Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   La Cesión   -   Sección:  

D.E.P. Real Madrid 2000-2006

Antonio Álvarez
Antonio Álvarez
jueves, 9 de marzo de 2006, 22:53 h (CET)
Murió en Highbury (Londres) el 8 de marzo de 2006, a los seis años de edad. Murió una forma innovadora, una revolución en la siempre dictadura futbolística. Murieron los zidanes y pavones. Murieron los galácticos. Murió el más ambicioso proyecto que jamás un presidente haya planeado. Murió una nueva manera de ver el fútbol. Murió el Real Madrid de Florentino Pérez. Al igual que murieron el Brasil del 70, el Bayern de Munich de Beckenbauer o el Milán de los 90.

La derrota de ayer simboliza muchas cosas. Será mucho lo que se escriba. Y serán muchos los que escudriñen los males del Madrid. Pero lo que queda claro es que a la Casa Blanca no le queda otra solución que superar la pérdida de, quizás, el mejor equipo que jamás se pueda volver a reunir. Bien es cierto que el Real de las cinco Copas de Europa también tuvo a los mejores jugadores del momento. Por ello, los galácticos, al igual que la tropa de Di Stefano, se deben disolver y buscar la felicidad lejos del Bernabéu para finiquitar unas carreras envidiables.

El Barça se recuperó, y miren lo bien que le va ahora. El Arsenal está en fase de evolución con jugadores prometedores. El Liverpool parece que renace de sus cenizas (a pesar de su eliminación). El tiempo pasa y el fútbol evoluciona. Los jugadores jóvenes son mejores que los viejos. Y es que hay pocos equipos que se mantengan muchos años en la élite, porque la élite cansa, desgasta y, al final, desquicia.

Este Real Madrid deja en las hemerotecas momentos brillantes, quizás de fútbol total, eso que inventaron los holandeses. Para la posteridad quedan esos partidos en el Bernabéu, en los que los rivales casi no tocaban el esférico. O esa volea de Zidane en Glasgow. También se recordarán las galopadas goleadoras de Ronaldo, los milimétricos centros de Figo y Beckham o las pillerías de Raúl. Para estudiar quedarán aquellas triangulaciones que Roberto Carlos y Zidane hacían en la banda con dos toques perfectos. Todo permanecerá en cinta o dvd, para que dentro de un tiempo ese Real Madrid sea una referencia y un equipo al que imitar.

Pero ahora lo que tienen que tener claro los arquitectos del nuevo Real Madrid es sobre que pilares se tienen que apoyar. Casilla, Ramos, Robinho, Guti, Raúl, Baptista y Cicinho. Seguro que muchos piensan que Raúl y Guti también son desechables. Pero en mi opinión, el 7 y el 14 representan al madridismo, porque lo han llevado en sus venas desde pequeños y porque es a quienes de verdad les duelen estas derrotas.

Queda mucho por hacer y mucho que sufrir. Y, a lo mejor, quedan otros 32 años para ver ganar al Real Madrid C.F. una nueva Copa de Europa. La Décima.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris