Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

La publicidad y el botellón

Pascual Falces
Pascual Falces
jueves, 23 de marzo de 2006, 04:16 h (CET)
Existe un alto interés, no exento de estupefacción, en contemplar cómo la juventud, rayana en adolescencia, no sólo manifiesta la vieja inclinación de “juerga” acompañada de alcohol, compartida en “peña” (como siempre ha sido), sino de que, para ello, se sirva de la enorme capacidad de aviso que proporcionan las “modernas” tecnologías de comunicación. De lo que se puede deducir, que, más que las borracheras, preocupa la facilidad con que se extiende una convocatoria. Y se comprende. ¿Imaginan un ejército provisto de “móviles” comunicándose los soldados la idea de desertar, y que, de esto, se informase el enemigo? Neutralizable o no, sería un nuevo fenómeno que habrían de valorar los respectivos Estados Mayores sin hallar precedente alguno entre sus manuales.

Independientemente del juicio sociológico, o moral, que pueda formarse para disculpar o condenar estos antiguos hábitos del hombre en sus años de salida de la infancia, lo que añade el estupor son las resultas de los diminutos “móviles”; su accesibilidad y consecuencias... Algunos casos ya se han dado, además del que nos ocupa, pero, el más señalado, aparte de por su novedad, fue el que se dio al convocar el Partido Socialista a sus simpatizantes frente a las sedes del PP tras los sucesos del Once-M. Son “otros tiempos”, como afirma el hijo pequeño de Epifanio del Cristo Martínez, que, aunque no lo sepa todavía, por joven, tiene la inclinación filosófica de su padre, y, que, el mayor, ya tiene acreditada con Matrícula de honor.

Son asociables el fenómeno del botellón, y el grado de desarrollo alcanzado por la publicidad. Es sorprendente esta relación, salvo por la novedad de ambos; sólo que el primero es más bisoño. En los días que se viven, el anunciante indaga los puntos de mayor audiencia –da lo mismo el medio-, y por lo tanto, sostiene el espacio y su contenido. Así es como resulta más fácil para “El Corte Inglés” moderar la enjundiosa lengua de Federico Jiménez Losantos, que al Cardenal Rouco. El talón de Aquiles de la cadena Ser, también lo constituye esta “identidad” de la España de hoy, y que es lo único que el “Estatut” tiene difícil para erradicar de Cataluña. Las voces suenan, con sus ideologías, porque alguien paga el espacio de emisión. Tal vez, retrospectivamente, la Guerra Civil se hubiera evitado si la publicidad hubiera tenido, en aquellos tiempos, el poder de acallar a la Pasionaria (consultar libros de la época).

Estos nuevos tiempos, nos han traído, también, una España nueva que, con el mismo mensaje genético, difiere en su comportamiento. Tiempos atrás, los agricultores andaluces que, como protesta, regalan sus frutos y una rosa a cambio de un euro, lo habrían hecho con palos, armas blancas, o de fuego -lo que ahora, eufemísticamente se reconoce como “violencia”- Las cabezas políticas que pululan por los aledaños del Poder, todavía no han digerido este nuevo país. Al que, si acaso, contemplan con idéntica extrañeza que al fenómeno del botellón. Afortunadamente, los “abuelos” fallecieron hace años y la tierra acogió sus cuerpos, del mismo modo que cada otoño recibe las hojas secas; pasan unos meses, e, inevitablemente, estalla la primavera, también en “El Corte Inglés”.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris