Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Libre directo   -   Sección:  

Champions antes que Mundial

Diego Blázquez
Redacción
miércoles, 22 de febrero de 2006, 00:19 h (CET)
A la seis de la tarde de ayer aterrizaba en Madrid la expedición de convocados del Arsenal que hoy se verán las caras con el Real Madrid en el encuentro de ida de los octavos de final de la clásica Copa de Europa. A la misma ciudad de donde proceden los conocidos como “gunners”, a Londres, llegará a lo largo de la jornada de hoy el Barcelona de Rijkaard para el choque de mañana ante el Chelsea de Mourinho; y por su parte, el “submarino amarillo”, el Villarreal, tomará tierra en unas horas en el aeropuerto de Glasgow para su enfrentamiento ante el Rangers de dentro de veinticuatro horas. Y es que ya está aquí, ya está de regreso, y ahora con la emoción del formato de eliminatorias a doble partido, ha vuelto lo que para mí es la mejor competición del mundo del fútbol, la Liga de Campeones.

Siempre lo he pensado, siempre me ha parecido la mejor competición de este deporte que los ingleses decidieron llamar fútbol. Sin no contamos, por supuesto, con el Mundial. Sin embargo, creo que en el aspecto organizativo y de imagen, la Champions está muy por encima de la Copa del Mundo, y es que la UEFA funciona mucho mejor que la FIFA. No quiero entra en un debate perdido entre que competición es más interesante, porque esa discusión la tengo más que perdida. Sin ninguna duda, el Campeonato del Mundo de Naciones, porque ahora hay que hilar fino, ya que existe uno recién estrenado de clubes, bastante poco interesante dicho sea de paso, goza de mayor interés global que la antes llamada Copa de Europa. En un Mundial están en juego las ilusiones de treinta y dos países, lo que engloba porcentaje muy alto de la población del planeta. En cambio, en la Champions están en juego las ilusiones de treinta y dos equipos del continente europeo, lo que supone un porcentaje muchísimo menor en población al anterior. A pesar de este dato tan contundente, la máxima competición continental de clubes europeos tiene unas características más parecidas a lo que se espera de un gran evento, y en esto tiene mucho que ver la Unión Europea de Asociaciones de Fútbol (UEFA).

La Liga de Campeones siempre va por delante de la Copa del Mundo en cuanto al marketing, la organización, y todas las florituras que se van inventando en torno a la unidad de imagen y de marca. Es decir, donde primero se vio que todos los estadios tuvieran la misma decoración de las gradas fue en la competición europea, más tarde se empezó a ver en el Mundial; donde primero se vio que los participantes llevaran el logotipo de la competición en el brazo de sus camisetas de juego fue en la competición europea, más tarde en una Eurocopa, la de Inglaterra 96, y después en el Mundial de Francia 98, porque, que yo recuerde, en el de USA 94 ninguna selección portaba en su indumentaria el anagrama del campeonato; donde primero se vio que la competición tuviera un himno entonado al comienzo de cada partido fue en la competición europea, algo que no se ha llevado a la competición mundial debido a que ya se entonan los himnos nacionales de cada país implicado en el encuentro, pero al tiempo, que todo llega. Y ustedes me dirán que eso no son más que pijadas sin importancia, porque lo que importa en el fútbol es el propio fútbol. Pues es verdad, tienen razón, no son más que pijadas sin importancia que sirven para generar millones y millones de beneficios, porque no me sé de memoria las cantidades que ingresan una competición y otra por publicidad y marketing de su imagen, pero puedo apostar sin duda, y gano, que la en una temporada la UEFA Champions League obtiene bastante más dinero que una edición del FIFA World Cup.

Aún así, llevó el debate sólo al fútbol como juego, no como negocio, olvidándome de las pijadas. Casi con toda seguridad, en Europa podemos presumir de tener los mejores jugadores del Mundo, algo que se explica a raíz de que en el viejo continente están las mejores ligas del planeta. Rara es la ocasión en que la Liga de Campeones no tiene un elenco de grandes figuras en la competición superior a las cincuenta, porque sólo entre Barcelona, Chelsea, Madrid, Milán, Juventus, Inter, Manchester, Arsenal, Liverpool y Lyon, suman casi los cincuenta All Satrs, ahora que está tan de moda el término gracias a Gasol. Sin embargo, en un Mundial habitual es la ocasión en que alguna selección de las llamadas grandes se quedan sin disputarlo, en Europa, esta vez, ser primero de grupo en la fase de clasificación no te aseguraba estar en la fase final, y un despiste lo tiene cualquiera, y si no que se lo digan a España; o cuántas naciones con una gran figura del panorama internacional se quedan fuera en determinadas citas, como ha sucedido este año con Eto’o y Camerún. Además, habitual es el la circunstancia en el que el Mundial destaca por grandes ausencias de estrellas del balompié a causa de lesiones en mitad de la temporada, a punto han estado de perderse el próximo de Alemania jugadores como Raúl, Xavi o Totti, que ya han participado en la Champions; y algunos como Valerón se lo van a perder seguro, y recuerden que aún queda lo más fuerte del curso futbolístico 2005-2006.

En resumidas cuentas, mañana vuelve la Copa de Europa y la emoción de todo un continente que siempre ha soñado en fútbol, y cuando la mejor competición del Mundo de clubes se acabe, llegará la mejor del Mundo de Naciones, porque Alemania 2006 va a marcar sin duda un antes y un después en la historia del balompié, porque en ese país se respira césped y balón en cada rincón, nada que ver con inventos como el de Corea y Japón, que en cambio, pasará desapercibido en los anales de este deporte.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris