Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Tierra de promisión

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
viernes, 17 de marzo de 2006, 03:55 h (CET)
Extremadura tierra de conquistadores del Nuevo Mundo, impregnó de Occidente y catolicismo a América por mediación de los Pizarro, Hernán Cortés, Almagro, Hernando de Soto, Pedro de Valdivia, los de Alvarado, Vasco Nuñez y tantos otros. Deprimida económicamente en los últimos siglos, la reconciliación política de todos los españoles en 1978, marca un antes y un después en Extremadura. La solidaridad e igualdad plasmada en la Constitución, gracias a todos los españoles, marca en esta tierra la evolución en sus infraestructuras, economía y progreso social. Ése es el argumento de posible bienestar social y no el aportado por ningún gestor apoltronado. Este pueblo callado es pastoreado, mientras unos pocos quitan lo que todos los españoles le concedieron. Nucleares con domiciliaciones extrañas se unen a refinerías para propios, en un desigual cumplimiento de Kioto.

Aquí se introducen desde ideologías internacionales de género con presencia principesca, hasta arquitecturas de género para edificios presentadas por la sin igual Trujillo. En Miajadas, uno de sus pueblos, está previsto el sabado 18 un concierto del grupo vasco Soziedad Alkoholika. El grupo de canciones como "Explota zerdo", está siengo juzgado por la Audiencia Nacional por exaltación del terrorismo. El conjunto que canta "sucia rata morirás", a pesar de habérselo solicitado la AVT no será condenado ni amonestado por el alcalde de Miajadas, Antonio Días Alías, argumentando que ha sido contratado por una empresa privada.

Condena en general el terrorismo con sus formas, y autoriza por silencio declarativo-administrativo en particular a que actúe este grupo en la localidad de la que es regidor. Es el doble lenguaje en esta tierra de promisión asilvestrada, donde se es condescendiente con todo lo rechazable que llega de otras zonas. Tolerancia cero con las directrices partidiarias, tolerante con los intolerantes. La búsqueda de futuro para hacer fortuna de esos valientes extremeños de hace siglos, se torna hoy en la mansedumbre con que se comtempla en Extremadura , como se la coloniza con ideas cuando menos rechazables.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris