Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Sin acritud   -   Sección:   Opinión

Por una España independiente

Cristóbal Villalobos
Cristóbal Villalobos
sábado, 25 de febrero de 2006, 00:02 h (CET)
Desde hace años la vida política del país ha sido monopolizada por minorías. El debate político se centra casi siempre en cuestiones que afectan a una mínima parte del territorio nacional y a un pequeño porcentaje de la población, me refiero naturalmente con esto a Cataluña y al País Vasco, dejando de esta forma totalmente marginadas y obviadas el resto de las regiones españolas que deben de conformarse con las migajas presupuestarias desechadas por las comunidades más conflictivas.

Tanto vascos como catalanes han sido los más favorecidos por los diferentes gobiernos de nuestra reciente democracia, intentando el gobierno central aplacar y atraer así a las corrientes nacionalistas de diferente índole de estas regiones. Pero esta política lejos de conseguir sus objetivos, a supuesto el fortalecimiento y la radicalización de estos fenómenos políticos, por otro lado propios del romanticismo decimonónico y no de nuestro siglo, y la aparición de nuevos nacionalismos y regionalismos, absurdos en su mayoría, seguidores del exitoso camino vasco-catalán.

El siguiente paso en la historia de los nacionalismos en España es la ya manida reforma del estatuto de autonomía de Cataluña que logra para esta autonomía tal grado de autogobierno que de facto supone la plena independencia política y económica del resto del estado. Cataluña lograría un marco fiscal en el que no contribuiría con el resto del país, tendría su propio sistema judicial y solo unas contadas competencias no serían gestionadas por la generalidad de Cataluña. En resumen, solo formarían parte de España para lo que les interesa, como para contribuir en el gasto de su policía autónoma o sufragar el gasto de su sistema de salud pública.

Por si esto no fuera poco se definen en el estatuto como una nación, con lo que España sería una nación de naciones, imponiéndonos de esta forma encubierta un nuevo modelo de estado al resto de los españoles sin que nosotros no tengamos nada que decir. El mismo camino será seguido por el resto de las autonomías, ya que las oligarquías políticas que controlan cada comunidad no aceptarán una migaja menos de poder que sus colegas catalanes y esto significará realmente la creación de una nación de naciones en la cual cada una vele únicamente por sus intereses sin pensar en esa teórica unidad política superior, con el caos político y fundamentalmente financiero que esto ocasionaría.

Por todo esto y antes de que ocurra lo que he narrado, pido la independencia de España con respecto del País Vasco, de Cataluña y de todas aquellas regiones que quieran seguir su senda. O forman parte de una nación en la que todas sus gentes remen en la misma dirección o dejan de formar parte de ella y siguen su propio camino, pero sin medias tintas, sin inventos políticos y con una independencia total.

Definamos la situación de forma concluyente por medio de la autodeterminación. O forman parte de un estado en que todos seamos iguales o constituyen el suyo propio. Pero que no nos digan a los españoles que somos y sobretodo dejen que nuestros políticos se preocupen por los verdaderos problemas de la sociedad española.

Noticias relacionadas

Burla burlando van más de 3200 empresas huidas de Cataluña

“El arte de la economía consiste en considerar los efectos más remotos de cualquier acto o política y no meramente sus consecuencias inmediatas; en calcular las repercusiones de tal política no sobre un grupo, sino sobre todos los sectores.” Henry Hazlitt

Es hora de decir la verdad

“Quienes alcanzan el poder con demagogia terminan haciéndole pagar al país un precio muy caro”. Adolfo Suárez

Cristina Cifuentes y el PP en rojo

Vestida de rojo. Labios pintados con carmín carmesí brillante

¿La ventaja de Ciudadanos debe inquietar al PP?

¿Ha llegado el cambio de ciclo que enviará al PP a la oposición?

Metapsíquica inútil

El nihilismo es el resultado de buscar el sentido de la vida por caminos equivocados
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris