Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Libre directo   -   Sección:  

Ronaldo, ¿fuera o dentro?

Diego Blázquez
Redacción
martes, 7 de marzo de 2006, 23:04 h (CET)
Desde niño he admirado a Ronaldo, recuerdo que un año forré completamente mi agenda escolar con fotos del brasileño. Siempre me ha parecido un jugador fuera de lo común, un fuera de serie. Uno de esos futbolistas que salen cada mucho tiempo, que marcan una época y un estilo de juego, que muchos tratan de imitar, pero que sólo él lo desarrolla de forma eficaz. Él sólo es capaz de ganar un partido en una sola acción, vive por y para el gol, lo lleva en la sangre y en la mente, es un cazador de porterías, como bien reflejaba una campaña publicitaria de la marca que le patrocina. Creo que Ronaldo entraría en cualquier once ideal de la historia del balompié, junto a los Maradona, Pelé, Beckenbauer, Cruyff, Platini o el propio Zidane. Pasará mucho tiempo hasta que salga otro nueve que le pueda hacer sombra.

Sin embargo, Ronie ha perdido esa sonrisa que siempre le ha caracterizado como buen carioca que es. Mi impresión es, que cada vez que ha dejado de sonreír ha sido porque las cosas no le han ido bien. Le sucedió en Barcelona, tras su enfrentamiento con Josep Núñez; le pasó en el Inter, donde acabó enfadado con Morati; y parece que le vuelve a pasar ahora en el Madrid, donde, según él, no ha recibido el cariño suficiente de la grada del Bernabéu. Para más inri, su más acérrimo defensor, Florentino Pérez, acaba de abandonar el club. Sin duda, es una actitud que denota ñoñería, infantilismo, exceso de capricho, y sobre todo, inmadurez; algo que nunca me ha gustado de él. Pero, qué nivel de madurez se puede esperar de un chico que pasa de vivir en las fabelas a ganar lo que gana al mes. Aunque, no es por ahí por donde quiero llevar mi reflexión, porque, seguro que Ronaldo ha luchado mucho para llegar donde ha llegado, y si gana ese dinero es porque lo genera y hay gente que lo paga.

El hecho es que el jugador del Real Madrid no se encuentra en su mejor momento de forma. Tan sólo ha conseguido dos tantos en los seis partidos que ha disputado desde que se recuperó de la última lesión. Y de esos seis encuentros, al menos cuatro los ha disputado completos. Cuando un jugador de su talla no está bien, termina dándose de bruces con la exigencia de la grada blanca, algo que está claro que no sabe encajar, desde que en aquel partido contra la selección japonesa (correspondiente a los actos del centenario de la entidad de Chamartín), en el que ofreció su último balón de oro cosechado, oyera gritos de un sector del público en apoyo a Raúl, como muestra de que era el madrileño el que tenía que haber ganado el trofeo. La verdad, es que no fue un acierto por parte de ese núcleo de aficionados. Pero, tampoco fueron acertadas las declaraciones del futbolista contra el abonado merengue, ni era el momento, un día antes de jugar contra el Arsenal; ni debió decirlo nunca, aún cuando lleve razón, como la llevaba. Porque que no tuviera que haber comentado nunca tales cosas, no le exime de llevar razón. En el coliseo blanco se han oído aplausos a jugadores que corrían mucho, pero que no sabían darle una patada a un bote.

La última información a la que he podido acceder en la tarde de ayer cuando escuchaba a los compañeros de Radio Marca estaba referida a un posible desplante del delantero brasileño hacía su actual entrenador, López Caro. Al parecer, el lebrijano tenía meditado dejarle en el banquillo en el partido del pasado sábado frente al Atlético, y al comunicarle el técnico madridista esta decisión, Ronaldo se enfureció y le faltó al respeto. La manera en la que lo hizo no quedó matizada por el periodista, al no tenerla confirmada. Ante tal reacción, López Caro decidió excluirle de la lista de convocados e incluyó al canterazo Jurado. Cierto es, que la noticia no ha aparecido en ningún otro medio de comunicación hasta el momento, pero yo no tengo porqué dudar de la profesionalidad de los componentes de esta emisora. Sin embargo, es algo que de haber sucedido, lo ha hecho en el vestuario del Madrid, un vestuario sobre el que mucho se especula, pero sobre el que nunca se pueden confirmar al cien por cien las informaciones que salen de allí.

Pero, no me importa si sucedió o no el enfrentamiento entre ambos, lo que me importa es lo que decida el miércoles el entrenador del equipo blanco. Si de verdad sucedió, me parecerá bien que Ronaldo ni siquiera se vista con el chándal, y que se quede fuera de la convocatoria de nuevo, aunque sea ya en Londres. Porque creo que por encima de cualquier título o trofeo, están los valores que deben regir el deporte, ya que, antes de ser espectáculo, el fútbol es un deporte, y un deporte de equipo, por lo que uno de los valores primordiales es el respeto a los compañeros, máxime cuando se trata de un entrenador. En este caso, López Caro tiene todo mi apoyo. Sin embargo, si esa situación no tuvo lugar nunca entre los dos, me parecería, como ya se ha comentado, un lujo que el Madrid quedará apeado de la Liga de Campeones, tal y como está la temporada, sin que Ronaldo dispute ni un sólo minuto en Highbury. No me interesa saber si sucedió o no sucedió el desplante, tengo confianza en Juan Ramón López Caro y en su buen hacer. Lo que si me importa es que juegue un deportista que ni siquiera respeta a su propio entrenador, porque si no le respeta a él, no creo que respete a sus propios compañeros, menos respeto tendrá a los rivales, a los aficionados, y ninguno así mismo. El problema es que el fútbol es el espejo en el que se miran millones de niños de todo el Mundo, y no se pueden permitir estas conductas aunque esté en juego el más honroso y honorable de los prestigios.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris