Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Música

Etiquetas:   Crítica concierto   -   Sección:   Música

El sonido de la calma

Almudena Zazo
Redacción
jueves, 27 de julio de 2006, 17:17 h (CET)
El frío siempre es un aliciente y más cuando se trata de un grupo de estas características. Sin embargo, quien estuviese allí dispuesto a disfrutar de la más absoluta melancolía hecha concierto debió llevarse un gran chasco. Si las melodías intimistas del grupo comandado por Ben Gibbard permanecieron presentes durante la algo más de hora y media con la que deleitaron a sus fans, la fuerza de estas fue tan insólita como arrebatadora.

Pero volvamos al comienzo. Death Cab For Cutie cierra su gira española en la sala Rock Star de San Sebastián después de agotar entradas en sus otras dos citas en nuestro país: Madrid y Barcelona, con el fin de acercar a su público el directo de su nuevo y quinto álbum, Plans, a su vez su primer trabajo editado con la multinacional Atlantic Records.
Y para ello cuentan con un telonero que poco o nada se acerca al estilo que la banda promueve. En medio de este ambiente calmado y de melodías puras, se presenta el norteamericano John Vanderslice dispuesto a entretener al respetable con su rock sobrio y elegante, apto en principio para una audiencia más guitarrera, que para el publico de la banda de Bellingham. Sin embargo, su concierto fue más calmado de lo que en un principio podría esperarse, teniendo como único soporte sonoro la inestimable ayuda de su batería, y una simple guitarra como acompañante.
Vanderslice demostró la poca justicia a la que le someten sus discos, tremendamente lineales y faltos de inspiración, mostrando su buen hacer con la guitarra pero sin llegar a atrapar la atención del publico por completo en ningún instante.

Tal y como se esperaba la banda estadounidense salió a escena a eso de las once de la noche. Ben Gibbard y los suyos ofrecieron un concierto emocionalmente profundo dejando claro que son la banda más indicada para ello. El comienzo fue arrollador, abriendo con una Marching bands of Manhattan intensa y abrumadora que fue eficazmente encadenada con la popular New Year y que sirvieron como aperitivo de lo que vendría después.
Lejos de representar una oda a la melancolía y dulzura que emanan sus discos, el concierto siempre mantuvo un nivel alto de decibelios, con muchos instantes electrizantes, y llenos de energía, como los himnos de su nuevo álbum Soul meets body o Crooked teeth, gracias a las cuales iban despachando un concierto ameno aderezado con baladas de mano del líder de la banda al piano.

Alternando momentos álgidos y electrizantes con otros en los que la voz de Ben y su piano sobrellevaban a los presentes a ambientes puramente ficticios, en los que la melodía era capaz de dibujar paisajes perfectos, fueron desgranando tanto sus éxitos como A movie script ending, Sound of settling o Expo86, como un gran y considerable numero de temas pertenecientes a su notable ultimo trabajo Plans

Tras dieciséis canciones y más de una hora de música, la banda abandona el escenario, antes de entrar de lleno en los bises, tal vez el momento más intenso y emocional de la velada, con una inspirada interpretación de canciones entre las que destacó sobremanera I will follow you into the dark, que originó un silencio masivo en la sala.

Dejando de forma acertada la faceta más emotiva de su pop sensible y atravesando al público con la eficaz mezcla de su potente instrumentación y melodías sencillas y puras, Death Cab For Cutie demostraron que si en sus discos destacan por su turbadora búsqueda y mezcla de matices, en directo pueden transformarse en una autentica banda de rock capaz de activar a cualquier tipo de público.

Noticias relacionadas

Diez canciones para deslizarte (bailando) por la cuesta de septiembre

Enfréntate a la rentrée bailando

Sidonie estrena el videoclip de 'Maravilloso'

El estilismo corre a cargo de Magda Cano Die

SOLDIER publica su nuevo disco "The Sleeping of Reason"

Será el próximo viernes 7 de septiembre

Un viaje al mundo de la música clásica de la mano del maestro español más internacional

Trabajo, esfuerzo y sacrificio son algunas de las claves para lograr el éxito

La música, un recuerdo casi táctil

De la elección de la música adecuada depende el éxito de la cita
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris