Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Reflexiones nómadas   -   Sección:   Opinión

El manifestómetro

Sergio Cano

miércoles, 1 de marzo de 2006, 00:10 h (CET)
Son tiempos raros. Y si no me cree, atienda usted: la zona derecha del espectro político español sale continuamente a la calle. Parece decidida a hacerlo una vez al mes. ¿Las razones?, las que sean. ¿Los objetivos?, los que usted y yo sabemos: el pataleo por el pataleo para que estos sociatas se vayan del poder ya. ¿Los protagonistas?, siempre los mismos. Sí pero exactamente quiénes: pues los de siempre: los César Vidal, Cesar Alonso de los Ríos, Amando de Miguel, Carlos Dávila, los Rajoy, los Acebes, los Aznar, la Espe... Ya, pero además habría más gente (se preguntará): claro, además encabezó la manifa una parte de víctimas del terrorismo, y, por supuesto, militantes y simpatizantes del PP a cascoporro, además de Ynestrillas, la Falange Auténtica y la Comunión Tradicionalista Carlista. Pero, fueron muchos manifestantes, querrá saber: depende cómo se mire y quién los mida; unos dicen que 100.000, otros que 200.000, o 1.400.000, o más aún. El caso es manejar los números, contrapesar abismales diferencias dependiendo de qué interés. Es la guerra de cifras: confundir a la opinión pública contraponiendo el “lo que a mí me hubiese gustado” sobre el “lo que hay”.

Yo no estuve, pero me lo han contado. No ha sido, ni la COPE, ni la SER, ni EL PAIS, ni EL MUNDO, ni ABC, ni TVE, ni A3. Internet, que parece que todo lo puede, y el fenómeno blogger, creciente arma de periodismo ciudadano, son los surtidores de una información que, tratada de forma peculiar, pero tan válida o más que las de los medios de comunicación mayoritarios, parece adquirir relieve. Me lo han contado unas personas que realmente se arriesgan a contar lo que pasa desde dentro de la manifa popular: abordan textualmente, fotográficamente, e incluso con vídeos, detalles mucho más en profundidad que esos medios mayoritarios. Son El Manifestómetro, El Palimpsesto, El Teleoperador, Prosopopeya, Jeremías, Rizewind o La Fragua que como dicen “lían a sus amigos” para que les apoyen ofreciendo una mayor cobertura posible. Auténticos periodistas de investigación que a los que tenemos acceso a los blogs nos descubren una realidad que dista mucho de la que nos transmiten otros medios. Humor tampoco les falta. Quizás el buque insignia de esta forma de ver las manifas populares es el primero: El Manifiestómetro. Este blog cuenta (su lema es “nunca diremos que sois cinco o seis, salvo si sois cinco o seis”) con el SIGPAC para tasar el número de manifestantes. Es muy simple: la foto mide las dimensiones de la manifestación y se multiplica el metro cuadrado por 2, 3 y manifestantes. Su análisis arroja esta valoración que ellos mismos hacen: “Un total de aproximadamente 54935 m2. La densidad de personas era muy baja en esta ocasión, quizá achacable a la presencia de la lluvia. Por tanto, considerando 2 personas por metro cuadrado, se obtienen 109870 manifestantes. Con 3 personas por metro cuadrado, se obtienen 164805 manifestantes. Rizando el rizo, con 4 personas se obtiene una cifra de 219740, y con 5 personas, 274675. De todas formas la densidad de asistentes no hacía posible estos números. Nos decantamos por un valor de entre 2 y 3 personas por metro cuadrado”. Hasta el millón y medio parece que falta bastante. La pregunta que hay que hacerse es ¿tiene credibilidad esta valoración? Visto lo visto (al brutal baile de cifras y al SIGPAC me remito), más que Alcaraz, el PP o la Comunidad de Madrid sí, vamos, de sobra que sí.

Además estos periodistas se adentran en detalles que no tienen desperdicio: “Cuando estábamos muy cerca de nuestro objetivo, y las apreturas eran más que considerables, unos ancianos deciden hacer el esfuerzo de dejarnos pasar. ¿Para quién trabajáis? ¿No será para la SER, no? Todos atentos a nuestro alrededor. Yo soy más partidario de negar sin más, en plan socarrón, poniendo cara de no me ofenda, (…). Pero mi colega decide dar pistas, y les dice el nombre de la revista para la que realmente escribe. Y aclara, ingenuo: No es de PRISA sino de Vocento. Ahora sé lo que sentiste, Pepe Bono”. También aporta interesantes detalles El Teleoperador, esta vez sobre cómo se pedían firmas para la campaña del PP: “firmo como Francisco Largo Caballero con letras de molde claramente legibles, ella la mira y me da las gracias con una sonrisa. Ni le suena el nombre”. No pasan por alto, ningunas de las suculentas pancartas que se podían contemplar, ni antológicos detalles como los “aguiluchos”, requetés,…

Con las víctimas, las que estuvieron y las que no estuvieron, que merecen todo el respeto por el hecho de serlo, hay que estar. Pero actitudes, lamentables lemas, compañías y manipulaciones como las del pasado sábado, pensamos muchos, deberían ser evitadas: la higiene democrática lo exige.

En fin, esperaremos a la próxima mani popular, que la habrá. A ver ahora que excusa ponen. Mientras tanto, seguiremos atentos a manifestometro.blogspot.com

Noticias relacionadas

Thanksgiving’s day

El Black Friday será una marabunta de compradores compulsivos de unas rebajas que no tengo yo muy claro que sean tales

El otro 20N

En la actualidad sigue el mismo partido y otros que mantienen el ideario antidemocrático y fascista

Estrasburgo y la exhumación de Franco. Torra y sus ínfulas

Socialistas y soberanistas catalanes quieren morder un hueso demasiado grande para sus quijadas

En cada niño nace un trozo de cielo

Un privilegio en el ocaso de nuestros andares y una gracia

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris