Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Mi abuelo

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
miércoles, 22 de febrero de 2006, 00:01 h (CET)
Estremece meterse en la piel de los asistentes a la reunión con el todavía presidente del Gobierno, como víctimas del terrorismo. Traumas psicológicos o disfunciones sensoriales son motivo de incapacidad para trabajos de responsabilidad. Decirle a la madre de Irene Villa como excusa sobre lo que les ha pasado a ellos, también mataron a su abuelo en la Guerra Civil, debería tener condenas en los cuatro puntos cardinales de la -de momento- geografía española.

Por una explicación de la violencia doméstica en una hoja parroquial, se ha atacado cruelmente a la Iglesia, atajada momentaneámente con una condena del Arzobispo de la Diocésis. Tras la disciplina de voto, nos hace reflexionar sobre que mentes se ocultan en los cuerpos que ocupan los asientos parlamentarios. Desde la democracia ha ocupado escaño Rodríguez, desde entonces y ahora, piensa en la Guerra Civil y su abuelo muerto. Para él la Transición no existió, según se deduce de sus palabras, luego toda violencia podrá ser justificada, excepto la que puedan ejercer sus no partidarios. Quién no condena la violencia, cualquiera y entre ellas la terrorista, no puede ejercer en un Estado democrático de Derecho, de una de las naciones más antigüas del mundo. Menos aún como máximo dirigente del país, donde las palabras confirman los hechos a los que ultimamente estamos asisitiendo.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris