Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

De la Vega, Egibar, ETA

José Luis Palomera
Redacción
miércoles, 22 de febrero de 2006, 00:01 h (CET)
"La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, afirmó hoy que la paz no debe plantearse en términos de «vencedores y vencidos» y reiteró «una vez más», que el objetivo del Gobierno es la paz, «sin precio y sin hipotecas, solamente aplicando la ley y las reglas de juego de la democracia»" (La Razón Digital).

Sinceramente, estoy asumiendo la posibilidad de auto internarme...

Lo de esta vice-señora, de traje nuevo diario, muy bien arregladita y demás perifollos -ya que la imagen hoy en política es importadísima, de hahí que el presidente sea zapatero y no “Pepiño Blanco”- es muy fuerte, y a tener en cuenta, por venir de quien viene.

Veamos señora de la Vega. ¿Cuántas víctimas del terrorismo tiene usted en su familia?

¿Y el presidente, o el pasiego Rubalcaba?... No creo equivocarme, si digo que ninguna, afortunadamente para ustedes, y de lo cual me alegro de todo corazón, de todo corazón.

Una vez aclarada la cuestión, se trata de aplicar la lógica neutra..., y esta, no dice; que quiénes, no padecen directamente un fenómeno deben imperiosamente de contar con los afectados, ya sea, para determinar, opinar, negociar, o cambiar.

¿Acaso, simpática señora ha padecido en sus carnes, la muerte del jovial, e inocente chaval, concejal de Ermua, Blanco Garrido?...

¿Acaso han supurado, por su acicalada cara, las lagrimas de su madre y familia... Acaso en sus sentidos ha tintineado, su tibia sangre-esbozo de vida?- La sangre, que unos infames asesinos, sin piedad ni víscera alguna, borraron de la faz de los vivos.

¿Acaso, modosita señora, de la Vega, ha sentido como las recién piernas se derretían en un charco de ignominia, mientras el aire fulminadas ecos de metralla?

Acaso. Lo ha sufrido, como aún lo sufre, con mucha dignidad, una hermosa mujer y persona, como lo es, Irene Villa.

¿Acaso usted lo ha padecido?... PUES... CÁLLESE y gobierne que para eso se la paga...

En cuanto a paz..., «sin precio y sin hipotecas, solamente aplicando la ley y las reglas de juego de la democracia»..., que decirla..., si quiere pagamos un impuesto especial- ya sabe, para recompensar lo del tabaco-

Ahora bien, hay una cosa de esto ultimo, que de verdad, me preocupa. Usted dice que solamente aplicando la ley y reglas de juegos... ¿Oiga, esta ley que se aplique será la Española?... Pues..., me temo, que si es, la actual ley española; No solo habrá vencedores y vencidos, si no que también privilegiados y jodidos. Ya que, la ley española hoy-lo he dicho por activa y pasiva- es una bicoca para los asesinos y contra más asesinatos, mas bicoca..

“Ni vencedores ni vencidos” Que despropósito más horrendo, señora de la Vega. ¿Acaso el ciudadano español, repito, el ciudadano español- inició guerra alguna contra esta lacra de fanáticos?...

Acaso. ¿El pueblo español se adentro en su “adorable país” y les acribillo a tiros?... No, verdad...

Luego, si ( el pueblo español) no inició guerra alguna, mientras el grupo terrorista ETA lo hizo, contra (el pueblo español) de forma unilateral.

Es de toda lógica -si no desean continuar con su absurda e inútil carnicería, “la guerra es de valientes”- que se rindan, abandonen las armas, pidan perdón a las víctimas, y a España, y cumplan los años que deben a la “intolerable ley, española”.

Embargo de negocio u otros de beneficios lucrativos a favor de las víctimas. Luego los que no tenga delitos de sangre, o saldada su condena, que asuman a la sociedad como es, y trabajen por la paz el diálogo y la concordia.

No hay más solución lógica ha este asunto. Lo demás es negociar con sangre ajena, y para eso, ni usted, ni el rey, ni el universo tienen potestad.

Si lo hace usted, será una traidora, no solo para las víctimas, también para los que estamos con ellos, es decir. Todo ser humano con corazón.

Si comparamos sus manifestaciones, educada señora de la Vega, con las hechas por el portavoz del PNV en el Parlamento vasco, Joseba Egibar, y algunas manifestaciones más de su entorno, se dará usted cuenta, del alarmante confusionismo que trasmite, a los que aún hablan “de trama contra el partido popular en las anteriores elecciones”.

Lo del Egibar, es de analfabeto con alevosía. Decir, que a su juicio ETA es «es una organización política que hace uso de técnicas modernas de lucha de minorías contra mayorías, que son técnicas terroristas» es de seres con “carne y ojos” o de trastornados. Es decir, llama “técnicas de una minoría” AL ASESINATO de los CIUDADANOS, que ni sabemos que guerra se plantean, ni nos importa, que lo que único que ansiamos es el respeto a nuestras vidas, las vidas de las personas queridas y pueblo.

Esa es la única guerra -que al pueblo llano, el obrero, el campesino, la gente y gentes del pueblo- nos importa.

Señor iletrado, la lucha de la que usted habla, se denomina “Guerrilla”.

Y la guerrilla obedece de antaño, valentía, coraje, y valor, ha situaciones, donde un determinado grupo, se enfrenta al “núcleo del estado” y no a sus ciudadanos. Esto, señor iletrado, de siempre fue, lucha de minorías contra mayorías. Lucha donde hay que dar la cara y enfrenarse por unas ideas al poder establecido, y no a sus ciudadanos, el pueblo.

La organización que usted llama política, se dedica y se ha dedicado, a poner bombas -a diestro y a siniestro caiga quien caiga- en los lugares menos complicados y luego salir corriendo, como ratas.

Además, entre otros chantajes, raptos etc. Acercarse por la espalda a una determinada persona, y sin darle la más mínima oportunidad, de rogar al cielo, descerrajarle don tiros en la nuca y huir como ratas cobardes, sin importarles la mirada indagadora del niño, que en mente se pregunta.

¿Por qué, ese señor ha matado a mi padre?

No señor iletrado, no se trata de una guerra con técnicas de minorías. (Se trata de una masacre, cobarde y ruin contra el inocente pueblo).

¿Justificaría usted que el pueblo español -en favor de la lucha esa, que menciona- les pusieran, a su reliquia nacionalista, bombas por doquier y tiros en la nuca?

¿No es esa, la técnica que usted justifica?... Perdone, pero usted, no es más que un ignorante peligroso, si todo los nacionalistas piensa como usted, sin duda algún día, definitivamente, habla vencedores y vencidos.

La paciencia tiene un limite, y ustedes, o muchos de ustedes, tienen la suerte, de que el pueblo -el ciudadano español- no use técnicas adecuadas contra “anti-españoles” mejor dicho únicamente españoles para llenar los bolsillos.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLIV)

El Vaticano no debe ser una panda de chorizos al estilo de Alí Babá y los cuarenta ladrones

República del Paraguay y República de Corea: Celebrando 55 años de Amistad

“Paraguay siempre ha estado apoyando a la República de Corea en el escenario internacional"

No hay verso sin verdad, ni poética sin verbo

“Contra el poder de avasallar, el deseo de hacer justicia"

Venció quien debía

La regeneración del PP, misión de P. Casado

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLIII)

Hay que reconocer que en el Opus Dei han sido más pacíficos que Alejandro VI o Hitler. Se agradece
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris