Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Sin acritud   -   Sección:   Opinión

Del patriotismo social a las zapatillas de la ministra

Cristóbal Villalobos
Cristóbal Villalobos
sábado, 4 de marzo de 2006, 05:38 h (CET)
Aún siendo veterano lector de los diarios digitales, como por otra parte es natural escribiendo desde donde les escribo, uno de mis modestos placeres cotidianos es la ávida lectura de cuanta prensa escrita en papel caiga en mis manos, aunque por otra parte suelan decir más o menos lo mismo.

No es absolutamente extraño, ni poco habitual, desayunar con declaraciones que a las pocas personas medianamente cuerdas y preparadas que pueblan este país han de parecerles simplemente absurdas. Tan absurdas, tan sublimemente surrealistas que serían geniales si fueran pronunciadas por buenos humoristas y no por los que se suponen que deben velar por el bienestar común, que se suele confundir con el propio y el de los suyos.

El denominador común de estas declaraciones es la grandilocuencia con que se emiten, concebidas para alcanzar de forma directa los titulares de todos los periódicos. No importa que no signifiquen nada, no importa que carezcan del más mínimo sentido por mucho que se mediten, lo único verdaderamente importante es que suenen de forma impactante, y por supuesto que concuerden con el lenguaje políticamente correcto y “progre” que ejerce su particular dictadura lingüística sobre todos nosotros, ganando así la notoriedad que todo parásito público necesita.

Sin ánimo de agotarles con estas frases, a menudo divertidas, y con las que se me ocurre que se podría escribir un libro bastante distraído, les mencionare algunos ejemplos que me han llamado especialmente la atención. El primero de ellos, no sé si en el tiempo, es la gran teoría del alcalde hispalense Monteseirín que haciendo una gran aportación a la geografía, definía España como “un país de ciudades”, interpretando a su manera una teoría del gran historiador Domínguez Ortiz refirida al estudio de las ciudades estado italianas. Hace algunos días, no muchos, el gran ministro Caldera, quizás sobre el último adjetivo porque está comprobada la inutilidad de la ironía en los escritos o quizás no lo esté, en una entrevista hablaba que a diferencia de los populares, ellos eran partidarios del “patriotismo social”,me abstengo de hacer comentarios relativos a este término hasta que algún genio consiga darle sentido. Por si fuera poco, esta mañana leo la última gran idea de la ministra Trujillo, la señora de las “soluciones habitacionales”,que no es otra cosa que solucionar el problema de la vivienda amontonando a la gente en corralones como en la posguerra. Pues bien, esta señora se gasta un dineral en zapatillas de deporte para regalarlas a los jóvenes que buscan casa, o kelly como dice ella, que no sé si se escribe así, pero me da igual, a ver si solo la ministra va a poder escribir como a ella le salga de la solución habitual.

Esta sarta de estupideces serían peligrosísimas si demostrasen las pocas capacidades intelectuales de nuestros gobernantes. Pero gente que lleva años viviendo del cuento lejos de ser tontos son en su mayoría unos listillos. Por tanto el gran catálogo de memeces solo responden a la falta de vergüenza para con sus ciudadanos, con sus obligaciones y la creencia de estos en la total falta de inteligencia de la ciudadanía, en lo cual deben estar en lo cierto ya que lejos de reírnos de sus ocurrencias y ponerlos en su sitio pasamos indiferentes. O lo que es mucho peor, nos lo creemos o quizás lo hacemos porque es más fácil que reflexionar las cosas.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris