Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Contar por no callar   -   Sección:   Opinión

OPA amiga y alemana

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
lunes, 27 de febrero de 2006, 00:04 h (CET)
Nos hemos pasado meses discutiendo acerca de la OPA, hostil a juicio de algunos, que Gas Natural lanzó contra Endesa. El Partido Popular dispuesto a sacar rédito electoral a todo lo que se mueva metió en la misma olla, podrida por su mal olor, la OPA, el tripartito catalán, el Estatut y las inexistentes conversaciones con ETA y hasta a las victimas del terrorismo. Todo es valido con tal de volver a La Moncloa. Se dijo, por Esperanza Aguirre en una traición de su subconsciente, que no se podía sacar una empresa del “territorio nacional”, Manuel Pizarro, presidente de Endesa, echó mano de la Constitución para defenderse del maldito capitalismo catalán y llegó a decir, en un brindis al Sol, que nunca sería trabajador de La Caixa, aunque yo creo que los dirigentes de la entidad catalana eso ya lo tenían previsto. Ahora aparece un gigante alemán como es la Empresa E.ON y todo el mundo se queda descolocado.

Pero la verdad es que desde el día 1 de Diciembre, a pesar de ser ilegal, Endesa y la empresa alemana estaban manteniendo conversaciones, aunque el señor Pizarro lo negó en una intervención radiofónica, con el fin de prepara esta OPA ahora amiga y alemana. Al final nuestro suministro eléctrico será dirigido desde Dusseldorf y no desde Barcelona. A algunos parece hacerles más gozo depender del capitalismo renano que de los dirigentes de La Caixa. Cada cual tiene sus gustos y preferencias y todas son respetables.

E.On comenzó a convertirse en un gigante del suministro energético a partir del año 2000 cuando se fusionaron las empresas Veba AG y Viag AG. Años más tarde, en el 2002, mediante unas oportunas gestiones y ayudas del entonces canciller Schöder adquiere Ruhrgas y se convierte en una de las principales empresas europeas de suministro energético. La empresa sabe recompensar los servicios prestados y así algunos ministros socialdemócratas han sido colocados en la misma al finalizar su mandato y el mismo Schöder ha obtenido un alto cargo en la sociedad que se encargará de gestionar el gaseoducto que a través del Báltico llevará el gas desde Rusia a Alemania. Como ven en todas partes cuecen habas y algunos políticos, sean del color que sean, tienen su vejez asegurada. Es el viejo “doy para que des” de los antiguos romanos.

Vivimos en una sociedad de mercado libre y por tanto no nos puede extrañar que el capitalismo de otros países quiera entrar en España. Las principales empresas automovilísticas de este país son extranjeras. Pero claro no es lo mismo fabricar automóviles que tener la llave de paso del gas y la electricidad. En todo este negocio de compra de acciones debemos tener en cuenta 1.- El interés de los consumidores. 2.-la ganancia de los accionistas. 3.-el respeto al libre mercado y 4.-la estrategia económica española.

Como consumidor prefiero que los centros de decisión estén situados en territorio español antes que en Dusseldorf. Si la central de la empresa está situada en Alemania es muy fácil, e incluso lógico, que la reinversión de los beneficios se quede antes en aquel país que en llegar a España. Es normal que los accionistas prefieran vender a aquel que les ofrece más de seis euros por encima del precio que ofrece Gas Natural, un accionista no es una ONG y compra acciones para ampliar su capital, Lo que ya no es tan normal es que el presidente de Endesa en todo este tiempo haya ampliado su cartera accionarial. La libertad de mercado tiene estas cosas, mientras aquí discutíamos si eran galgos o podencos por detrás los alemanes nos afanan la cartera.

El gobierno poco tiene que decir en este caso si es que la OPA es legal y correcta. Las leyes no saben de nacionalidades y al final será la voluntad de los accionistas, ellos tienen la potestad de vender o no, quienes digan en qué manos se queda nuestro suministro energético. Pero me temo que al final los que paguemos las consecuencias seamos los mismos de siempre, es decir, los consumidores, que si ahora que la empresa radica en España tenemos difícil el efectuar cualquier reclamación no les digo nada sobre lo que puede esperarnos cuando sean los renanos quienes tengan la sartén del suministro por el mango. Pero no pasa nada, al parecer esta es una OPA amiga para muchos de los que estuvieron en contra de que Gas Natural, una empresa española, se quedará con Endesa. Me dicen que Manuel Pizarro, presidente de Endesa, ya está aprendiendo alemán.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris