Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El Pepeísmo

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
viernes, 17 de marzo de 2006, 22:08 h (CET)
Alguno de los buenos que definía un Alto cargo, tuvo la suerte de despachar con el icono del gulag, José Estalin. Afortunadamente antaño no tuvo poder suficiente para hispanizar, la caída forma comunista de gobernar al pueblo. La falta de rumbo ideológico del actual marxismo-comunismo se refleja en patéticos referentes de dictadores tropicales o repúblicas religiosas radicales. Entre tal galimatías se recuperan por los ideólogos antiliberales, las referencias de las directrices de Engels en cuanto a la familia y su control. Es donde entra el caballo de Troya del homosexualismo y el feminismo, agresivos hasta la extenuación contra la familia o los grupos sociales o políticos que la defienden; contradictoriamente benévolos ante la radicalidad de los regímenes que pretenden aliarse, caracterizados por su homofobia y consideración de la mujer como ser inferior al hombre.

Esto, fácilmente demostrable en las actuaciones cotidianas, tuvo su peculiar escenografía en el Parlamento con el abandono de sus asientos de las diputadas comunistas (ex-socialistas) de IU y PSOE. La simple excusa , una referencia oratoria a la vestimenta de la vicepresidenta, para el "levantamiento" del nuevo gulag del feminismo radical comandado por el imaginativo financiero-industrial José Montilla. Aparte de cortinas de humo diversas, propias de los regímenes ocultistas, estas nuevas secciones del movimiento vienen a hispanizar lo que el anciano líder no pudo. Reblandecer la dureza mediante suaves formas hispanas, con su golpe de gracia impactante. Una fotografía vale más que mil palabras, don José rodeado de feministas agraviadas retoma al duro soviético José. Es la simbiosis de lo viejo con lo nuevo y su colorido, el pepeísmo. En vísperas del día de San José, los Pepes lo celebran. Los "José Luises" también, incluso el autodenominado feminista radical, aunque sea por el día del padre al ser laicista. Ha nacido el Pepeísmo, el que entronca con la historia del hermano de Napoleón, Pepe Botella, y la Constitución que lo combatía, La Pepa.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris