Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Las atrocidades del terrorismo familiar

José Francisco Sánchez (Valencia)
Redacción
sábado, 18 de febrero de 2006, 21:28 h (CET)
España, país sin ley... Que haya tenido que llegarse a organizar, una y otra vez, un Congreso de Víctimas del Terrorismo, no puede considerarse sino como expresión indiscutible de la irresponsabilidad o incapacidad del mismísimo aparato del Estado, ante quienes hacen de la extorsión, los secuestros, la destrucción y el asesinato, bazas corrientes de su criminal actividad política. Que se esté preparando ahora un multitudinario Congreso de la Familia en cuya convocatoria se omite diplomáticamente el especificar que se trata de una iniciativa exclusivamente católica, sólo puede interpretarse como un nuevo esfuerzo para asegurar del Estado, entre otras concesiones, el mantenimiento del adoctrinamiento religioso de la infancia desde la enseñanza, incompatible con el carácter laico imprescindible a todos los servicios públicos.

…Y para los menores, todavía menos ley: componiendo al azar un cadáver exquisito, sin confundirse a la manera surrealista, con los retazos de esta descompuesta realidad social falta, para completar el lote, propiciar inmediatamente la creación súbita de una Asociación Infantil de Víctimas del Terrorismo Familiar, que pueda congregar en nuestro infernal Limbo con derecho a micrófono a los literales montones de criaturas abortadas por orden de sus progenitores, a las que son reducidas a bofetadas para recibir el baño semanal, a las que crecen recluidas en el zulo de la televisión, a las que son privadas de cena por no recitar sus oraciones, a las que crecen entre gritos e insultos, a las violentamente mutiladas en sus genitales para obligarles a profesar la piadosa tradición de sus padres, a las que no tienen otro almuerzo que comerse en el patio del colegio que un trozo de pan duro... Serían, con toda seguridad, bastante más que tres.

Noticias relacionadas

El fútbol en la historia de la guerra del Chaco

Las casacas más populares en los países que se enfrentaron en la guerra paraguayo-boliviana, también quedaron en la memoria de aquel episodio entre soldados descalzos

La búsqueda sin fin

No es este un movimiento nuevo, ni exclusivo de nuestro tiempo

¿Hasta cuándo permitiremos las insolencias separatistas al Jefe del Estado?

“Discutir con tontos supone tener que bajar al nivel de los tontos y ahí son imbatibles” Arturo Pérez Reverte

Performativos

Más que aprender y obrar en consecuencia; predomina el forzamiento oportunista de la realidad

Recuerdos de niño: lenguaje e historia

Nuestra patria es nuestra lengua y nuestra historia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris