Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Día de las otras mujeres trabajadoras

Pilar Pérez
Redacción
jueves, 9 de marzo de 2006, 23:59 h (CET)
Como cada año celebramos el día de la mujer trabajadora y lamentablemente compruebo que vuelve a ser una jornada montada por y para algunas mujeres.

¿Dónde están las que han hecho de la maternidad su profesión? ¿Quién habla de las amas de casas que dirigen tantos hogares? ¿Qué medios de comunicación se acercarán esta festividad a las familias que cuidan a ascendientes, descendientes o minusválidos las 24 horas del día?.

Estas mujeres por decisión libre, tal vez por necesidad, tal vez por vocación, tal vez porque creen que es lo mejor, han optado por la conciliación Familia-Hogar.

Sí, señores y señoras, es una opción libre, que tenemos el deber de respetar y como toda acción, libre y buena, de proteger y amparar.

Si celebramos el dia de "la mujer que tiene un sueldo" digámoslo así y aprovechemos para pedir que cese la injusticia de que la mujer que trabaja en casa no tenga, aún hoy, ni derechos, ni sueldo, ni pensión, ni vacaciones, ni recorte de horarios laborales, ni bajas paternales, ni bajas maternales, ni horas para lactancia o asuntos propios...

Mientras olvidemos a estas mujeres no podremos celebrar de verdad el dia de la mujer trabajadora, mientras las mujeres se vean obligadas a elegir por motivos económicos, no me sirve de nada recordar que un día se nos permitió votar.

Primero está la libertad, anterior al derecho a voto, de las mujeres a realizarse cómo quieran, tambien en su familia, y si para que eso sea reconocido hay que darles un sueldo, pues habrá que exigirlo. Cuenten conmigo para eso.

El próximo año podríamos entonces celebrar el Año de la Mujer trabajadora, todos y todas, sin que sigamos siendo agredidas las que profesionalmente nos dedicamos a nuestras familias y a nuestros hogares. Y además vamos a seguir haciendo uso de nuestra libertad, por supuesto sin pedir permiso, por muchos totalitarios o totalitarias que, con emblemas de falsa igualdad, lo único que pretenden es reducirnos a sus pobres esquemas mentales.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris