Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Toros

Etiquetas:   Artículo taurino   -   Sección:   Toros

Sevilla por abril, capital del toreo

Ignacio de Cossío
Ignacio de Cossío
viernes, 19 de enero de 2007, 19:09 h (CET)
Como aficionado me siento muy orgulloso de los carteles de la feria. Personalmente considero que la empresa ha realizado una labor fabulosa y que en general estamos ante unos carteles muy rematados si hablamos de tardes como las del Domingo de Resurrección con el esperado duelo entre El Cid y Morante, junto a un Rincón de vuelta de todo y cubierto de gloria. ¿Podría haber estado Ponce y la cosa hubiera llegado a mayores? Pues si pero, como decía un amigo, que me dejen como estoy que luego llega la guasa.

El cartel del lunes de preferia surge la figura del diestro almeriense Ruíz Manuel, elegancia y buen corte ignorados; junto al arte gitano a medio gas de Antón Cortés y el salmantino López Chaves frente a los Cuadri que esperemos no repitan el juego del pasado año.

El martes de preferia vuelven los irregulares Palha bajo el recuerdo de “Espada” y Liria, ya humo de las eras. Con ellos Uceda Leal abocado a su destino con las corridas duras y su enésima oportunidad para rematar una faena de clase; cierran cartel la sombra amanoletada de Sergio Martínez, sorpresa albaceteña de la tarde y la solvencia de Iván García.

El miércoles de preferia se repesca en gran momento a los encastados Cebadas junto a la esperanza blanca de Linares, Curro Díaz, el castigado torero madrileño Fernando Robleño y el artista utrerano Luis Vilches. ¡Ojo, que este cartel es sólo apto para aficionados de carnet!

El jueves de preferia llegan los toros de Victorino y con ellos comienza la feria para muchos que saben que tras el último toro del Cid acabará todo. Liria abre cartel y ojalá pueda desquitarse con una gran estocada del sinsabor del pasado año. Encabo vive un gran momento y esta es su clásica corrida, así que deberá aprovechar el único cartucho de Sevilla. El Cid, obligado por derecho a refrendar su condición de especialista, cierra el cartel con una muy buena prueba para medir la estabilidad de su trono.

Con el viernes de preferia llega la corrida de la Feria de Abril de este año. Regresan los zalduendos y las embestidas sin fin. Con ellos el mejor torero de las últimas cuatro décadas, Enrique Ponce abriendo la tarde junto a la inspiración de Morante y el mando pacense de Perera. ¡Miguel Ángel qué lástima que no te veamos más tardes, mano a mano con otro gran coloso y futuro mandamás llamado Castella! Las competencias se aplazan, los duelos se frenan y la afición se lo pierde. Más duelos Castella-Perera y menos farolillos...

Sábado de preferia, llegan los bravos jandillas y nuestro Castella, as de la fiesta castigado a una sola tarde. Las apuestas suben. ¿Cuántos todos se dejarán sin torear sus compañeros? A Rincón le será difícil aguantar este año, es la vuelta de un guerrero cubierto de historia como de primaveras; y Manzanares hijo, sin comentarios….aún no me explico los méritos de su inclusión en esta feria. Un buen aire sin ligazón es una leve brisa que se la lleva la corriente. Pese a todo éste es un cartel de los llamados agradables para la vista.

Domingo de preferia y los toros de Torreón hacen su entrada con un bagaje pobre y caedizo en corridas de toros como resumen de la pasada temporada. En el cartel un torero muy visto, Jesulín, con su temple a cuestas; David Fandila “El Fandi” y la gloriosa suerte de banderillas al galope; y Sergio Marín, un torero desigual de buen aire anclado en corridas duras. Ya veremos los tres juntos con los toretes del Torreón, puede ser un cocktail explosivo, si al menos fueran los novillos de esta casa…

El lunes de farolillos vuelve a brillar como el pasado año con la elegancia innata y caprichosa de Finito; el torero heredero de Romero, Morante; y un torero minado por el miedo, desde aquel toro de El Puerto en Zaragoza de hace dos años, pese a su altura artística llamado Salvador Vega. Los toros Torrestrella de fondo y de luto, réquiem por el último gran caballero del campo andaluz, amen de Algarra.

Martes de farolillos, la ganadería de primera, astados de Juan Pedro Domecq para un cartel de lujo con Ponce y El Cid en lo alto, a pesar de los escasos méritos del tercer espada llamado Francisco Rivera Ordóñez. El sexto toro del Cid despedirá a la afición sevillana para dar bienvenida al público festivo, que si nos despistamos un poco sacarán a hombros al mulillero a este paso y por segunda vez.

Miércoles. Los acrisolados torrealtas caerán en las manos del colombiano Rincón en su tercera y agotadora, a buen seguro, comparecencia; el madrileño César Jiménez con una proverbial inteligencia anotadora en alza y en aquellos naturales del mejor Tejela de hace dos años. Espero que Matías no se convierta en “Billy el niño” y se acuerde de esto que apuntamos: los naturales lentos por favor. Como aquellos…

Jueves de farolillos. Duelo salmantino del valor ciego de Gallo, frente al heredero de Don Pedro, El Capea. Surge también aquí con fuerza el diestro sevillano Dávila Miura que puede pegar el salto a la efeméride definitiva con estos toros de Alcurrucén muy en el aire de su toreo y salir finalmente a hombros. Eduardo, unos pocos no te deben quitar la ilusión de los sueños grandes, aún confiamos en tu raza.

Un cartel extraño es el viernes de farolillos con Conde, Fandi y Cortés. Separados los tres dicen algo pero juntos no les veo. El mejor, Cortés, del que esperamos actuaciones como la Santander y Soria del pasado año. Conde es una intriga siempre y Fandi a lo suyo que son las banderillas de sangre y fuego. Definitivamente un cartel bonito son los que dan un sentido a la corrida, por ejemplo que les parecería Conde, Morante y Finito con los mismos parladés, mejor ¿no?

Por favor que nadie me pregunte por lo del sábado de farolillos, no recuerdo un cartel tan malo en mi vida de aficionado. Prefiero no opinar de ninguno. Aquí la empresa se ha lucido y nos ha regalado un cartel de auténtica penitencia. En cuanto a los toros la corrida de Valdefresno puede salirnos como Dios quiera, tenemos sus tres versiones. Moruchada, desplome total o encastada Apuesten pero les aviso de tsunami gordo.

Al día siguiente domingo en matinal de rejones vuelven los jóvenes y triunfantes Fernández, Cartagena, Ventura, Hernández y Moura en sus dos versiones con el veterano Antonio Domecq ante una corrida de Campos Peña. Demasiados rejoneadores, tres son multitud, así que ya se imaginaran con 7. Se ha dejado notar los compromisos empresariales a la hora de confeccionar la única corrida de rejones. Carrusel ecuestre eterno para el niño y la niña, en una calurosa mañana de abril. No sería más fácil traer sólo a Moura hijo, Ventura y Cartagena; y dejaros de ésos compromisos que tanto ahogan nuestro prestigio. Por cierto basta para que salga una corrida de rejones buena de Bohórquez o Murube para que no te repitan. Manda narices…

Se cierra el domingo por la tarde con la de Miura para El Fundi, Padilla y Valverde. Tres toreros muy capaces para una corrida difícil, máximo interés para los aficionados cabales que resisten a la estampida taurina. Claro que este año lo tienen complicado con el regreso de un lunes de resaca de categoría con tres hierros y tres toreros ilustres aunque más bien escasos de competencia. En primer lugar se lidiarán dos toros de Bohórquez para Hermoso de Mendoza, que logra su exigencia comprensible de abrir cartel y matar dos toros como los de a pie. Si, señor. Continúa la tarde Manzanares con la clase y el poso de un gran reserva ante los de Alcurrucén; y termina la tarde y la Feria de Abril del 2006, con un no tan joven Cayetano que se presenta nuevo en esta plaza con dos novillos de Zalduendo bajo el brazo. Día alegre y de lleno absoluto en el coso del Baratillo, y eso por sí solo, le dan todo el mérito y crédito a los tres.

Por cierto le honra a Cayetano repetir cartel con novilleros de su generación el domingo siguiente, aunque claro está, no son sus contrincantes peligrosos al estilo del cacereño Emilio de Justo ni el sevillano Marco Antonio Gómez, pero también tendrá que plantar cara la gitanería de uno y el cordobesísmo del otro, llamados Olvida Soto y Julio Benítez, respectivamente. Casi ná.

En definitiva debemos estar satisfechos con la feria en líneas generales; y creo modestamente y sin acritud, que por estas fechas, concretamente del 16 de abril al 1 de mayo, Sevilla seguirá siendo la máxima capital del toreo, marcando decididamente y una vez más, la pauta de la temporada.

Noticias relacionadas

Miguel Hernandez o la forja de un taurino

A Miguel

Don Juan Carlos disfruta de una tarde de toros en Las Ventas

El Palacio de Vistalegre (Madrid) volverá a acoger corridas de toros en 2017

Contrato renovado por un año

Taurinos presentan 20.000 firmas en el TC para que se resuelva el recurso contra la prohibición de los toros en Cataluña

Más de 10.000 taurinos se manifiestan en Valencia

La Feria de Fallas había movilizado en los últimos días a los antitaurinos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris