Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Columna   -   Sección:  

Cuando el fútbol pierde sus valores

Enrique Salvatierra
Redacción
lunes, 27 de febrero de 2006, 22:47 h (CET)
A pesar de que esta jornada el Barcelona haya aumentado su ventaja, tras su victoria del sábado ante el Zaragoza y los posteriores empate y derrota de Valencia y Real Madrid frente al Getafe y al Mallorca respectivamente; lo que verdaderamente llama la atención es que se sigan produciendo gritos racistas en los campos de fútbol. Por desgracia esto no es nada nuevo en nuestro fútbol, donde estamos acostumbrados a que un grupo de innombrables insulten a los futbolistas por el color de la piel. Con esto están acabando con los grandes valores que han caracterizado a este deporte tan bonito como es el fútbol, un deporte en el que la deportividad, la diversión y el espectáculo son algunas de sus mejores virtudes.

El espectáculo vivido en La Romareda el sábado ha vuelto a demostrar que este problema no está erradicado ni mucho menos. Los insultos xenófobos que recibió Eto’o no fueron para nada correctos, pero tampoco la respuesta de este fue la idónea, ya que a ese tipo de “energúmenos” no hay que darles mayor importancia, aunque he de decir que ante este tipo de cosas es difícil no reaccionar de la manera que el jugador camerunés lo hizo.

Estas acciones deberían ser reprimidas por el Consejo Superior de Deportes, que está en la obligación de intervenir cuanto antes para erradicar de raíz este problema, que está infectando nuestro fútbol. No es la primera, ni por desgracia la ultima vez que se producirán estos deplorables acontecimientos en nuestros campos de fútbol, y la soluciones más sensatas que se presentan son multas económicas y como máximo el cierre de algún que otro estadio.

Algo debe cambiar, sobre todo en la sociedad, que debe comprender que las diferencias raciales concluyeron hace bastantes años. Debemos acabar con aquellas personas, si es que podemos utilizar este termino para referirnos a esos vándalos, que no van al campo de fútbol a divertirse, sino que aparecen en los estadios para amargar y para destrozar el espectáculo que representa un partido de fútbol. Así el fútbol, pierde además su valor educador, ya que esto se desplaza a las categorías inferiores y al fútbol base, donde verdaderamente se representan los grandes valores del fútbol, y que estas necedades lleguen a ese punto, no debemos permitirlo. Erradicar el racismo de los campos de fútbol es una labor en la que todos debemos implicarnos, empecemos desde hoy.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris