Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Conflictos y dilemas   -   Sección:   Opinión

Responsabilidad esa palabra olvidada

Francisco Montesano
Francisco Montesano
viernes, 17 de marzo de 2006, 22:08 h (CET)
Se es responsable, cuando se efectúa la acción de la cual se debe responder, es decir, cuando se tiene plena capacidad para garantía, cuando se quiere dar cumplimiento a la ley moral que obliga al individuo a enfrentarse a sus actos. Se es responsable cuando se puede responder por los hechos, en razón de que la responsabilidad sólo obedece a un acto de conciencia. La moral, en este aspecto, representa la dignidad humana al servicio de las acciones del individuo.

Que nos dejo este Juicio Político histórico, que acaba de termina en Argentina, con la destitución en democracia, del Jefe de Gobierno Aníbal Ibarra, hecho inédito y único en toda nuestra historia.

La Argentina afronta hace tiempo una crisis moral, entre cuyas razones puede señalarse la ausencia de una sanción a quienes transgreden la ley, la palabra impunidad es la que mejor define nuestra salud institucional.
Con frecuencia, la sociedad argentina recibe señales desalentadoras vinculadas con la incapacidad de la Justicia y con la falta de voluntad política para esclarecer hechos de corrupción, debemos asegurar la vigencia absoluta de la ley e imponer castigos ejemplares a quienes se burlan de ella o la violan descaradamente.

La idea del golpe institucional, que pretendió imponer el destituido Ibarra, no se difundió más allá de sus adeptos. En cambio la impunidad del poder, que pretenden delegar el control en estamentos menores, reconoció su culminación. Me disgusta saber que muchas personas no lo adviertan y crean, que se trató de una victoria de la derecha.

El legislador Helio Rebot, del partido oficialista, voto por su destitución, argumentó que al cabo del juicio “quedaron acreditadas numerosas irregularidades que no tienen explicación” y remarcó que Cromañón “nunca fue inspeccionado” en el 2004 y “no debía estar abierto” la noche de la tragedia si se hubiese cumplido la normativa. También le reprochó a Ibarra “Si usted denuncia canibalismo, no se puede convertir en un caníbal”, lo censuró.

Comparo el despido de toda la plana completa de inspectores, unos 300 y el reemplazo por tan solo 30 de su máxima confianza a la baja de los 12000 policías de la Capital y el reemplazo por 1200 cadetes. Es una medida extrema, un salto al vacio y le recordó que Peron decía < Quien no tiene cabeza para pensar debe tener espaldas para aguantar >
El proceso de Juicio que se completó el 7 de Marzo, muestra una renovada madurez institucional y establece un enérgico llamado para quienes ejercen cargos electivos.

El alegato de la fiscalía estuvo centrado en al exposición de tres elementos que configuran el mal desempeño de Ibarra 1- Ineficiencia en el ejercicio del poder de policía. 2 - Responsabilidad en la emergencia 3 - Falta de atención a las alertas institucionales recibidas. Los fiscales sostienen que "está demostrado" que Ibarra ejerció el poder de policía de "forma discrecional"; que "no reglamentó" el Plan Maestro Metropolitano y además que "hizo caso omiso" de las alertas institucionales.

Algo falló”, dijo Ibarra ya privado de su cargo cuando entró al salón de la Legislatura donde sus colaboradores esperaron el veredicto del juicio político. No se refería a la tragedia que enluta al país o a la falta de un sustento político que determinó su situación, sino al resultado de la votación.

Culminado el acto y luego de su destitución, lo primero que hizo Ibarra fue anunciar su intención de recurrir a la Justicia para atacar el fallo que le hizo perder el cargo, un eventual resultado favorable, si ocurre, puede llegar cuando su mandato esté vencido.

Insistió en calificar su destitución como un “golpe institucional” aunque no hizo nombres. Luego se dirigió a los “padres y sobrevivientes de la tragedia”, no tanto a los que estaban ahí sino a los que celebraban el resultado: “No sé si alguien podrá estar más tranquilo con esto; no se van a recuperar las vidas que se perdieron. Pero perdimos la oportunidad de acercarnos a la verdad y a la justicia.” El veredicto que acababa de escuchar, opinó, “intenta lavar culpas, crear un chivo expiatorio, pero nos aleja de la Justicia”.“No hay opinión política que esté por encima de la opinión de la sociedad”, sentenció Ibarra y amenazo que los legisladores que votaron en su contra “van a tener que rendir cuentas ante toda la sociedad”.

Nuevamente insistió con la figura de la victima, lugar preferido por quien intenta convencer seduciendo y no razonando, tristemente continuo con el mismo discurso con el que intento convencer a la ciudadanía de su inocencia y de ser el blanco de una pelea entre la , encarnada por los demás y la representada por el y sus discípulos.

Los individuos como Ibarra, que abundan en nuestra política, siguen sin entender que los funcionarios deben ser responsables por sus actos de gobierno, mas cuando se trata de una tragedia nacional, pero volvió a cargar contra la oposición a quien tildo siempre de desestabilizadores y oscuros personajes, de quienes dijo que “mandaron a sus diputados a hacer el trabajo sucio”. Luego se apresuró a salir del lugar de la supuesta conferencia de prensa, antes de que hubiera preguntas de los periodistas.

Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris