Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Política   PSOE   Hablemos sin tapujos  

Sánchez a tumba abierta intentando darle el vuelco a España

La influencia de Pablo Iglesias y la necesidad de dar apoyo a los soberanistas, le impulsan a entrar a saco con el modelo de Estado de España
Miguel Massanet
miércoles, 14 de noviembre de 2018, 08:38 h (CET)

Las cosas para España y los españoles se han puesto peor más rápidamente de lo que hubiéramos podido imaginar, por mucho que ya hace tiempo que barruntamos que, el actual presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, amagaba con intentar, en cuanto pudiera, acabar con todo lo que el PP, desde que ascendió al gobierno en el 2011, consiguió mejorar respeto a la situación de pre-quiebra que, el anterior gobierno de Rodríguez Zapatero, le había dejado como “obsequio” de última hora cuando abandonaron el gobierno. La realidad ha sido que han conseguido, en apenas cinco meses de estar al frente de España, superar con creces cualquier previsión que, los más pesimistas, hubieran podido hacer en cuanto a cambios, sustituciones, componendas y anulaciones respecto a todo lo que los populares habían conseguido mejorar durante los años en los que se enfrentaron a la grave crisis de las hipotecas fraudulentas (las sub prime americanas). Sánchez se ha convertido, si es que no lo ha sido siempre, en uno de los peores gobernante que le podrían haber tocado a España, con la particularidad de que, puede que sin que el mismo se dé cuenta, haya sido el que más ha favorecido a los comunistas bolivarianos de Pablo Iglesias, que han encontrado en los apuros del líder socialista para bregar con los separatistas catalanes, que le niegan el apoyo para los PGE, haciéndole el chantaje de exigirle, previamente, la libertad sin cargos de todos los encausados por el referendo ilegal del 1.O, el apoyo más importante para su causa que, últimamente, se encontraba en una fase de descomposición.


Se puede decir que, desde que ganaron la moción de censura en contra de M.Rajoy, la influencia de los comunistas sobre el PSOE, se ha hecho tan patente como lo ha sido el cambio radical de Iglesias respecto a los socialistas, convirtiéndose en su aliado, cuando antes lo consideraba como adversario a batir. Las consecuencias las estamos padeciendo todos los españoles que, aparte de habernos anunciado la puesta en vigor de nuevos impuestos, el incremento de otros, cambios en la enseñanza empezando por la derogación de la llamada ley Werd, demasiado exigente para ellos que pretenden que, la nueva ley que están planeando, permita a los bachilleres conseguir su título aunque tuviesen un suspenso. Su obsesión por el igualitarismo llega a puntos tales que pretenden que, los que menos facultades tengan para los estudios obtengan títulos que les den el paso a la universidad, sin estar capacitados para ello.


Si, en la actualidad, los abandonos escolares ya pueden alcanzar un 30%, cuando se les exige más (tampoco con exageración); ya podemos imaginar lo que va a suceder, de ahora en adelante, si se relajan las exigencias de los profesores y, con ello, se les da alas a los menos estudiosos, los menos capacitados, los que menos se esfuerzan o los más gandules, permitiéndoles que renuncien al estudio de una asignatura sabiendo que, aunque la suspendan, van a conseguir su título de bachillerato. Y vamos a ver lo que sucede con las becas de estudios, algo que debiera de estar directamente ligado a la excelencia del estudiante, a aquellos con más inteligencia y facultades para brillar en sus respectivas carreras, a los que más esfuerzo hayan puesto y más sacrificios hayan dedicado a su formación.


No se trata de sacar altos porcentajes de bachilleres ni de licenciados universitarios, para demostrar que en España existe una igualdad entre todos los jóvenes y que el nivel de los estudiantes es alto, porque son muchos los que consiguen pasar las pruebas. La vida ya se encargará de seleccionar a los mejores que seguirán triunfando y de dejar en el anonimato a todos aquellos que no tuvieran los conocimientos precisos para poder afrontar estudios superiores. Pero una carrera les cuesta dinero a los ciudadanos y el despilfarrarlo es una manera como cualquier otra de robar a la gente que paga impuestos.


Otro de los puntos negros de esta campaña de los socialistas, para apartar a los partidos constitucionalistas de centro o de derechas, se ha situado en el empeño que ha puesto el señor Sánchez en conseguir, y parece que lo está logrando, situar sus peones (a los magistrados progresistas que sabe que están más en su onda política) en los lugares que le interesan. Ahora su empeño está situado en intentar que los magistrados del TS que han de juzgar, ya no queda mucho tiempo para que se convoque el juicio oral, a los encausados catalanes que están acusados de delitos relacionados con el referendo ilegal convocado por los separatistas catalanes, pese a haber estado declarado ilegal y estar prohibido por el TC y el propio TSJC; con la esperanza de que los delitos de que se acuse a los encartados no sean los mismo que los fiscales van a pedir que sean juzgados. Piensa el Presidente del gobierno que, con esta maniobra, conseguiría que los catalanes independentistas, entre ellos los más rebeldes, ERC y CUP, se iban a conformar y darían su apoyo a los PGE.


La incorporación al CGPJ de magistrados progresistas, como el Magistrado de Sala de la Audiencia Nacional, ponente de la Gürtel tampoco carece de simbolismo. También entrarán, de entre los propuestos por las organizaciones profesionales, a señora Vitoria Rosell, de Podemos, junto a otros que ya tenían en mente los directivos del PSOE. Por otra parte, es evidente que al PP le interesaba la elección de Marchena como presidente del TS que, a su vez, será sustituido en la Sala de lo Penal por el magistrado Martínez Arrieta (de centro izquierda) y, con toda seguridad mejor considerado por Sánchez para ocupar el lugar de Marchena. Es evidente que se debe presuponer que una cosa son las ideas políticas que, particularmente pudieran tener los magistrados y otra muy distinta, es que su deber profesional los blinde contra ellas y sepan separarlas a la hora de aplicar la Ley o, esto es lo que queremos dar por sentado. Pese a ello, la llegada de una jueza progresista, la señora Susana Polo, nos causa una cierta inquietud cuando, lo que pretenden los socialistas, por la cuenta que les trae, es hacer lo posible para crear un ambiente de distensión, de evitar tensar más las diferencias con Cataluña y, por ello, están gastando toda la pólvora en crear un contexto favorable a quitarle importancia a lo que la actitud levantisca de aquellos que fueron instigadores y responsables directos de aquellos actos de insurrección contra el Gobierno de España y la unidad territorial del país se podía considerar como un levantamiento contra el Estado y la Constitución..


Mientras tanto, el ambiente en Cataluña sigue siendo de crispación. Ninguna de las distintas ramas del separatismo catalán parece que haya bajado el tono, decidido amansarse o alterar sus demandas referentes a la puesta en libertad de los presos que siguen en la cárcel de Lledoneres. Pero ERC pide más, exige que se anulen todos los juicios del franquismo en toda España. Por lo visto en Cataluña ya se tomó la medida aprobando una Ley de reparación jurídica de las víctimas del franquismo, lo que produjo la anulación de 63.961 consejos de guerra del franquismo. Nos preguntamos si, antes de proceder a su anulación, se tomaron la molestia de revisar los expedientes y comprobar los motivos en los que se basaron los jueces militares para establecer las sentencias correspondientes. ¿Se podría entender que algunos de los que fueron condenados por pertenecer a las checas de Cataluña, un total de 46 se instalaron en Barcelona, donde se torturaron a miles de personas con los más horrendos suplicios y después asesinadas; fueran después anuladas, sin más ni más, simplemente porque fueron debidamente condenados por tribunales franquistas? Ahí queda esta pregunta para que cada cual reflexione sobre el tema.


En todo caso y volviendo, por un momento, al tema de los jueces y fiscales, resulta algo poco comprensible que, tratándose de magistrados y fiscales que tienen la obligación y el deber de impartir justicia los unos y pedir que se inicien los procedimientos penales los otros; todos ellos sujetos a la legalidad vigente, sin embargo, se les permita tener asociaciones, no como es el caso de los abogados que tienen su Colegio en el que están todos inscritos sin que haya distinciones debidas a sus distintas posturas políticas. Los jueces se han agrupado, salvo la asociación Francisco de Victoria, una asociación minoritaria sin estar involucrada en ningún pensamiento de tipo político, el resto, como es el Caso de Jueces para la Democracia, sí tienen un carácter más de izquierdas. Así como otras lo tienen más conservador. Sería mucho mejor que en el caso de estos servidores de la Justicia, no se les permitiera formar grupos con matices políticos debido a que, para el ciudadano de a pie, puede producirle susceptibilidades en orden a que, la tendencia política de estos señores podría, en cierta manera, condicionar el sentido de ciertas resoluciones, aunque en la realidad esto no suceda. Ya saben no basta que la mujer del César sea honesta es preciso que lo parezca.


O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, sentimos que se están produciendo situaciones que nos hacen pensar en que, este gobierno actual, aspira a acabar con nuestra Constitución y con todo lo que, durante años, muchos millones de españoles han intentado construir sin que ello significase establecer una valla que nos separe a los unos de los otros. Sin embargo, señores, parece que, desgraciadamente, hemos entrado en una fase en la que se está poniendo en peligro todo lo que se había logrado y, sin que existan motivos para ello, ya que estamos en una democracia y tenemos todas las libertades inherentes a ella, siempre nos encontramos con quienes no se sienten bien en tiempos de paz y, para conseguir sus obscenos objetivos, se ven en la necesidad de crear el enfrentamiento, el odio, la envidia, la desazón y el rencor entre los ciudadanos, para provocar lo que, en los años 30 del siglo pasado, fue lo que acabó encendiendo el enfrentamiento entre españoles y entre hermanos. Sería una pena que volviéramos a reincidir.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El título de los padres de Felipe VI

Don Juan Carlos y Doña Sofía son reyes honoríficos

Viva La France

Han pasado siglos desde que Joseph Rouget de Lisle creará el himno de La Marsellesa que para el batallón

Dejémonos amar

Nuestra gran asignatura pendiente, es no haber aprendido a querer, queriéndonos

Chomsky y el sueño americano

Chomsky es uno de los grandes filósofos en activo con análisis muy precisos sobre la realidad económica y social

La sombra de la corrupción

Todos sabemos que muchos interinos entraron de forma digital y llevan años trabajando en la administración
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris