Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Pobre Andalucía

Antonio Pérez (Sevilla)
Redacción
lunes, 6 de marzo de 2006, 23:20 h (CET)
Los políticos han perdido los papeles. Siempre entendí que el reconocimiento se le hacía a las personas que habían llevado una vida de entrega en favor de los demás. Ahora parece que han cambiado las tornas: cuanto menos hagas y en el menor tiempo posible, más meritos se te reconocen. Vergonzoso e indigno.

En el día de ANDALUCIA me ha sorprendido una inmensidad el reconocimiento por no hacer nada, al igual que me sorprendió el premio Príncipe de Asturias. Este último a un joven que por el solo merito de ser un atrevido corredor de automóviles para ganar dinero y promocionar marcas publicitarias (con el hambre que hay en el mundo y el dinero que se despilfarra).

También en ANDALUCIA se ha perdido el sentido común, cosas de la vida. Un joven cantante que ha establecido su residencia casi permanente en MIAMI, contra el que nada tengo (tampoco contra el corredor de coches), ni bien ni mal que decir de ninguno de ellos como no podía ser menos. Lo que duele y en mi caso me resulta ofensivo e indignante es que quien nada ha hecho por la sociedad se le haga un reconocimiento público. La juventud es digna de mérito por sí solo y si consiguen tener una vida cómoda por su trabajo es de tenerlo en consideración, pero de eso a que se le hagan reconocimiento por las Instituciones y en nombre de la sociedad, es algo más serio.

Manifiesto mi protesta pública más enérgica, aunque pensando que puede ser mal vista, o mejor dicho mal leída por cuantas personas son propensas a apoyar a todo aquel que triunfa en su vida privada sin hacer nada por los demás, este tipo de espectáculo, y digo bien, espectáculo, cuando la representación del pueblo reconoce méritos sin haber reparado en su larga vida, comportamiento al bien de la comunidad. Desde mi humilde punto de vista no es un acto de reconocimiento social, sino un espectáculo Lldico inventado por los políticos.

El reconocimiento social hacia una persona debe ser algo mas serio, no lo que se está dando en general tanto en jóvenes como en mayores. Por eso en lo que me atañe me quejo y me duele que se haga honor a quien no es digno de tal honor.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris