Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Contar por no callar   -   Sección:   Opinión

Fuego a deshora

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
lunes, 13 de marzo de 2006, 02:13 h (CET)
A pesar de que todavía falta una semana para que se celebre el día grande de la fiesta de las Fallas desde hace varios días el asfalto de las calles de la ciudad ya ha comenzado a recibir parte de los monumentos que deben arder la noche del próximo domingo. Antes las fallas salían del taller del artista el mismo día 15 y eran plantadas, puestas en su lugar en calles y plazas, esa misma noche después de la oportuna y necesaria cena en el “casal” (lugar de reunión de los falleros). Pero desde hace algunos años la grandeza de los monumentos falleros hace que se tenga que comenzar a trabajar en su colocación desde varios días antes con lo que las calles donde se ubican los monumentos más grandes comienzan a ir recibiendo las piezas de la falla desde los primeros días de marzo.

Actos de gamberrismo contra los monumentos falleros los ha habido desde siempre. Las pequeñas fallas sitas en Ciutat Vella es difícil que lleguen a la noche del día 19 integras, son muchas las veces en las que una vez pasada su primera noche en la calle los pequeños monumentos de las comisiones económicamente débiles aparecen con destrozos. En muchas comisiones para evitar estos actos de vandalismo las pequeñas fallas infantiles se suelen guardar en el “casal” o en cualquier almacén al llegar la madrugada. Y de siempre, antes de aparecer las compañías de seguridad privada, los falleros contrataban a alguna persona para que pasara la noche junto a la falla vigilando que ningún desaprensivo intentará llevarse o destrozar cualquiera de los “ninots” del catafalco fallero.

Pero este año el primer ataque a un monumento fallero se ha producido antes de la “plantà” y ha resonado como un trallazo en la sociedad valenciana. La falla atacada ha sido la principal de la ciudad, la que está situada en el centro neurálgico de la fiesta, la falla del Ayuntamiento, la falla de todos los valencianos. La madrugada del jueves al viernes dos individuos, presumiblemente jóvenes, montados en una scooter de pequeña potencia y amparados en el anonimato de los cascos lanzaron una botella con gasolina contra las figuras que debían rematar la falla más visitada y fotografiada de toda la ciudad. La falla que está destinada a que su imagen de la vuelta al mundo durante la semana fallera.

El fuego esta vez no fue un fuego purificador, en esta ocasión el fuego se disfrazó de elemento destructor de las ilusiones de Ramón Espinosa el artista fallero que había construido para la ocasión una alegoría sobre un mundo mejor basándose en la canción “Imagine” de John Lennon. La figura de una madre con su hijo en brazos soñando un mundo mejor para su retoño ardió antes de hora sin tiempo para ver los “ninots” que representan a Bus y Bin Laden firmando la paz o el canto a la convivencia cultural simbolizado en una mujer negra, también quemada, lanzando unas palomas al aire. La solidaridad del resto de los artistas falleros hará que el próximo día 15 Valencia pueda tener su falla principal íntegramente en sus calles, aunque ya nada será igual.

La policía está investigando sobre este vandálico hecho. Puede tratarse de la triste obra de unos niñatos pasados de alcohol, de esos que acostumbran a grabar con los móviles sus fechorías, o bien puede tratarse del ataque perpetrado por algún grupo anti-sistema como el denominado “comando anti-fallero 19-M” que había colocado algún que otro pasquín por la ciudad amenazando a las fallas. Ahora tan sólo nos queda confiar en la pericia de las fuerzas policiales y esperar que los culpables sean encontrados y puestos a disposición de la justicia y que la fiesta siga en las calles sin que sea alterada más que por el estruendo de las tracas y los pasodobles de las bandas de música que pronto las invadirán. Y mucho ojo con el “macro botellón” convocado para el día 17 en el campus de Tarongers, mucho descerebrado podría salir de allí empapado en alcohol con aviesas intenciones para la fiesta fallera.

Noticias relacionadas

Gobernantes y gobernados

De la adicción a los sobornos, a la adhesión de los enfrentamientos: ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris