Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¡La ponencia de los huevos podridos!

José Luis Palomera
Redacción
miércoles, 8 de marzo de 2006, 23:53 h (CET)
'Hay que echarle huevos, pero huevos podridos'. O sea, que los ponentes han llegado a la conclusión de poner en el preámbulo del estatuto -qué huevos Estatut- catalán, la definición de 'Nación', ya que así lo solicitó la mayoría del Parlamento catalán.

Yo, de verdad, de verdad, que me cuesta pensar que pueda haber tantos 'hueveros podridos' en la política española. Es decir, como la mayoría de Parlamento catalán desea que Cataluña sea denominada nación, pues na, se pone... Si hay que ponerlo, pues se pone...

Pues nada, qué le vamos hacer, mañana el Parlamento cántabro, supongamos, que desea que Cantabria sea una 'Republica Kantabra', pues... nada, lo ponemos. Si la comunidad vasca decide denominarse 'Republica Nazionalista Vasca', pues na, lo ponemos también, y si Ceuta decide denominarse 'Nación islamista española', pues nada, se pone. Un gobierno progresista bien lo merece. Si hay que hacer dos docenas de constituciones, oiga, que se hacen, que pa eso el gobierno es progresista.

Me queda una duda. Supongo que de dar caprichos, se darán a todos, no sea que los ponentes del estatuto pongan huevos de gallina para los catalanes y vascos, y para los demás nos pongan huevos de hormigas.

Qué vergonzoso, además de indignante. El asunto se las trae, no tanto porque Cataluña se denomine de una u otra forma, ya que se denomine como se denomine al menos un 50% de los catalanes son anti-españoles; lo que es indígnate es aguantar todos los huevos podridos de los representantes catalanes con tal de sacar adelante el 'gallináceo cacareo de Zapatero'. Vergonzoso.

Ahora viene el Estatuto canario. Me temo que tal vez se pueda denominar 'Naciones isleñas españolas'. Luego el vasco, aunque mejor del vasco ni hablar, ya hablan las bombas y cuando lo deseen las pistolas.

Lo de la ponencia del Estatuto, desde mi humilde servicio a la lógica de los pueblos y las naciones, es intolerable, además de indignante. Es por eso que solicito a estos 'ponedores de huevos podridos' la dimisión inmediata, luego que cojan un avión y se pierdan en la selva. Los monos no cobran nada por hacer de maestros y, además, no ponen huevos, los sostienen con mucha dignidad.

Vergonzoso e insoportable.
Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris