Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Mi amigo 'el sociata'

Miguel Cantero (Córdoba)
Redacción
martes, 14 de marzo de 2006, 00:11 h (CET)
Desde mis tiempos de joven estudiante allá en Montoro, tenía yo un amigo perteneciente a la clase media alta, hijo de funcionario del régimen anterior, habitual del casino de los señoritos, en el que se daba cita, entre otros, el facherío de la época, falangista de camisa azul y cánticos de cara al sol; circunstancias todas ellas, que desde la libertad de los individuos, en mi opinión son muy respetables.

Lo que ya no me lo pareció tanto, es que con la llegada de eso que llaman, incluso los que siguen sin creer en ella, democracia y estado de derecho, recién legalizados los partidos políticos, mi amigo, entonces ya socialista de toda la vida, incluso liberado por el PSOE, desde que este tenía su sede en la calle Barroso de Córdoba capital, me visitara con bastante frecuencia, con el fin de convencerme de las excelencias e ideología de su partido.

Hasta que en una de esas visitas, se me ocurrió preguntarle si su convencimiento socialista, si ese repentino cambio ideológico, había tenido lugar durante su etapa como monitor en el verano del año 1974, en cierto campamento del régimen de entonces en la ciudad de Cabra, teniendo en cuenta que este feneció en noviembre de 1975; como comprenderán, desde aquel día, mi amigo no solo dejó de hablarme de su “particular socialismo”, sino que además las visitas se interrumpieron.

A la vista de la experiencia anterior, y de otras personales y recientes vividas con la Junta de Andalucía, no dejo de hacerme la siguiente reflexión, serán todos los cargos públicos del PSOE en Andalucía, del mismo origen y escuela que mi amigo “el sociata” en sus convicciones democráticas, lo que explicaría que se siga marginando, excluyendo e incluso arruinando caprichosamente la vida de otros ciudadanos, lo que ya no debe de ser solo patrimonio del terrorismo, con el único fin de favorecer con fondos públicos, a concretos y determinados militantes y simpatizantes de esta formación política.

Noticias relacionadas

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris