Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Luna batasunera

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
jueves, 23 de febrero de 2006, 01:44 h (CET)
Decía un expresidente de gobierno aquello de que la verdad siempre aparecía, aunque quién huyera de ella a la Luna, la verdad iría allí a buscarle. No hay más verdad que el cumplimiento de las resoluciones judiciales firmes, con mayor fortaleza las del órgano jurisdiccional supremo, el Tribunal Supremo. El Pleno de la Sala de lo Penal, ha confirmado que el etarra Parot cumplirá 30 años de prisión, independientemente de la agrupación de condenas (hasta el 2.020 en la cárcel). Mientras exista Estado de Derecho, las sentencias deben ser cumplidas, y su jurisprudencia sirve de base para la interpretación de las normas legales.

El idioma batasuno traduce esta interpretación como un "tour de force entre un sector judicial y el Gobierno que quiere poner en marcha un proceso de paz". La independencia del poder judicial no significa contrapoder, sino parte de un Estado único con garantías de derecho para todos los ciudadanos. No entender eso, significa no entender la verdad y llevar a equívocos, que la propia Constitución confirma respecto al significado de las amnistía generales. Dice un dirigente de la ilegalizada Batasuna, que "todo el mundo sabe que el destino de los presos de ETA es volver a casa en un plazo razonable" que estima en 2.010.

La verdad es que mientras exista Estado de Derecho, esto es imposible, y aunque algunos se vayan a la luna batasunera, la verdad irá allí a buscarlos. Porque no hay más verdad que el cumplimiento de las resoluciones judiciales, que podrán ser amparadas por órganos no jurisdiccionales como el Tribunal Constitucional y los de Derechos Humanos, de la Unión Europea o Naciones Unidas. El resto podría ser verdad si el Estado de Derecho hubiera muerto.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLIV)

El Vaticano no debe ser una panda de chorizos al estilo de Alí Babá y los cuarenta ladrones

República del Paraguay y República de Corea: Celebrando 55 años de Amistad

“Paraguay siempre ha estado apoyando a la República de Corea en el escenario internacional"

No hay verso sin verdad, ni poética sin verbo

“Contra el poder de avasallar, el deseo de hacer justicia"

Venció quien debía

La regeneración del PP, misión de P. Casado

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLIII)

Hay que reconocer que en el Opus Dei han sido más pacíficos que Alejandro VI o Hitler. Se agradece
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris