Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Promesas electorales

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
miércoles, 8 de marzo de 2006, 23:57 h (CET)
Estamos acostumbrados a los sesgos de los partidos políticos en el desarrollo de las promesas electorales cuando gobiernan, siendo flagrantes las posturas de los electos que defienden ideas y sus contrarias a toque de corneta del jefe de turno. Que la impunidad del político con su acta en mano es grave, más lo es decidir sobre todos y en particular sobre quienes les votaron con un programa electoral. Esa es una de las grandes indefensiones del ciudadano, que pone de manifiesto el letrado murciano José Luis Mazón en otra novedosa demanda admitida a trámite por un juzgado de Madrid. La primera fue la indemnización de 11 magistrados del Tribunal Constitucional, que avaló el Tribunal Supremo, por no examinarle una demanda de amparo. La de ahora es por publicidad engañosa del PSOE y por incumplimiento de promesa electoral del 2004, "donde prometía incidir de modo especial en la exigencia de responsabilidad de los jueces", legislando ahora para que los magistrados del Constitucional no puedan ser juzgados por ningún órgano jurisdiccional en el ejercicio de sus funciones o declaraciones. Siendo este tema de gran importancia y señalado como inconstitucional por el CGPJ, no es el único y de mayor enjundia, que sucediendo en todas las legislaturas es en esta de especial gravedad, por decidirse el futuro de todos los españoles.

Es lógico que es más grave que te engañe para gobernar quién después te gobierna, que la venta de un producto que no tiene lo que dice tener. Los programas electorales y las palabras de los políticos son como el viento, sus responsabilidades gozan de la misma suerte, los que las sufren permanecen en la tierra al albur de todas las modalidades de movimiento del aire por ellos generado. Legislar sobre las promesas electorales parece impensable para los partidos, pero puede que los tribunales tengan algo que decir al respecto de derechos constitucionales. Esta oportunidad del letrado murciano, podría ser un buen inicio en la conquista de nuestro derechos y libertades, que custodian para sí todos los partidos políticos sin excepción, aunque unos más que otros. Llegadas las elecciones, a ver que es lo que promete el que ronda la morenez del voto.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris