Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
España
Etiquetas:   Alquileres   Barcelona   Estudiantes  

Gràcia, Sarrià, Eixample y Ciutat Vella, los distritos preferidos por los estudiantes de Barcelona para vivir

El coste medio del alquiler de una habitación en Barcelona se sitúa en 480 euros
Redacción Siglo XXI
@DiarioSigloXXI
sábado, 8 de diciembre de 2018, 12:40 h (CET)

Barcelona cuenta actualmente con más de 3.400 habitaciones en alquiler, un 48% concentradas en los distritos del Eixample y Ciutat Vella, que albergan 1.110 y 530 habitaciones, respectivamente. A estos le siguen los distritos de Sants Montjuïc, con un 10,4% de habitaciones en alquiler respecto al total de la ciudad; Horta-Guinardó (9,5%); Gràcia (9,3%); Sant Martí (8,9%); Sarrià-Sant Gervasi (4,7%); Sant Andreu (4%); Les Corts (3,4%) y Nou Barris (3%).


El precio de una habitación en Barcelona, sin ningún servicio extra incluido, se sitúa en unos 480 euros, dependiendo del barrio en que se ubique el inmueble, siendo así la ciudad más cara de España para quien busca compartir un piso. Le sigue Madrid con 420 euros por habitación. La media en España es de 320 euros.

Losinmuebles céntricos ubicados en los distritos de Sarrià-Sant Gervasi, Eixample, Gràcia y Ciutat Vella son los que tienen una mayor demanda por parte de los estudiantes que buscan habitación en alquiler en la Ciudad Condal. Concretamente, l’Esquerre de l’Eixample, el Gòtic, el Raval y el Born son los barrios más solicitados. Por barrios, en Barcelona el más caro es el Eixample, con una media de 511 euros al mes por habitación, seguido de Gràcia, con 505 euros, teniendo en cuenta que este precio mensual no incluye ningún servicio extra para el cliente.

La mayoría de jóvenes prefieren vivir en el centro y pagar un precio ligeramente superior al de otras zonas de la ciudad. Esto tiene la ventaja de estar cerca de barrios con ambiente y con buena conexión de transporte público para llegar a sus respectivas universidades o centros educativos”, explica Laia Comas, CEO de Inèdit, la startup inmobiliaria que ofrece alojamiento a estudiantes y profesionales extranjeros que vienen a cursar sus estudios y/o a trabajar en Barcelona.

Comas explica que la elección de compartir piso está relacionada con varios factores: “Por una parte, hay muchos estudiantes y profesionales que desean compartir vivienda por la riqueza que conlleva la experiencia en sí misma. Otro motivo muy importante es evitarse toda la logística que implica el alquiler de un piso (fianzas, suministros, comisiones de agencia, Internet, etc.)”, explica la fundadora de Inèdit.

Finalmente cabe destacar que, en la última década, se ha registrado un cambio en el perfil de la persona que comparte piso que, habitualmente, coincidía con el target de estudiante universitario. Comas advierte que cada vez más son “profesionales y nómadas digitales” los que buscan la fórmula de alquiler de habitaciones dado que se trata de una nueva tipología de cliente que viene de otras ciudades o países y buscan comodidad y facilidades para socializar.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Grande-Marlaska asegura en Italia que un sistema de reparto de migrantes debe englobar todo el Mediterráneo

El ministro del Interior en funciones se ha reunido en Roma con su homóloga italiana, Luciana Lamorgese

El precio de la vivienda en alquiler en Comunitat Valenciana sube un 0,5% en agosto

El precio medio de la vivienda en alquiler se sitúa en 7,24 €/m2 al mes

15.000 autónomos y autónomas menos en el último año

Se pierden una media de 41 autónomos y autónomas industriales al día; una caída del 6,5% en un año

Sólo seis de cada mil personas poseen testamento vital en España

‘Thanks for my life’ reflexiona sobre la importancia de las voluntades anticipadas

El fichaje digital favorece la productividad pero también la conciliación laboral

Solo tres meses después de la entrada en vigor de la Ley de Registro del Horario, los primeros datos reflejan un reducción del número de horas extra y una potencial mejora de la productividad al minimizar pausas e interrupciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris