Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

El EGM o la historia de una gran chapuza

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
martes, 14 de marzo de 2006, 00:11 h (CET)
Esta semana nos enterábamos, a través de una investigación capitaneada por José Antonio Abellán de la Cadena COPE, de la gran mentira del EGM. La investigación, según parece, incluye actas notariales, material gráfico y grabaciones con cámara oculta.

José Antonio Abellán, que andaba con la mosca detrás de la oreja con eso de las llamadas “oleadas” del EGM, trató de infiltrar a varios periodistas en las empresas Ipsos, Random y TNS que realizan los trabajos de campo para AIMC –último responsable del EGM-. Finalmente, los periodistas fueron contratados por la empresa TNS.

Y comenzó la “gran chapuza”. Uno de los periodistas infiltrados fue enviado a rellenar cuestionarios… ¡al cementerio de La Almudena! Y como bien se pueden imaginar, allí no encontró clientela para ser entrevistada.

Otro problema detectado es que los empleados deben realizar las encuestas entre las 11:00 y las 16:00 horas, con lo cual, al ser horario laboral y escolar, no encuentran a prácticamente nadie en sus domicilios. La duración de cada entrevista es de casi media hora; tiempo que muy pocos pueden perder marcando crucecitas. Y las entrevistas incluyen todo tipo de preguntas sobre cualquier clase de artículo. Desde periódicos a productos de limpieza. Con lo cual, las entrevistas son un completo fracaso. En resumen, que al final, y dado que los encuestadores cobran por encuesta realizada, acaban ellos rellenando a su antojo los formularios. “Acuérdese, señor. Si le llaman, diga que vive en el 3º D, que no tiene hijos y que sí, que vino un chico a hacerle una entrevista sobre sus gustos. Bueno, a usted no, a su mujer, pero no cuente que contestó por ella”, leo en Libertad Digital.

Según figura en acta notarial el objetivo de los periodistas de COPE era “desenmascarar un sistema de medición de audiencias que no tiene ningún rigor ni validez”… Así, figura en el mismo acta, ”en el primer periodo de investigación tratamos de ser discretos, de ser cuidadosos para no ser descubiertos. Pero estamos convencidos de que moviéndonos con torpeza tampoco se apreciarían las variantes introducidas. Por ello, en el segundo periodo de investigación, del 11 de enero al 23 de marzo, trataremos de ser más abiertos, incluso de forma exagerada, para comprobar hasta dónde llega la inseguridad de este sistema de medición”.

No se trata de una nadería. Estamos hablando del EGM en función del cual las empresas contratan, a través de las agencias de medios, la publicidad radiofónica. Y estamos hablando también de profesionales que han perdido su empleo a causa de un mal resultado del EGM.

La COPE, además de arropar a José Antonio Abellán en un comunicado, ha exigido la realización inmediata de una auditoría sobre el sistema de medición, mientras anuncia que se reserva cuantas acciones jurídicas estime pertinentes para defender sus derechos. Y es que el periódico “El País” acusó el viernes a COPE en sus páginas de manipular los datos del EGM. La Asociación Española de Editores de España ya ha exigido garantías al EGM y anuncia posibles acciones legales si se confirman las irregularidades denunciadas.

La AIMC ha reaccionado de forma sorprendente: propone la expulsión de la COPE del EGM. Y habla de métodos fraudulentos. Vamos, que para estos señores es perfecto infiltrar a periodistas para descubrir con cámaras ocultas presuntos delitos en la organización de Miss España, narcotráfico, prostitución… pero no lo es para descubrir un engaño masivo a anunciantes, profesionales y ciudadanos de a pie que oyen la radio.

Se agarra la AIMC a lo que figura en el acta notarial: los periodistas para constatar hasta dónde llegaba la chapuza empezaron a introducir variantes clamorosas en las encuestas. O sea, que considera irregular un trabajo de periodismo de investigación pero no ve irregular enviar encuestadores al cementerio o animarlos a “ser listos” e inventarse variantes. Una bonita cortina de humo para encubrir un gran fraude que debe ser investigado judicialmente. Y que cada palo aguante su vela.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris