Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Pobre Andalucía

Antonio Pérez (Sevilla)
Redacción
lunes, 6 de marzo de 2006, 23:20 h (CET)
Los políticos han perdido los papeles. Siempre entendí que el reconocimiento se le hacía a las personas que habían llevado una vida de entrega en favor de los demás. Ahora parece que han cambiado las tornas: cuanto menos hagas y en el menor tiempo posible, más meritos se te reconocen. Vergonzoso e indigno.

En el día de ANDALUCIA me ha sorprendido una inmensidad el reconocimiento por no hacer nada, al igual que me sorprendió el premio Príncipe de Asturias. Este último a un joven que por el solo merito de ser un atrevido corredor de automóviles para ganar dinero y promocionar marcas publicitarias (con el hambre que hay en el mundo y el dinero que se despilfarra).

También en ANDALUCIA se ha perdido el sentido común, cosas de la vida. Un joven cantante que ha establecido su residencia casi permanente en MIAMI, contra el que nada tengo (tampoco contra el corredor de coches), ni bien ni mal que decir de ninguno de ellos como no podía ser menos. Lo que duele y en mi caso me resulta ofensivo e indignante es que quien nada ha hecho por la sociedad se le haga un reconocimiento público. La juventud es digna de mérito por sí solo y si consiguen tener una vida cómoda por su trabajo es de tenerlo en consideración, pero de eso a que se le hagan reconocimiento por las Instituciones y en nombre de la sociedad, es algo más serio.

Manifiesto mi protesta pública más enérgica, aunque pensando que puede ser mal vista, o mejor dicho mal leída por cuantas personas son propensas a apoyar a todo aquel que triunfa en su vida privada sin hacer nada por los demás, este tipo de espectáculo, y digo bien, espectáculo, cuando la representación del pueblo reconoce méritos sin haber reparado en su larga vida, comportamiento al bien de la comunidad. Desde mi humilde punto de vista no es un acto de reconocimiento social, sino un espectáculo Lldico inventado por los políticos.

El reconocimiento social hacia una persona debe ser algo mas serio, no lo que se está dando en general tanto en jóvenes como en mayores. Por eso en lo que me atañe me quejo y me duele que se haga honor a quien no es digno de tal honor.

Noticias relacionadas

Virtualidad progresiva

Por fortuna, la civilización asienta sobre numerosos pilares, sumando incuestionables conquistas en un progreso evidente

Una propuesta de cien medidas respecto a la familia

Hay que ver si los partidos quieren resolver problemas o solo vencer a los contrarios

Traficar con el arte

¿Es aceptable que un castillo o una iglesia que forman parte de la Historia de nuestro país, se transformen en la residencia de una familia adinerada?

Top ventas

Lo más vendido en este fin de invierno, comienzo de primavera

El PSOE esconde sus intenciones, pero sus omisiones tendrán consecuencias

“Si tienes que mentir, engañar, robar, obstruir o intimidar para hacer entender tu punto, no debe ser un punto capaz de sobrevivir por sus propios méritos”. Esteven Weber
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris