Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Contar por no callar   -   Sección:   Opinión

¿Llega la paz?

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
viernes, 24 de marzo de 2006, 04:43 h (CET)
Hoy me había propuesto escribir sobre el Estatut de Catalunya. Ya tenía sobre mi mesa de trabajo casi todos los datos que me tenían que llevar a escribir un artículo sobre esta nueva Ley que la unión y el dialogo entre los representantes del pueblo catalán y los del resto de España iban a dar a luz un nuevo Estatut que nos sirviera a todos. De repente comienzan a sonar las campanillas de los teletipos de todas las redacciones anunciando una noticia importante. Lo primero que leemos es que los terroristas de ETA declaran unilateralmente una tregua “permanente”.

Hasta ahora los chicos de la capucha nunca habían hablado de treguas de una duración permanente. En las anteriores ocasiones siempre habían hablado de treguas sujetas a alguna contraprestación por parte del Gobierno que rige España. Ahora nos encontramos con la expresión “permanente” y con la frase “Alto el fuego” que es la misma que el IRA utilizó cuando dispuso que sus militantes dejaran la lucha armada.

Llevamos unos meses en los que por parte del Gobierno socialista se nos viene diciendo que los etarras estaban a punto de dejar las armas pero sin que ninguna circunstancia objetiva nos hiciera pensar que ello era así. Al contrario, han seguido llegando las cartas amenazantes de extorsión a los empresarios vascos y han seguido explotando las bombas en las empresas de aquellos que no se plegaron a las demandas del grupo terrorista. Mientras, la “kale borroka” volvía a las calles de Euzkadi apoyándose en cualquier excusa.

Pienso que en estos momentos la inmensa mayoría de los españoles estamos por la paz y la tranquilidad en el País Vasco. Me alegra que a partir de ahora los centenares de concejales de uno y otro signo puedan andar libremente por las calles euskaldunas y que nadie, por sus ideas políticas, tenga que andar mirando cada mañana los bajos de su coche para ver si le han colocado una bomba-lapa. Pero sigo recelando de aquellos que, hasta la fecha, han hecho del tiro en la nuca su única explicación.

Ahora tan sólo nos queda esperar que tanto el Gobierno como el primer partido de la oposición sepan estar a la altura de las circunstancias y que no se malogre esta oportunidad de llegar a la paz. Aquellos que tienen las armas deben ser conscientes que las balas y las pistolas no les otorgan la razón y los que tan sólo hemos venido luchando, con la razón y la palabra, es lo único que tenemos, hemos de ser conscientes que algo deberemos dejarnos en esta negociación si es que queremos que esa parte de España, a la que ningún demócrata debe renunciar, llamada Euskadi vuelva a ser un lugar donde todos, sea cual sea su ideología, puedan vivir en paz.

No nos dejemos llevar por los cantos de sirena de aquellos que tan sólo aspiran a que nuestra vieja piel de toro siga siendo un campo de batalla y demos una oportunidad a la paz. Estoy convencido que todos ganaremos con ello. Si ETA desaparece todos podremos celebrarlo y los más de mil muertos que la banda terrorista ha colgado en su haber durante muchos años nos lo agradecerán. Mi última reflexión quiere ser para ellos, y entre todos para quien fue mi amigo y correligionario hace años, Ernest Lluch, que siempre luchó por ver llegar el momento de la paz. De todas maneras creo que el camino es largo, estrecho y penoso y que todavía nos quedan muchos escalones que superar. Son los terroristas los que más han de poner de su parte, pero, por favor, nos les pongamos trabas si quieren caminar por los senderos de la paz, pero no olividemos que la Ley debe ser cumplida.

Noticias relacionadas

Thanksgiving’s day

El Black Friday será una marabunta de compradores compulsivos de unas rebajas que no tengo yo muy claro que sean tales

El otro 20N

En la actualidad sigue el mismo partido y otros que mantienen el ideario antidemocrático y fascista

Estrasburgo y la exhumación de Franco. Torra y sus ínfulas

Socialistas y soberanistas catalanes quieren morder un hueso demasiado grande para sus quijadas

En cada niño nace un trozo de cielo

Un privilegio en el ocaso de nuestros andares y una gracia

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris