Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Al borde de la palabra   -   Sección:  

Goles a la conciencia

Joaquín Castillo
Redacción
miércoles, 1 de marzo de 2006, 23:00 h (CET)
Puede decirlo cualquiera que comprenda o no comprenda el fútbol pero que procure entender la condición humana: los goles de Samuel Eto'o son cada vez más importantes. Ya ni siquiera necesita de sus pies audaces o de su frente certera. Le alcanza con recordar su dignidad de hombre y hacérsela recordar a los demás. O, de otro modo, le basta con no aceptar como naturales a muchas de las barbaries que el espectáculo del fútbol ya adoptó como parte de su peor paisaje.

Eto'o, quien nació en Camerún y juega en el Barcelona, golpeó no un balón sino los tableros sobre los que se mueve el fútbol cuando el sábado jugó con su equipo ante Zaragoza y avisó que dejaba el campo porque los hinchas rivales le dedicaban insultos y gestos racistas. Al final, lo convencieron de que se quedara. Pero dejó una señal que quizás otros sigan, como si reclamara que no se puede ni se debe jugar con las brutalidad del racismo alrededor.

Hay que acabar con los energumenos en los que se trasforma los aficionados al pisar un campo de futbol, da igual el insulto, lo importante es hacer daño al rival, si ya empezamos con esta filosofia... ¿de que nos extraños de lo que sucede fuera? ¿Como pretendemos educar a nuestros hijos cuando ve a su padre insultar a otra persona por ser del equipo contrario?.

Más contundente que muchísimos dirigentes políticos europeos, Eto'o ya se había pronunciado hacía un tiempo contra la proliferación de actos discriminatorios en los estadios. "Tengo que correr como un negro para ganar como un blanco" fue su frase. Se trató de otro gol: no sacudió ninguna red, pero sí a unas cuantas audiencias.

Seguro que Eto'o escuchó más de una vez que lo que le tocó sufrir "son cosas de idiotas" o "cosas del fútbol". No es verdad. Nadie suelta expresiones segregacionistas en un campo sólo por idiotez o por el fútbol. Mayor o menor, hay una carga ideológica que pone en la boca de muchos la basura del racismo. De modo que Eto'o, corazón valioso, deberá seguir dando pelea, deberá seguir haciendo goles. Algunos serán en las porterias rivales. Pero los mejores irán a la conciencia.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris