaliza una etapa histórica de más de quinientos años y se abre otra de imprevisibles consecuencias para el futuro de lo que antes se llamó España y ahora Ex-paña.

Por primera vez en la historia de la democracia, las Cortes asumen el concepto de que Cataluña es una nación. El ciudadano de a pie queda perplejo al percibir el cambio que en horas 24 se ha obrado ante la abdicación, silencio y colapso de las instituciones nacionales. Ni el Ejército, ni la Judicatura, ni la Iglesia, ni la Monarquía, ni los Partidos nacionales etc han dicho esta boca es mía.

Es más, el partido en el poder que se denomina obrero, “español”, ha brillado por una connivencia y un silencio cómplice, por parte de los ínclitos barones y por parte de sus destacadas personalidades.

Con este evento se impone a corto plazo la reforma de la Constitución y se dice adiós a la unión, igualdad y solidaridad entre los españoles. La España de siempre da paso a una amalgama de naciones a la que llamaremos Ex-paña.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris