Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   A sangre fría   -   Sección:   Opinión

Confieso que he bebido, y anuncio que beberé

Jesús Nieto

domingo, 19 de marzo de 2006, 04:03 h (CET)
En España arrastramos, aun iniciado con holgura suficiente el siglo XXI, modos, conductas y maneras que expresan que en el fondo de la sociedad, subyace un común de formas de afrontar la vida y el avance de los tiempos que vienen a confirmar a ojos de nuestros vecinos europeos, que el modo de ser de los españoles no ha cambiado tanto desde que el dictador murió en cama.

La antigüedad en la dinámica de la sociedad española, añeja y enmarañada en la tradición más rancia, se ejemplifica en el modo de afrontar los conflictos sociales: la sempiterna lucha por la libertad.

Mientras en Francia, la juventud, apocalíptica e integrada en la divina comodidad de la república gabacha, pugna con la fiereza del 68 por defender la dignidad del joven ante el genocidio del sistema, en esta extensión de secarrales con capital en mi Madrid, la chavalería adolescente, ajena a la defensa de la dignidad arrebatada, sintetiza el conformismo rebelde con la convocatoria simultánea de un macrobotellón.

Será cuestión de civismo, problema del africanismo de nuestro ser más profundo, que la vigencia en la lucha social adopte la báquica forma de una concentración multitudinaria y no muestre su indignación antela reclusión de los veinteañeros en zulos diminutos, la precariedad laboral o la progresiva disminución de las políticas de auxilio al estudio.

Pero concediendoles que el macrobotellón es una burda réplica al sistema por su cortapisa a la libre voluntad del individuo de celebrar su ocio, permitan ustedes que alce mi copa al cielo y brinde por la convergencia de la juventud en un objetivo común, pues con optimismo primaveral espero, que la beligerancia del joven a esta Ley Seca tenga solución de continuidad con metas más profundas y dramáticas en el panorama vital de mi generación, errante, desempleada, analfabeta y acomodaticia.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris