Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Mi abuelo

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
miércoles, 22 de febrero de 2006, 00:01 h (CET)
Estremece meterse en la piel de los asistentes a la reunión con el todavía presidente del Gobierno, como víctimas del terrorismo. Traumas psicológicos o disfunciones sensoriales son motivo de incapacidad para trabajos de responsabilidad. Decirle a la madre de Irene Villa como excusa sobre lo que les ha pasado a ellos, también mataron a su abuelo en la Guerra Civil, debería tener condenas en los cuatro puntos cardinales de la -de momento- geografía española.

Por una explicación de la violencia doméstica en una hoja parroquial, se ha atacado cruelmente a la Iglesia, atajada momentaneámente con una condena del Arzobispo de la Diocésis. Tras la disciplina de voto, nos hace reflexionar sobre que mentes se ocultan en los cuerpos que ocupan los asientos parlamentarios. Desde la democracia ha ocupado escaño Rodríguez, desde entonces y ahora, piensa en la Guerra Civil y su abuelo muerto. Para él la Transición no existió, según se deduce de sus palabras, luego toda violencia podrá ser justificada, excepto la que puedan ejercer sus no partidarios. Quién no condena la violencia, cualquiera y entre ellas la terrorista, no puede ejercer en un Estado democrático de Derecho, de una de las naciones más antigüas del mundo. Menos aún como máximo dirigente del país, donde las palabras confirman los hechos a los que ultimamente estamos asisitiendo.

Noticias relacionadas

Respetar la verdad y la autoridad en la materia

Artículo de Carmen de Soto Díez, Consultora de comunicación

Mi discalculia

Algunos profesores de ciencias simplemente se contentaban con recordarme que no “servía para estudiar”

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIV)

Aunque no sea por convicción sino por estrategia, es mejor no mentir ni ocultar la verdad

Sánchez habla de reconciliación mientras sigue abriendo viejas heridas

Quien salga elegido nuevo presidente del PP deberá aprender del pasado y devolverle, al PSOE del señor Sánchez, golpe por golpe, traición por traición

Pasado, presente y Casado

Diario de una no tan joven promesa a la que se le acaba el tiempo si no se lanza ya a la piscina
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris