Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   Política   Democracia  

Donde quienes desprecian la democracia intentan dar lecciones de ella

“Hay una diferencia sencilla entre un dictador y un demócrata: si el demócrata no tiene oposición, su deber es crearla, mientras que el sueño del dictador es eliminar toda oposición.” Óscar Arias
Miguel Massanet
viernes, 28 de diciembre de 2018, 00:00 h (CET)

Los que pactan con Bildu en el País Vasco o Navarra, los que desprecian la Constitución o los de Podemos, que apoyan y sostienen el separatismo catalán; se la cogen con papel de fumar cuando se trata de VOX, en un ejercicio del más absurdo, vergonzante, hipócrita y contradictorio puritanismo político.


Resulta incomprensible y es la muestra del más completo descaro, que la expresidenta de la Junta de Andalucía, la señora Susana Díaz, ahora se lamente porque el PP ha decidido ponerse de acuerdo con el nuevo partido, el que ha dado la gran sorpresa en las elecciones andaluzas sacando 12 escaños para tener derecho a formar parte del Parlamento andaluz, cuando nadie, ni los más atrevidos, hubiera nunca podido pensar que, en la cuna del socialismo y de los Per, se hubiera podido dar un cambio tan importante en el voto de los andaluces en favor, no de la derecha menos exigente, sino de aquella derecha de siempre que se sigue alimentando de los principios y valores que, el señor Fraga Iribarne, quiso que fueran el santo y seña de la antigua Alianza Popular; aunque más tarde, durante el gobierno del señor Rajoy y de su consejera la señora Sáez de Santamaría, fueran desterrados para ser sustituidos por otros principios más liberales, más de acorde con lo que pensaban los partidos de la oposición y más ponderados en función de las conveniencias electorales ( o que sus dirigentes pensaron que favorecían más a su manera de pensar), que en seguir aquellos ideales de la derecha española que fueron los que sirvieron para que, todos aquellos que no estaban de acuerdo con las izquierdas españolas, se refugiaran en él en busca de cobijo y de una institución en la que pudieran hacer valer sus legítimos pensamientos conservadores, cristianos y democráticos.


En efecto, un PSOE que no hizo ascos a pactar en Navarra con Bildu o en el País Vasco con Urkullu, del partido Nacionalista vasco, un partido separatistas mientras, en Cataluña, hace el juego al separatismo por medio del PSC, presidido por el señor ICETA, que ejerce de mediador, de celestina política y que juega en los dos bandos según le convenga y convenga a su jefe de filas, señor P.Sánchez y éste, en su rol de presidente del Gobierno central, mantiene contactos secretos con los señores Torra y Puigdemont, para aparentar que se enfrentan entre sí, cada uno en su papel, pero es evidente que, al no atreverse el señor Sánchez a aplicar el Artº 155, como le pide la oposición constitucionalista, para restablecer el orden constitucional en la rebelde Cataluña, queda evidenciado que no quiere romper sus pactos con los separatistas para conservar esta mayoría, contra natura, que tiene en el Congreso de Diputados que le sigue permitiendo mantenerse, aunque en un equilibrio inestable, al frente del Gobierno.


¿Por qué la señora Díez se muestra tan molesta por el hecho de que en Andalucía se haya instalado un gobierno de centro derecha con el apoyo ocasional de un partido con el que es evidente que no le unen ningún tipo de simpatías? Sin embargo por mucho que intente atacarlo con afirmaciones incorrectas y achacándole tener ideas que no están de acuerdo con la Constitución, cómo si esto fuera una anomalía grave cuando, en España, empezando por Podemos y siguiendo con el resto de partidos de izquierdas y, especialmente, los separatistas e todos sabemos, porque no lo ocultan, que lo que están intentando es derogar la monarquía parlamentaria que establece nuestra Constitución de 1978, para establecer una república popular al estilo de las que existen en los países americanos del Cono Sur gobernados por dictadores que han dado claras muestras de sus modos totalitarios y dictatoriales que han llevado a sus respectivos pueblos a la pobreza y a una situación económica que los ha situado al borde de la quiebra soberana. Sus ataque repetidos al anterior monarca Juan Carlos I y al actual Felipe VI, demuestran que los que tienen intención de incumplir la Constitución son ellos cuando se les presente la menor ocasión para poder hacerlo.


VOX es un partido, como cualquier otro, que tiene todo el derecho a presentarse a las elecciones, a formar parte de cualquier parlamento o gobierno autonómico o central, siendo muy posible que. Si en Andalucía el centro de poder de los socialistas ha conseguido un resultado tan abultado, es muy posible que, en las próximas elecciones del mes de Mayo, pueda dar una sorpresa en el resto de regiones de España aunque ello moleste a comunistas y separatistas que saben que, con estos señores en el poder, sus ansias independentistas quedarían abortadas de cuajo. No sabemos si Ciudadanos ve con buenos ojos esta realidad pero seguramente que, el señor Albert Ribera, haría bien de no perder de vista a esta nueva formación VOX, con 400.000 votos en Andalucía, no sea que todos los votantes insatisfechos con el PP que dejaron el partido para integrarse en ciudadanos por ser el que más puntos de vista coincidía con las derechas, huyendo de partidos de izquierdas, muy bien pudiera ocurrir que, en meses sucesivos y viendo las propuestas que los señores de VOX pudieran presentar en el Parlamento andaluz, se sientan atraídos por ellas y decidan pasarse a un partido que no tiene vergüenza de tener ideas de derechas y que está dispuesto a luchar con todos sus medios en contra de cualquier intento subversivo de acabar con la unidad del pueblo español.


Los que no quieran entender que, muchos ciudadanos, ya están hartos de este tipo de políticas del chalaneo; del insulto; de la descalificación (simplemente para desautorizar al adversario sin que, en realidad, existiera motivo alguno para hacerlo) de los parlamentarios zarrapastrosos y mal hablados; de los jacobinos intransigentes y de aquellos que piensan que, España, es un juguete con el que se puede jugar impunemente sin pensar que, lo que puede que les sirviera para mantenerse en el sillón por un corto plazo, tiene el grave inconveniente de que, cuando las decisiones, concesiones, leyes o prohibiciones dictadas sin haber sido convenientemente meditadas, constatadas, analizadas y consultadas con el adversario político; antes de ser impuestas, tienen todas las probabilidades de acabar siendo una carga para el país y una pesadilla para la ciudadanía que es la que, en definitiva, tiene que apechugar con los errores de apreciación y valoración económica de aquellos que lo que intentaban era sólo seguir en el poder aunque, con el tiempo, sus decisiones no fueran más que puñaladas en el aire y acabaran cayendo.


Es muy posible que, una decepcionada, resabiada, herida en su amor propio y sabedora que ya no cuenta ( si es que en alguna ocasión ha sido así) con el apoyo de P.Sánchez, la expresidenta de la Junta de Andalucía, señora Susana Díaz, intente ( ella lo viene anunciando desde que perdió las elecciones) hacer la gobernabilidad imposible a los que la han sustituido en el gobierno andaluz. Puede que, incluso, se esté sobrestimando cuando ha tenido toda la potestad de hacer lo que mejor le pareciera ayudada, en este caso, por sus colaboradores de Ciudadanos que, todo hay que decirlo, la apoyaron hasta que vieron que su colaboración con el PSOE de Andalucía les perjudicaba más, cara a unas futuras confrontaciones electorales, que el abandonar la coalición antes de que se celebraran los comicios, una táctica que, por otra parte se ha demostrado que les ha favorecido a la vista de los buenos resultados obtenidos.


Por otra parte, ahora lo importante, para no tirar por la borda todo el trabajo hecho y el haber tenido una ocasión de oro para volver a gobernar Andalucía, será que este apoyo mutuo que ha existido entre estos tres partidos para alcanzar la presidencia de la Junta y del Parlamento andaluces, se mantenga durante toda la legislatura, si es que se quieren conseguir los objetivos que se han propuesto y que, sin duda, van a constituir un medio para mejorar la vida de todos los ciudadanos andaluces, aumentar los puestos de trabajo y conseguir rebajar el enorme desempleo juvenil que se registra en esta región, una de las de mayor desempleo de toda España aunque haya sido dónde el Gobierno del PSOE viene invirtiendo más dinero al tiempo que intenten por todos los medios que van a tener a su alcance mejorar las prestaciones sanitarias de los ciudadanos y aumentar los sueldos de los profesionales de la Sanidad para que el ser un médico, una enfermera o un ayudante sanitario en Andalucía, no signifique ser de los peor pagados de toda España.


O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, vemos con esperanza como una nueva etapa política está a punto de comenzar en Andalucía en manos de unos gestores que hace 36 años que no habían tenido ocasión de demostrar al pueblo andaluz que, sin necesidad de se un “enchufado” del partido socialista o cumpliendo a rajatabla con las exigencias para percibir el subsidio del PER sin acudir a subterfugios e ilegalidades, Andalucía puede iniciar una nueva época donde con más libertades, con menos impuestos y con más facilidades y menos burocracia se puedan poner en marcha iniciativas que sirvan para que esta región de indudable belleza y una de las más pobladas de España, pueda demostrar que con otros gobernantes puede llegar a ponerse a la altura de las comunidades más ricas de toda la nación. Claro que si todos contribuyen y la señora Díaz y sus compañeros no se ponen en plan de obstaculizar todos aquellos proyectos que piensen que puede favorecer a los nuevos gobernantes de Andalucía. Sin duda el cambio que se ha producido en Andalucía, si los nuevos dirigentes cumplen con sus promesas, puede ser un ejemplo decisivo a la hora de que el resto de comunidades españoles deban tomar la decisión para elegir a quienes les representen, a partir del mes de mayo, en los municipios y comunidades de todo el país.



Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Otra incongruencia. Déficit mundial de azúcar

Domingo Martínez Madrid, Burgos

Otra oportunidad

Carlos Castro Martínez, Valencia

Perdón para curar las heridas

Jesús Martínez Madrid, Lleida

¿Hacia dónde?

Xus D Madrid, Girona

Es puro teatro

José Morales Martín, Madrid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris