Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   La Mirilla   -   Sección:  

El guardián de la piscina

Nazareth Heredia
Nazareth Heredia
viernes, 24 de marzo de 2006, 00:05 h (CET)
Jesús Rollán Prada nació el 4 de abril de 1968 en Madrid y fue, junto a Manel Estiarte, uno de los baluartes de la selección española de waterpolo. Fue parte de esa generación, de esa selección que sin duda podemos decir que fue una de las mejores de todos los tiempos. El madrileño se afincó en Barcelona para desarrollar su carrera deportiva. Estudio Ingeniería Agrónoma y empezó como profesional en el deporte de la piscina a principios de losochenta. Su demarcación: portero. Con 1,86 y 74 kilos de peso, pasó por clubes como el Vallehermoso, el Club Natación Catalunya, el Pro-Recco italiano o el C.N. Sabadell.

Una lesión de ligamentos cruzados le empujó a dedicarse al waterpolo definitivamente y entonces eligió la posición de portero. Pero el madrileño no pasó inadvertido y resultó ser el mejor en su puesto. Consiguió una plaza en la Residencia Blume y mientras seguía entrenando, preparaba sus estudios de perito agrónomo. Su primera cita importante fueron los Juegos Olímpicos de Seúl, aunque Espala no tenía posibilidades de hacer algo grande entonces.

Pero los éxitos empezaron a llegar: el primero, la plata en el Campeonato del Mundo de Perth; después vino la plata en Barcelona y de ahí hasta conseguir la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atlanta 96, otro oro en el VIII Campeonato del Mundo en Perth, uno más en los Campeonatos del Mundo en Fukuoka o la medalla de oro de los Juegos Mediterráneos de Túnez. El 22 de abril de 2004, Jesús anunció su retirada definitiva de la práctica del waterpolo profesional en el momento en que concluyeran los Juegos Olímpicos de Atenas. . El guardamente regresó a Italia para entrenar al Club de waterpolo Chiavari.

Emocionante fue la rueda de prensa de su despedida y trágico el final de su vida. El pasado día once Jesús Rollán ponía fin a su vida tras caer desde una terraza en la clínica donde estaba ingresado tratando de superar su adicción. Considerado el mejor portero de waterpolo del mundo hasta el día que se retiró, Rollán ha dejado corazones desolados en su adiós y un sentimiento de soledad en el waterpolo español, que será muy difícil de superar. Sus compañeros se mostraron destrozados, así como todo el que lo conocía. Seguro que nadie al oír la noticia pudo evitar bajar la cabeza y suspirar mientras los ojos se le inundaban.

Desde aquí sólo nos queda decir que allá donde estés, te acuerdes de nosotros, de esa afición a la que hiciste vibrar con tanta intensidad. Aún recuerdo cuando en Atlanta, en 1996, el orgullo del deporte español estuvo más alto que nunca, porque nuestra selección de waterpolo, contigo en ella, logró lo más grandes jamás logrado: el oro olímpico. Ahora, siempre que veamos a nuestra selección jugar, nadie podrá evitar acordarse de ti, del que apodaban El Guardián de la piscina. Ahora eres el del cielo.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris