Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Presos de la libertad   -   Sección:   Opinión

Sentirse catalán o español

Eduardo Cassano
Eduardo Cassano
@EduardoCassano
martes, 21 de febrero de 2006, 23:59 h (CET)
Ayer estuve viendo “El Club”, un interesante programa de la televisión catalana, más conocido por el sitio donde Pepe Rubianes ofendió a un sector de ciudadanos de España.

Se debatía acerca del sentir nacionalista de cada persona, “más catalán que español” o viceversa, “únicamente catalán o viceversa”. Como era normal, la mayoría de los presentes se proclamó más catalanista, a excepción de una única persona que, dirigiéndose en catalán al resto, dijo que su familia era de Andalucía y el se sentía español. Si señor, el chaval se ganó los aplausos preparados de un público y tertulianos que, por dentro, nada tenían que ver las sonrisas que le mostraban con las cámaras delante.

Se dijeron muchas cosas, casi todas lo mismo de siempre, pero hicieron una interesante reflexión sobre los catalanes y su “nación”. El problema no es otro que no comprender y respetar el sentimiento de cada persona, no hace falta compartirlo.

Yo por ejemplo, soy catalán por el simple hecho de haber nacido en Barcelona, pero eso no debería obligarme a sentirme catalán. Tengo derecho, y debería seguir teniéndolo con el nuevo Estatut, a seguir hablando en castellano si así lo deseo. Pues el problema es que hay una parte importante de catalanes que no comparten mi opinión, pero también existe otra que, siendo catalanes y sintiéndose igual a diferencia que yo, me comprenden y respetan.

También se dijo durante el programa que el tópico de que “a los catalanes no los quiere nadie” era mentira, pero yo no estoy de acuerdo. He estado de visita en Madrid, y aunque es verdad que no todo el mundo es igual, cuando uno dice que es de Barcelona ya le miran de otra manera. Es más, uno puede construir una buena amistad a lo largo del tiempo y con esa confianza, siempre se presentará la ocasión idónea para soltar un “catalán tenías que ser”.

Soy catalán de nacimiento, hablo el castellano y soy ciudadano del mundo (esto último se ha puesto de moda), pero lo que no acepto es la intolerancia. No soporto la gente que, agarrados a sus himnos y banderas, van separando cada vez más a las personas.

¿Catalán o castellano? Qué más da, mientras nos entendamos...

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris