Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

A qué esperan los gobiernos

Rubén Espinosa (Vitoria)
Redacción
jueves, 23 de febrero de 2006, 23:07 h (CET)
Nosotros, los que nos denominamos del mundo rico, no valoramos lo que tenemos, no apreciamos absolutamente nada de lo que poseemos. Hay que preguntarse: ¿verdaderamente somos ricos? Seríamos ricos si en vez de mirar hacia otro lado, valorásemos lo que de verdad debemos valorar, que es la vida. La nuestra y la de los demás. En el mundo, al año, mueren mas de once millones de niños antes de cumplir los cinco años de vida. Cuatro de esos once millones lo hacen antes del primer año.

Aunque las cifras, son cifras, en algunas ocasiones duelen sobremanera, ya que unos 30.000 niños mueren al día en el mundo. Mientras leéis estas líneas habrán muerto más de 100 niños sin haber cumplido el primer mes de vida. En la mayoría de las ocasiones, por causas previsibles, mientras los gobiernos de los países ricos se cruzan de brazos y se miran unos a otros sin hacer absolutamente nada, en el mundo uno de cada cuatro niños no tiene nada que llevarse a la boca todos los días. Su único futuro, una vida angustiosa hasta morir prematuramente.

Mas de 320 millones de niños no asisten a clase regularmente, lo que provoca que, además de no poder leer, escribir o estudiar, no se puedan desarrollar como personas y sean mas vulnerables ante las mafias que luego los explotarán. Hay 260 millones de niños en esas circunstancias explotados al límite hasta que mueren. De ese numero de niños, más de 2 millones son explotados sexualmente. Entre ellos, más de 2500 niñas españolas son obligadas a la prostitución con edades comprendidas entre los cuatro y los doce años.

Durante los últimos 10 años, más de 2 millones de niños han muerto como resultado directo en conflictos armados y 6 millones han sufrido algún tipo de lesión grave o discapacidad. Mas 350.000 'juegan' a ser soldados todos los días en diferentes países. Además, 20 millones se han visto obligados a abandonar sus hogares debido a las locuras de presidentes de gobierno autoritarios e intolerantes para con los demás pueblos.

En los últimos 25 años, más de 100 millones de niñas han sido objeto de algún tipo de mutilación genital, quedando psicológicamente y físicamente marcadas para toda la vida. Más del 30% de los niños del mundo, 500 millones, carecen de instalaciones sanitarias de todo tipo.

Unos 700.000 niños contraen el VIH al año, en la mayoría de los casos debido a la transmisión de la madre al feto en el embarazo, cuando se podría evitar con campañas de concienciación y vacunación.

Por qué continuar así. Hay que exigir a los presidentes de los países ricos que colaboren con los pobres, que perdonen las deudas a estos países para que desde su base potencial los niños alcancen un desarrollo pleno y sostenible.

Ellos, los niños, son el futuro de esos países y del mundo. Es obligación de los países ricos colaborar con los pobres para impedir que los derechos de los niños se vean negados desde que nacen hasta que mueren.

A qué esperan para actuar los gobiernos. Cuántos niños más han de morir, cuántos más tienen que sufrir las barbaridades provocadas por esos presidentes. Qué culpa tienen ellos, de que los Bush, Putin o Blair no sepan lo que es la PAZ, la SOLIDARIDAD, la IGUALDAD, o la TOLERANCIA. Quizás ellos y todos nosotros deberíamos aprender de los niños, para lograr por fin un mundo más justo para TOD@S.

Noticias relacionadas

La Querulante

Cree que el mundo entero está contra él y por lo tanto se defiende atacando con contenciosos de todo tipo

Tras una elección histórica, comienza el trabajo de verdad

El Partido Republicano aumenta su mayoría en el Senado mientras que los demócratas logran obtener el control de la Cámara de Representantes

Extraños movimientos políticos que alertan de un invierno caliente

“El verdadero valor consiste en saber sufrir” Voltaire

Uno ha de empezar por combatirse a sí mismo

Obligación de vencer ese mal autodestructivo que a veces, queriendo o sin querer, fermentamos en nuestro propio mundo interno

Ataque al museo

Hay colectivos que van a terminar comiéndose las patas, como los pulpos.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris