Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Lupa Deportiva   -   Sección:  

Éxito y deportividad

Adrián Candal
Adrián Candal
martes, 21 de febrero de 2006, 00:31 h (CET)
La Copa del Rey, que desde el pasado jueves se ha celebrado en Madrid, ha sido un rotundo éxito. Tanto en lo que a nivel deportivo se refiere, como en emoción y espectáculo, en buenas jugadas, y sobre todo en deportividad. Salvando algunos enfrentamientos dialécticos entre las aficiones de Madrid y Barça, y solo dialécticos, todo ha sido buen ambiente entre las hinchadas. El Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid se convirtió en un auténtico mosaico de colores que ayudó a engrandecer el espectáculo.

Los cuartos de final ya depararon bastantes sorpresas. Dos equipos que no llegaban en su mejor momento como Pamesa Valencia y Real Madrid se deshicieron del acaudalado Akasvayu y del Barcelona respectivamente (82-68 y 67-77). Los de Ricard Casas pasaron por encima de un Akasvayu que pecó en demasía de individualismo. El Madrid le dio una lección de saber jugar y propinó una venganza al Barcelona, con Rakocevic a la cabeza.

Quizás la mayor sorpresa llegó con la eliminación del Unicaja de Málaga, que llegaba a la cita como vigente campeón y como el equipo que había cosechado los mejores resultados de toda Europa. Y es que cuando no está Garbajosa no está el equipo malagueño. Su jugador franquicia a penas pudo anotar 6 puntos frente a un recital de Timinskas y del Pamesa Valencia.

Pero esta fue la Copa del Tau Vitoria. Los vitorianos consiguieron su quinto torneo tras deshacerse del Pamesa (80-85). Además, Prigioni se convirtió en el MVP del torneo. Se trata del sexto jugador baskonista en conseguirlo. Un gran éxito, y una enorme ocasión para que la afición vasca se pudiera resarcir del varapalo que supuso la pérdida del título liguero y del título de Euroliga la pasada temporada. Los de Perasovic eran los favoritos a priori, y fueron los vencedores a posteriori. Sería injusto no mencionar el fenomenal papel de Scola, Splitter, Prigioni y sobre todo de Erodgan, que fue el auténtico héroe en la eliminatoria de semifinales contra el Real Madrid.

En esencia, un auténtico éxito en todos los sentidos. Una Copa que batió el record de asistencia con más de 10.000 espectadores en cada partido y con todas las entradas vendidas desde varios días antes del comienzo del torneo. Una Copa que atrajo a miles de seguidores desde todas las partes de España. Tantos que los locales, los seguidores del Real Madrid, estaban en minoría en su propio feudo. La Copa del Rey, y ocasiones como estas, demuestran que a pesar de los bajos índices de audiencia, el baloncesto sigue siendo el segundo deporte de este país.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris