Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El arte de la guerra   -   Sección:   Opinión

Efectos especiales

Santi Benítez
Santi Benítez
lunes, 20 de marzo de 2006, 05:00 h (CET)
Una de las cosas que siempre he disfrutado en el cine son los efectos especiales. Recuerdo perfectamente cómo me explicaron la filmación del vuelo de Superman con el mundo de fondo, las luchas con espada láser, las escaramuzas entre cazas imperiales y la alianza. Sin embargo, es la película FX la que mejor expone, bajo mi punto de vista, cuál es la finalidad de los efectos especiales: Hacernos ver aquello que no existe como si fuera visualmente cierto. Hay verdaderos detractores de estos efectos en el cine, aunque existan en él desde sus comienzos –véase “Viaje a la luna” o “Nosferatu, el vampiro”– y además se dan en nuestra vida cotidiana, sobre todo en política.

George Lucas tiene a Industrial Light & Magic, Steven Spielberg tiene a DreamWorks Pictures, y Mariano Rajoy tiene a la AVT (Asociación de Victimas del Terrorismo), la Asociación en Defensa de la Familia –la familia que ellos quieren, claro– y la pseudo nazi organización ‘Hazte oír’.

En todas las democracias existen los llamados grupos de opinión. Estos grupos opinan según su edad, su sexo, poder adquisitivo, nivel de estudios, estado civil, número de hijos... Datos que el INE, por ejemplo, maneja muy bien a fin de plasmar parámetros de impacto sociológico. Sin embargo, en nuestro país, al más puro estilo Fundación Olin o la Fundación por un nuevo siglo estadounidense, también tenemos a la FAES, a la AVT, a la Asociación en Defensa de la Familia y al Hazte Oír.

En el primer caso nos encontramos con que existen varias asociaciones de víctimas del terrorismo, pero es la AVT, que va de la mano del PP, la que quiere influir en la política antiterrorista del Gobierno. En el segundo caso, la Asociación de Defensa de la Familia, no sólo es que no defienda la familia, es que flaco servicio le hace al tipo de familia que dicen defender, yendo también de mano del PP. El tercer caso es el más sangrante, ya que, aunque también van de la mano del PP, las vinculaciones de ‘Hazte oír’ con la extrema derecha son evidentes, llegando a utilizar tácticas al más puro estilo neonazi en foros de Internet.

Estos grupos de opinión tienen en común varias cosas, aparte de su evidente vinculación con el PP. Por ejemplo, en todos los actos que han convocado, ya sea juntos o por separado, nos encontramos con las banderas pretéritas del buitre, el yugo y las flechas, sus actos son respaldados por la iglesia, y en todos se exige que el Gobierno haga lo que ellos quieren. A nadie escapa que son minorías que intentan imponer puntos de vista que respalda el PP. El problema estriba en que esos puntos de vista son los mismos que la extrema derecha, y los valores que dicen defender resulta que son contrarios a los que la mayoría de los ciudadanos de este país quieren. Y si uno echa mano del INE lo demuestra sin demasiado problema.

Por ejemplo, la AVT no quiere que se negocie con ETA, el PP tampoco. Ahora, porque en su momento bien que negociaron con el respaldo de la AVT. El 79% de los españoles están de acuerdo con que se negocie para que la banda criminal desaparezca y, además, bajo los mismos criterios que maneja el Gobierno. El 86% de los ciudadanos de este país no tienen nada en contra de que personas del mismo sexo se casen y el 67% está de acuerdo en que puedan adoptar niños. El 69% de los niños de este país está escolarizados en el sistema público de educación. El 76% de sus padres no están de acuerdo con que sus hijos reciban clases de religión. El 98% de esos padres piensan que se debe dedicar más dinero a la enseñanza pública y dejar de financiar la privada con sus impuestos.

Todos estos números demuestran dos cosas. La primera, que la sociedad española es muy sana, y la senguda, que estas asociaciones no dejan de ser minorías muy ruidosas, pero minorías al fin y al cabo. Y uno de los mayores peligros que corre una democracia es permitir que las minorías impongan sus puntos de vista sobre el deseo de la mayoría, ya que eso sería pervertir el espíritu de la democracia como sistema y del Estado de Derecho como garante de las libertades de los ciudadanos; libertades que, recordémoslo, nos costó cuarenta años de opresión conseguir.

En estas últimas manifestaciones que hemos vivido, en particular tres de ellas -la auspiciada por la AVT, la realizada en Salamanca y, por último, la realizada en defensa de la familia, la que ellos quieren, claro-, ha puesto en evidencia de forma clara hasta qué punto los supuestos que defiende el PP coinciden con los defendidos por la extrema derecha. Y por si fuera poco en su última convención se han traído a Sarkozy, ese inteligente político francés que llamó basura a los inmigrantes, en un claro guiño al lepenismo galo. Que hablando de todo un poco, teniendo en cuenta que tanto Sarkozy como Villepen son del mismo partido, y teniendo en cuenta que Sarkozy en la convención dijo que siempre estaría al lado de Mariano, ¿podría explicarme alguien qué hubiera pasado si el PP llega a ganar las últimas elecciones? ¿Nos hubiéramos encontrado también con el contrato de usar y tirar en este país? Me da la impresión que sí.

Buenas noches, y buena suerte...

Suena de fondo “Shhhhh...”, de Ten Years After.

Noticias relacionadas

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.

Cada día se suicidan diez personas en España

Carrera a favor de la prevención de las muertes por suicidio

Depredadores sexuales

Las mujeres siempre encontrarán en su camino felinos agazapados dispuestos a destruirlas en sus garras sedientas de sexo

Bélgica, condenada por vulnerar derechos humanos

A. Sanz, Lleida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris